EN 2015

1.080

2.080

y

Medicamentos, ropa, boletas, calzado, electrodomésticos y dinero se encuentran entre los elementos que circulan en las calles, comercios y otros lugares de Bogotá y que han sido  falsificados para engañar a los ciudadanos.

capturas

casos atendidos

POR EL DELITO DE FALSIFICACIÓN

La falsificación de cualquier elemento está

PROHIBIDA EN

COLOMBIA

Uno de los delitos por el que hay más número de capturas en Bogotá es el de falsedad personal que, según la Policía, dejó 145 capturados durante el 2015 y que consiste en la suplantación que hace una persona de otra para obtener algún tipo de beneficio, como un crédito bancario.

 

Según las autoridades, el fenómeno criminal de la falsificación está en aumento en la capital.

 

“En las investigaciones que se han podido adelantar por parte de la Sijín, se ha podido determinar que efectivamente se han incrementado estadísticamente las estructuras dedicadas a la falsificación en la ciudad. Las falsificaciones cubren todos los blancos y todas las materias primas que nos podamos imaginar”, explicó el Intendente de la Policía Jhon Haiver Romero Medina, investigador de la Sijín.

 

 

FALSIFICACIÓN

DE ROPA

Las autoridades califican este delito como “constante”, ya que pese a todos los controles que se realizan en el mercado para evitar la falsificación marcaria, se encuentran gran cantidad de piezas falsificadas en los comercios de Bogotá.

 

El comerciante por lo general compra falsificado a las estructuras criminales, en ocasiones sin saber que está incurriendo en un delito.

 

El falsificador observa el mercado y manda a fabricar un gran número de piezas adulteradas, usualmente en China, que luego hace llegar a los comerciantes.

 

Las investigaciones han determinado que uno de los factores por el que los comerciantes caen en manos de los delincuentes es la dificultad que tienen para acceder a las marcas legales.

 

Por lo que su opción es comprar revendido o acudir a un proveedor que le ofrece buenos precios y que, en ocasiones, le entrega mercancía falsificada.

 

Diariamente la Policía hace operativos en bodegas, vehículos y casas para combatir este delito.

 

FALSIFICACIÓN

DE LICOR

DECOMISADAS

con licor adulterado

BOTELLAS

y

Etiquetas

y tapas

1.000

100

Estas organizaciones consiguen botellas de licor original o cajas de cartón (tetra pak) que son rellenadas con licor adulterado que ellos fabrican, sin ningún tipo de medida sanitaria, en bodegas o en viviendas que usan como fachadas.

 

Los criminales también falsifican los sellos y etiquetas de los licores para completar el engaño.

 

Posteriormente comercializan el licor en la ciudad, ofreciendo productos falsificados como originales o de contrabando.

 

En una sola operación de la Policía, que tuvo lugar en enero de este año, fueron decomisadas más de 1.000 botellas con licor adulterado de diferentes marcas de aguardiente, whisky, ron y vodka, 100 etiquetas y tapas, 250 plegadizas y dos planchas electrostáticas.

 

FALSIFICACIÓN

DE LIBROS

Los delincuentes que operan en Bogotá falsifican tanto textos escolares como obras literarias, utilizando maquinaria de fácil adquisición como pequeñas máquinas de tipografía y fotocopiadoras de uso industrial.

 

Los criminales compran una obra original, la fotocopian y sacan al mercado un gran  número de ejemplares.

 

En los operativos que ha realizado la Policía incluso se han incautado obras que aún no han salido al mercado nacional.

 

Las autoridades han encontrado que tras este delito generalmente se encuentra un grupo reducido de personas, que es el encargado de la elaboración de las copias ilegales, que operan desde sus casas y que distribuyen los libros a través de jóvenes desempleados.

 

FALSIFICACIÓN

DE MEDICAMENTOS

Algunas de las organizaciones que ha desmantelado la Policía comercializaban medicamentos vencidos que eran adquiridos en Venezuela o a personas inescrupulosas a muy bajo precio, en esta modalidad la fecha de caducidad es alterada para que el comprador crea que lleva un producto nuevo.

 

La falsificación de la fecha se hace con tipografías. Además, borran el precio en bolívares del empaque, dejando tan solo un leve rastro del mismo.

 

“Para completar su operación ilegal compran un medicamento en el mercado colombiano, le sacan el inserto y lo fotocopian”, explicó  el intendente.

 

En una de las operaciones emblemáticas de la institución, conocida como ‘operación fármacos’, fue desmantelada una organización que durante un año  de investigación obtuvo unos 1.200 millones de pesos con medicamentos adulterados.

 

La organización, hoy neutralizada, logró llevar medicamentos falsificados a droguerías hospitalarias (autorizadas para suministrar medicamentos de alto costo y para enfermedades complejas) y los entregaba a domicilio.

 

Según la Policía, en algunas droguerías se vendían  medicamentos falsificados cuyo valor oscilaba entre 8 y 10 millones de pesos.

 

 

VENTA DE MEDICAMENTOS

DE USO INSTITUCIONAL

Los medicamentos,  que son entregados de forma gratuita por las EPS a los pacientes, son adquiridos por los delincuentes de forma irregular para luego   borrarles la leyenda  de uso institucional y sacarlos al mercado.

 

El ciudadano compra algo que debería recibir de forma gratuita por parte de su EPS.

FALSIFICACIÓN

DE DINERO

La falsificación de moneda es realizada por personas que tienen un conocimiento básico del manejo de químicos, ya que para ese proceso se usan diferentes sustancias.

 

Los delincuentes utilizan fotocopiadoras de alta resolución en las que copian el billete para después hacerle un tratamiento químico.

 

Seguido a esto, le pegan la banda de seguridad y le hacen  los altos relieves de forma artesanal. Luego someten el billete a un proceso químico y por último le aplican un pegante para que le dé consistencia.

 

Los falsificadores hacen los billetes por encargo: un billete de 50.000 lo pueden vender en 20.000, 15.000 o 10.000, según la calidad del papel.

 

FALSIFICACIÓN

EN LOS ALMACENES

DE CADENA

Las autoridades han identificado casos aislados, en los que se cuenta con la participación de algún trabajador de la mediana o gran superficie. La persona cambia productos originales por falsificados.

 

Los casos identificados están relacionados con productos de aseo y licores.

 

 

FALSIFICACIÓN

DE ELECTRODOMÉSTICOS

Los integrantes de las estructuras de falsificadores traen electrodomésticos de muy baja calidad, sobre todo de la China, a los que, después de estar almacenados durante un tiempo, les cambian las marquillas por marcas reconocidas.

 

Por lo que el consumidor paga un mayor costo por un electrodoméstico de baja calidad.

 

FALSIFICACIÓN

DE ACEITE PARA AUTOMÓVILES

Los delincuentes ejecutan este delito en dos modalidades:

 

Los falsificadores compran aceite de baja calidad y lo reempacan en envases de marcas reconocidas para engañar a los consumidores.

 

También consiguen aceite usado, lo someten a un proceso químico, lo reenvasan y nuevamente lo sacan al mercado.

 

FALSEDAD

PERSONAL

Los delincuentes que incurren en este delito suplantan a los ciudadanos con el fin de obtener beneficios económicos, como hacerse a una herencia, reclamar tierras o sacar algún tipo de crédito.

 

En Bogotá algunas personas son suplantadas para obtener a nombre de ellas tarjetas de crédito,  teléfonos celulares u otro tipo de beneficios.

 

Las autoridades dicen que el alto número de casos y capturados por este delito está relacionado con el hecho de que los delincuentes siempre buscan ocultar su identidad al momento de cometer un ilícito, por lo que falsifican o usan documentos de identidad extraviados  (licencias de conducción, cédulas y tarjetas de identidad).

 

¿QUIÉNES SON

LAS VÍCTIMAS

DE LOS FALSIFICADORES?

¿CUÁL ES EL PERFIL

Y CÓMO OPERAN?

DE LOS FALSIFICADORES

Las víctimas de este delito pueden ser ciudadanos desprevenidos que necesiten adquirir alguna clase de producto, pero también pueden ser comerciantes que buscan buenos precios.

 

La Policía recomienda a los comerciantes, y demás consumidores, desconfiar cuando productos de marcas reconocidas (ropa, calzado, electrodomésticos) les son ofrecidos a muy bajo precio.

 

Según las investigaciones de la Policía, las organizaciones que se dedican a la falsificación se encuentran estructuradas y sus miembros cumplen distintas funciones en la cadena criminal, como producción, transporte o distribución del producto adulterado.

 

“Para el hurto no hay que tener ningún tipo de educación, pero las personas que se dedican a la falsificación tienen un modo de operar ordenado”, explicó el Intendente de la Policía Jhon Haiver Romero Medina, investigador de la Sijín.

 

Sus integrantes, en algunos casos, tienen un alto perfil académico y comercial.

“Un ejemplo, las personas que falsifican los medicamentos por lo general han estudiado algo relacionado con medicina, enfermería, con la distribución y comercialización de todo tipo de fármacos, lo que les facilita saber cómo falsificarlos sin que el consumidor lo vaya a notar”, añadió el intendente.

 

Al falsificador lo motiva el conocimiento que tiene del mercado y la facilidad que tiene para comercializar el producto.

 

Como los campos en los que operan suelen ser muy cerrados, una persona que falsifica licor, libros o medicamentos ha trabajado en el pasado con estos gremios.

 

“Conoce el ambiente, conoce el gremio,  qué es rentable y que no”, señaló el oficial.

 

Además, las personas que incurren en este delito analizan muy bien el elemento que piensan falsificar.

 

“Buscan que sea de muy fácil mercadeo, que sea comprado rápido, juegan con los valores de los elementos falsificados, buscan que no sean ostentosos porque no cualquier persona a va poder acceder a ellos. Identifican el campo, la necesidad y hacen contactos para poder invadir el comercio”, apuntó.

 

¿QUÉ HACEN

LAS AUTORIDADES

PARA COMBATIR ESTE DELITO?

La unidad de la Policía de Bogotá dedicada combatir este delito hace en promedio de 200 a 250 allanamientos al año con el fin de contrarrestar las bandas de falsificadores en todos sus campos. Casi un allanamiento cada dos días.

 

Además, las autoridades tienen presentes los blancos de oportunidad, que son los casos en los que el delincuente es capturado en flagrancia.

 

En este momento, la Sijín se encuentra investigando unas 12 estructuras de presuntos falsificadores que operan en Bogotá.

 

Además, para distinguir un producto original de uno falsificado, los policías solicitan capacitaciones a las empresas.

 

UNA

HISTORIA

REAL

En días pasados Roberto, un boyacense que reside en Bogotá desde finales del año pasado, no tuvo la previsión de comprar con tiempo la boleta para asistir al concierto de los Rolling Stones.

 

Sin embargo, el día de la presentación creyó que podría acercarse al estadio Nemesio Camacho el Campín y conseguir una boleta revendida a buen precio.

 

“Yo lo había hecho antes, iba a los conciertos cuando ya habían empezado y conseguía una boleta a buen precio”.

 

Al encontrarse en el estadio, Roberto habló con un hombre que le enseñó una boleta por la que pedía 400.000 pesos.

 

Aunque desconfió un poco siguió hablando con el revendedor, quien cada vez que veía un policía actuaba con temor.

 

 

 

El joven, aunque un poco desconfiado, habló un rato con el revendedor quien al final le dejó la boleta en tan solo 115.000 pesos.

 

Roberto creyó que se trataba de una ‘ganga’, ya que la boleta decía platino y el valor que tenía impreso superaba el millón de pesos por lo que no dudo en pagar la suma.

 

Pero al llegar a la entrada VIP, que era la indicada para la boleta, Roberto se enteró que la misma era falsa y que había perdido su dinero.

 

Aunque la Policía fue solidaria con él y lo acompañó a buscar al estafador, ya era tarde, del hombre no quedaba rastro.

NÚMERO TOTAL

DE CASOS EN 2015

CONDUCTA PENAL

CASOS

CAPTURAS

FALSIFICACIÓN DE MONEDA NACIONAL O EXTRANJERA

TRÁFICO DE MONEDA FALSIFICADA

FALSEDAD MARCARIA

FALSEDAD IDEOLÓGICA EN DOCUMENTO PÚBLICO

FALSEDAD MATERIAL EN DOCUMENTO PÚBLICO

OBTENCIÓN DE DOCUMENTO PÚBLICO FALSO

FALSEDAD EN DOCUMENTO PRIVADO

DESTRUCCIÓN, SUPRESIÓN U OCULTAMIENTO DE DOCUMENTO PÚBLICO

DESTRUCCIÓN, SUPRESIÓN U OCULTAMIENTO DE DOCUMENTO PRIVADO

FALSEDAD PERSONAL

TOTAL

 

 

4

13

9

7

88

2

209

6

5

2405

2748

 

7

63

4

96

662

3

52

44

3

145

1079

 

 

NÚMERO DE CASOS

POR LOCALIDAD

Las localidades de Suba, Kennedy, Chapinero y Usaquén son en las que se presentan más casos de falsificación en la capital. Porque además de ser las más habitadas de la ciudad son en las que más dinero se mueve, ya que en ellas hay grandes zonas comerciales, oficinas y bancos.

Es por esto que los falsificadores prefieren operar en estas zonas.

 

USAQUÉN

SUBA

CHAPINERO

TEUSAQUILLO

MÁRTIRES

SANTA FE

CANDELARIA

BARRIOS

UNIDOS

ENGATIVÁ

FONTIBÓN

KENNEDY

TUNJUELITO

RAFAEL URIBE

ANTONIO

NARIÑO

USME

SAN CRISTÓBAL

PUENTE ARANDA

BOSA

CIUDAD BOLIVAR

AEROPUERTO

125 CASOS

198 CASOS

52 CASOS

38 CASOS

58 CASOS

38 CASOS

44 CASOS

118 CASOS

74 CASOS

15 CASOS

69 CASOS

23 CASOS

26 CASOS

23 CASOS

63 CASOS

6 CASOS

51 CASOS

172 CASOS

56 CASOS

22 CASOS

Rutas identificadas

EN COLOMBIA

De acuerdo al proceso investigativo adelantados por la Policía Nacional, la falsificación o adulteración de medicamentos se presenta principalmente en los departamentos de Cundinamarca, Antioquia, Valle, Nariño, Norte de Santander y la costa norte del país.

 

Ciudades fronterizas con Venezuela y Ecuador son el ingreso de medicamentos de contrabando, utilizando diferentes rutas nacionales para comercializarlos al interior de país.

 

CRÉDITOS

INVESTIGACIÓN

ELÍAS BARRANTES

EDITOR

ADOLFO OCHOA MOYANO

DISEÑO Y MONTAJE

CARLOS A. SÁNCHEZ

DIRECTOR

MAURICIO ARAGÓN

Todos los derechos reservados ® 2016