Buscador Solr

top_header_menu

Noviembre 23 de 2017
311402

Tecnología

Increíble hallazgo sobre pinturas rupestres de Guaviare

Ciencia - Septiembre 5 de 2017, 9:23 pm
Aperramiento significa echarle a los prisioneros los perros amaestrados hasta quitarles la vida.Foto: Fernando Urbina.

Un experto en arte prehistórico asegura haber descifrado qué clase de animales eran los cuadrúpedos con objetos puntiagudos pintados por nativos en tiempos previos a Cristo.

De acuerdo con informaciones entregadas por la Universidad Nacional de Colombia, el año 2011 habría sido clave para estudiar y entender el significado de los dibujos antiguos de la Serranía La Lindosa, en San José del Guaviare, hechos por los primeros pobladores y sus generaciones posteriores.

En ese entonces varios antropólogos, arqueólogos y expertos en temas indígenas de la institución académica resultaron maravillados al descubrir los murales de pintura rupestre que habrían sido dibujados por indígenas que ocuparon la zona desde hace 7 mil 250 años.

El profesor Fernando Urbina, fue uno de esos primeros científicos de la modernidad colombiana que inició un estricto estudio de los murales pictóricos.

"Dichos murales son palimpsestos en los que sucesivas generaciones y culturas sobrepusieron sus trazos: figuras apenas perceptibles bajo otras que parecen haber sido estampadas hace poco, por lo vívido de su color", sostiene el docente Urbina.

Entre las escenas de rituales, de cacería, de pesca, de los utensilios que fabricaban a partir de tejidos y paja o de la reproducción humana, figuran unos trazos de animales que no representaban los caballos ni los toros, traidos por los españoles a América, sino unos 40 cuadrúpedos ataviados con extraños objetos en sus cuellos y especies de botines en sus patas.

Urbina analizó unas dos mil fotografías y cotejó con archivos de toda índole para dar con la identificación de los animales que no eran autóctonos de la región en ese tiempo.

El académico se topó con un cuadro del cronista de viajes alemán Hieronymus Köler der Ältere, hecho en 1560, en el que se ilustra una escena de 1534 que muestra a los conquistadores alemanes Philipp von Hutten y Georg Hohermuth von Speyer (o Jorge de Espira, en versión castellana) partiendo desde Sanlúcar de Barrameda (España) rumbo a América, custodiados por dos tamborileros y un alabardero(sargentos de infantería armados con lanzas) con dos perros enormes, ambos con un violento collar de clavos alrededor del cuello.

Todo parecía indicar que esos dibujos de animales no identificados eran perros de guerra usados como armas por los primeros conquistadores europeos para castigar con la muerte, y ante los ojos de su comunidad, a los nativos aprendidos que se opusieron al yugo aun cuando ni en pinturas ni en las crónicas de Indias había evidencias del uso de estas tácticas para infundir el miedo.

Fotos: Fernando Urbina.

Para comprobarlo buscó al historiador alemán Jörg Denzer, especialista en la vida de Philipp von Hutten (o Felipe de Utrea), el primer europeo en llegar a Chiribiquete, quien, malherido por los indígenas karijona, creyó descubrir la ansiada ciudad de la Leyenda del Dorado cuando vio las moles rocosas de la serranía. Poco después renunció a su conquista de regreso a Venezuela, donde murió asesinado.

Denzer, un estudioso de la vida de Felipe de Utrea, compartió con el maestro colombiano una carta que el conquistador le escribió a su padre en 1535 y en la que decía: “ayer Cárdenas me trajo 30 indígenas prisioneros, entre los cuales estaban a quienes se les encontraron las pertenencias del cristiano”; hacía referencia a un español que había sido asesinado, y más adelante en la misiva, la sentencia despiadada: “a esos los dejo despedazar por los perros delante de los otros”.

El profesor Urbina confirmó que los españoles usaron en la Amazonia colombiana el “aperramiento”. 

El profesor Urbina afirma que para los indígenas “el perro fue asociado con el jaguar, animal relacionado con el poder, considerado como el máximo predador de la selva".

Se ha documentado que los perros de guerra fueron usados por Hernán Cortés, en México; por Vasco Nuñez de Balboa, en Panamá; y por Diego de Ordaz, en Venezuela. La presencia en las pinturas de La Lindosa hablade una fecha probable entre 1535 y 1572.

La Serranía de La Lindosa pertenece a una de las formaciones rocosas más antiguas del planeta, el Escudo guayanés, con más de 500 millones de años. Región que es compartida por los países del norte de Suramérica como Surinam, Guayana Francesa, Guayana, Venezuela y Brasil.

Noticias RCN.com/Agencia de Medios Universidad Nacional

Universidad Nacional aperramiento guaviare arte rupestre arte prehistórico indígenas perros de guerra