top_header_menu

Diciembre 20 de 2014

Tifón Rammasun causa 94 muertes a su paso por Filipinas
- Julio 20 de 2014, 3:16 pm
Al menos 400.000 hogares de Filipinas resultaron afectados por los vientos de 150 kilómetros. Foto: AFP

La mayoría de las víctimas perecieron por caída de escombros y árboles.

El balance de víctimas del tifón Rammasun en Filipinas alcanzó 94 víctimas tras la desaparición de otras seis personas, indicaron este domingo las autoridades, el mismo día que una nueva tormenta provocó lluvias en las zonas siniestradas.

"La mayoría de fallecimientos fueron provocados por la caída de escombros y árboles y los desaparecidos son personas que estaban en botes en el mar" a pesar de la tormenta, explicó Mina Marasigan, una portavoz del consejo de desastres nacionales.

A pesar de que el tifón está ahora en el sur de China, una nueva tormenta llamada Matmo está provocando ráfagas de viento de hasta 150 kilómetros por hora en zonas afectadas por Rammasun, indicó la portavoz.

Cientos de miles de casas siguen sin electricidad desde que el tifón tocó tierra el miércoles pasado y según Manila Electric Co, la principal empresa de energía eléctrica del país, más de 400.000 hogares de la zona de Manila todavía tienen problemas de suministro.

Cada año una media de 20 grandes tormentas llegan a Filipinas, un archipiélago del sureste asiático que suele ser el primer punto de entrada de las tempestades que se forman en las aguas calientes del Pacífico.

En noviembre pasado el supertifón Haiyan devastó las islas filipinas de Samar y Leyte y provocó la muerte de 7.300 personas, uno de los mayores desastres naturales de la historia del país.

AFP

Contenido relacionado



OMS calificó tragedia en Filipinas con categoría más alta
- Noviembre 13 de 2013, 8:55 pm
La OMS comparó el tifón con el terremoto que asoló Haití en 2010. AFP

Hospitales de campo y material sanitario han sido enviados desde distintos países.

La Organización Mundial de Salud (OMS) calificó con categoría 3, el nivel más elevado, el desastre provocado por el tifón "Haiyan" en la región central de Filipinas, donde centenares de miles de personas carecen de acceso a alimentos y agua.

Hospitales de campo, médicos, medicinas y material sanitario han sido enviados a Filipinas, indicó en un comunicado emitido anoche la institución, que equiparó la devastación causada por "Haiyan" a la del tsunami del Índico en 2004 o el terremoto que asoló Haití en 2010.

"(La OMS) está coordinando todos los aspectos relacionados con la salud en esta emergencia para garantizar que los suministros se envían con rapidez hacia los lugares donde hay mayores daños como Tacloban, Cebú y la costa este de Leyte", dijo la OMS, en la nota.

La organización dijo que hospitales de campo y equipos médicos de Bélgica, Israel, Noruega y Japón ya se encuentran en la región de Visayas, en el centro del archipiélago, y que más equipos de Australia y Alemania se dirigen al lugar.

"Además de dar respuesta a heridos y traumatizados, estás necesidades deberán ser atendidas en unas circunstancias muy difíciles", añadió la OMS.

La ONU instó ayer a la comunidad internacional a enviar ayuda por valor de 301 millones de dólares a Filipinas para desarrollar la respuesta de emergencia durante seis meses en el país.

El número de muertos confirmados por el tifón subió hoy a 1.833, según indicó en su último informe el Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino que también indicó que hay 2.623 heridos y 84 desaparecidos.

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, descartó anoche que el número de fallecidos alcance los 10.000, como estimó Naciones Unidas, e indicó que la cifra rondará entre los 2.000 y los 2.500, durante una entrevista con el canal estadounidense "CNN".

EFE

 

Contenido relacionado



Comunidad internacional se solidariza con Filipinas
- Mayo 9 de 2014, 4:22 pm
Miles de toneladas de comida y ayuda de diferentes organizaciones han llegado a Filipinas. Foto:AFP.

EE.UU. envió personal y material para participar en las operaciones de socorro, tras el paso del poderoso tifón ‘Haiyán’.

Países y organizaciones en todo el mundo, entre ellos Estados Unidos, Naciones Unidas y la Unión Europea, empezaron a enviar ayuda a Filipinas, donde el tifón Haiyán habría dejado más de 10.000 muertos en el centro del archipiélago.

La llegada de la primera ayuda de emergencia este fin de semana desde Manila se ha visto complicada por el caos reinante en la región.

Los supervivientes están cada vez más desesperados y algunos han recurrido a los saqueos, incluso de los camiones de ayuda, según testigos y periodistas.

Se necesitan agua potable, alimentos y medicamentos y material sanitario para los heridos, además de alojamiento.

El Pentágono de Estados Unidos envió personal y material para participar en las operaciones de socorro: unos 90 militares y dos aviones KC-130J Hércules salieron el sábado de Japón.

Entre el equipo hay también helicópteros MV-22 con rotores basculantes que pueden despegar en vertical y volar como aviones, aparatos capaces de operar en entornos difíciles.

"Estados Unidos proporciona ya una ayuda humanitaria importantes y estamos listos para ayudar más", dijo el domingo el presidente Barack Obama en un comunicado.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha prometido que las agencias especializadas de la ONU "actuarán rápidamente para asistir a los necesitados".

El sábado, el Programa Mundial de Alimentación (PMA) envió un equipo de evaluación de las necesidades a Tacloban, una de las ciudades más afectadas. También estaba organizando el envío de 40 toneladas de ayuda alimentaria en la forma de galletas proteínicas.

Un avión cargo de UNICEF, con 60 toneladas de productos como carpas y medicamentos, llegará a Filipinas el martes. El Fondo de la ONU para la Infancia también enviará equipos sanitarios y purificadores de agua.

La Comisión Europea desbloqueó 3 millones de euros para operaciones de socorro.

Gran Bretaña ofreció 9,6 millones de dólares. La embajada de Alemania en Manila anunció el envío también de 23 toneladas con equipo de ayuda.

Canadá entregará 5 millones de dólares a las ONG que participan en las labores de ayuda.

Australia prometió 10 millones de dólares australianos (7 millones de euros), de ellos 4 millones en el marco de un pedido de fondos de la ONU y 3 millones a través de ONG australianas. También enviará un equipo médico esta semana.

Ecuador se solidarizó también con el pueblo filipino y ofreció "la ayuda que el gobierno de Filipinas requiera para superar este momento devastador".

Desde el Vaticano, el papa Francisco decidió también enviar una "primera contribución" de 150.000 dólares de ayuda a la población filipina. "Esa suma se distribuirá a través de la Iglesia local en las regiones más afectadas por la catástrofe", indicó el Vaticano.

La ONG Médicos Sin Fronteras ha enviado 200 toneladas de medicamentos, carpas y productos de higiene que llegarán a mediados de semana.

El lunes estaba prevista la salida de un cargo desde Dubái y el martes otro desde Bélgica.

La ONG británica Oxfam anunció el envío de un equipo de socorristas.

AFP

Contenido relacionado



Paso de ciclones en México ha dejado al menos 21 muertos
- Septiembre 16 de 2013, 11:23 am
Una familia camina sobre las calles inundadas de Acapulco, Guerrero. Foto: AFP

Ingrid tocó tierra en la costa este de México, debilitada de la categoría de huracán a la de tormenta tropical.

El huracán Ingrid se degradó a tormenta tropical al arribar a costas del noreste de México, donde aún se viven los efectos remanentes del ciclón Manuel, informaron fuentes oficiales, que dan cuenta de al menos 21 muertos y miles de evacuados en el país.
 
"El huracán Ingrid se degradó a tormenta tropical y tocó tierra en La Pesca", un puerto ubicado en el estado de Tamaulipas, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) a través de su cuenta Twitter.
 
Minutos antes, el estadounidense Centro Nacional de Huracanes (NHC, por su sigla en inglés) precisaba que la tormenta avanza hacia el oeste noroeste a 17 km/hora con vientos de hasta 100 km/h.
 
"Ingrid mantiene nubosidad densa sobre el occidente del Golfo de México con lluvias a lo largo de su litoral, así como en los estados del noreste del territorio nacional", puntualiza el SMN en su último reporte.
 
La institución mexicana, que califica como "moderada" el índice de peligrosidad de Ingrid, prevé que el ciclón genere durante las próximas 48 horas lluvias torrenciales no sólo en Tamaulipas, sino también en Veracruz, San Luis Potosí y Nuevo León, así como afectaciones en el centro y sureste del país.
 
A esto se suma la nubosidad remanente de Manuel, que había ingresado a tierra la tarde del 14 de septiembre como tormenta tropical cerca del puerto de Manzanillo (Colima, Pacífico).
 
Ahora localizado en el mar, el debilitado Manuel afecta los estados de Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero, con desprendimientos hacia el centro del país, alertó el SMN.
 
Daños en ambas costas de México
 
El coordinador de Protección Civil del gobierno nacional, Luis Felipe Puente, informó el domingo que los ciclones han causado hasta el momento 21 muertes, 11 de las cuales en el turístico puerto de Acapulco, ubicado en el estado de Guerrero, que actualmente se encuentra incomunicado por vía aérea y terrestre.
 
"Estamos tratando de establecer un puente aéreo en Pie de la Cuesta para poder trasladar a las personas", dijo a la televisora Televisa el gobernador del estado, Ángel Aguirre, quien considera que la situación amerita una "alta emergencia".
 
El funcionario precisó que son 40 los municipios afectados y más de 5.000 viviendas damnificadas por los ciclones, por lo que se han activado albergues para atender a los cerca de 20.000 evacuados en este estado del Pacífico de México.
 
Para los turistas que se encuentran en la región, se darán facilidades "para que puedan prolongar su estadía con un apoyo del gobierno del estado hasta que puedan regresar a sus lugares de origen", añadió.
 
Seis de los muertos en Acapulco eran miembros de la misma familia que murieron al derrumbarse un cerro sobre su vivienda mientras que cinco más fallecieron por derrumbes y caídas de muros.
 
Otras tres personas murieron en Guerrero; tres más en Hidalgo, una en Oaxaca y otras tres en Puebla, incluyendo un joven de 16 años.
 
Ambos fenómenos provocaron inundaciones, deslaves sobre viviendas y carreteras, desbordamientos de ríos y de una presa así como fuertes lluvias en más de 20 de los 32 estados mexicanos, por lo que se han organizado centros de acopio para enviar ayuda a los damnificados.
 
En Tamaulipas, Ingrid provocó la evacuación de 329 personas, informó el gobierno local, además de que algunos poblados, como Jesús Ramírez, Modelo y Jacinto Canek, se encuentran incomunicados vía terrestre.
 
La petrolera estatal Pemex informó por su parte de la aplicación de un plan de emergencias para huracanes evacuando las tres plataformas marinas que tiene frente a las costas de Tamaulipas y cerró 24 pozos en la zona Ébano-Pánuco.
 
En tanto, en el estado de Veracruz, más de 6.000 personas fueron evacuadas y atendidas en albergues, debido al desborde de los caudalosos ríos Tecolutla y Pánuco.
 
AFP

Videos

Galería de Fotos

Suscribirse a RSS - desastre natural