El Fenómeno del Niño 2015-2016 fue calificado por meteorólogos y autoridades ambientales del país como el más fuerte en la historia de Colombia. Los incendios forestales, las hectáreas consumidas por el fuego, las temperaturas en altos históricos y los embalses y ríos en su nivel mínimo fueron las medidas del gran impacto de este fenómeno en el medio ambiente, la economía y la sociedad en general. Estas son las cifras de lo que El Niño nos dejó.

El niño más caliente de la historia de Colombia

Colombia, Venezuela y Brasil fueron los países de la Región Andina más golpeados por el pasado Fenómeno del Niño. Según el Centro Internacional de Investigación del Fenómeno (CIIFEN), este Niño fue uno de los más intensos de los últimos 60 años en el mundo y  el mes de mayo de 2016 ha sido el mayo más caliente de acuerdo al registro histórico que empezó a hacerse instrumentalmente desde 1850.

 

El Fenómeno del Niño se mide mediante el ONI, un indicador mundial con el que se define la ocurrencia, intensidad, inicio y finalización de un fenómeno climático.

 

Cuando ocurre el Fenómeno del Niño, las temperaturas del océano Pacífico son mayores de lo normal en por lo menos 0,5 grados centígrados durante tres meses seguidos.

 

Cuando las anomalías térmicas están entre 0,5 y 1 grado centígrado, se considera un Fenómeno del Niño débil, pero cuando las anomalías superan 1 º C, el evento se considera moderado, y si superan los 2 ºC por encima de lo normal, es un evento fuerte. El Fenómeno del Niño del 2016 alcanzó el valor más alto (2,3) en diciembre del 2015 e igualó la máxima intensidad que alcanzó el fenómeno entre 1997-1998 de 1,5.

TRABAJO PERIODÍSTICO

Mónica Vengoechea

Lucía Henríquez

EDICIÓN GENERAL

Mauricio Aragón

EDITOR

Adolfo Ochoa Moyano

DIRECCIÓN DE DISEÑO

Carlos Sánchez

DISEÑO Y MULTIMEDIA

Claudia Melo

COLABORACIÓN

Juan Felipe Vélez

Lina María Orrego

Noticias RCN © 2016