Bogotádiciembre 21, 2022hace un mes

Las pistas que relacionarían un homicidio en Bogotá con múltiples asesinatos a la comunidad LGBTIQ+ en Medellín

En una plataforma de citas Felipe Garzón encontró el amor, pero también la muerte. Su cuerpo fue hallado en su vivienda con señales de tortura y asfixia.

Felipe Garzón era LGBTIQ+: las pistas de su asesinatoFoto: cortesía

Un día antes de ser amordazado, torturado y asesinado en su apartamento en el barrio Las Nieves de Bogotá, Felipe Garzón celebraba el cumpleaños de su pareja, Henry Gastiel. Tenían una “relación abierta” y durante el 9,10 y 11 de diciembre estuvieron juntos para festejar la vida y el amor.

“Tres días antes de su muerte él estaba conmigo, como siempre. Él en su casa trabajando como modelo webcam. En la noche anterior estábamos juntos en su apartamento. Era mi cumpleaños, salíamos a dar vueltas, a vernos con amigos, pero ninguna persona fue allá en esos días”.

Con 22 años, era estudiante de quinto semestre de ingeniería. Un bogotano que soñaba como cualquier otro joven con graduarse de la universidad. “Una de las cosas que lo frenaba para salir del país era que no podía irse sin el título bajo el brazo porque ese era el orgullo para sus papás, era su más grande sueño”.

En contexto: Investigan caso de homicidio en Bogotá que podría estar relacionado con asesinatos por uso de apps de citas en Medellín

Según su novio, era una persona alegre, sencilla, humilde y amistosa, “le encantaba hacer amigos y sentarse a charlar con la gente. Si le tapaban la boca, sacaba letreros. Él siempre estaba dispuesto a quitarse el pan para dárselo a quien lo necesite y creo que a raíz de eso tantos amigos están luchando para que se haga justicia”.

Felipe fue encontrado el pasado 12 de diciembre en su vivienda desnudo, boca abajo, amarrado de pies y manos, amordazado con una bandera LGBTIQ+. La causa de muerte: asfixia, y la razón, al parecer, un crimen de odio y de homofobia, que se sumaría a los más de 111 casos de personas de la comunidad asesinadas este año por su orientación sexual.  

Era una persona apasionada por la comida, los videojuegos y la música, pero evitaba las fiestas intensas y el alcohol. “Le encantaba salir a comer, seguíamos perfiles de foodies y veíamos lugares para ir. A él le encantaba Señor Chicharrón ahí en la 85”.

Desde 2017 era abiertamente homosexual. No fue una decisión, más bien sus padres se enteraron y como ocurre con frecuencia, al inicio les costó entender, pero con el tiempo su vínculo mejoraba. “Su relación con su familia era buena, aunque con los altibajos normales de una persona que expresa su sexualidad ante sus seres queridos. Con el pasar del tiempo eso empieza a normalizarse y estábamos en ese proceso. Eran más cercanos y ya su mamá conocía al ‘chamito’, que soy yo, entonces poco a poco se iban abriendo y acercando”.

Felipe se conoció con Henry en agosto del 2021 a través de una aplicación de citas. Al comienzo no era una relación formal, pero luego comenzaron a pasar mucho tiempo juntos y decidieron ser pareja. A través de una plataforma el joven de 22 años encontró el amor, pero también la muerte. Fue la misma app que usó para contactarse con dos personas que en la tarde del 12 de diciembre ingresaron a su vivienda para conocerlo y, al parecer, le quitaron la vida.

¿Qué pasó horas antes del asesinato de Felipe Garzón?

“El día anterior yo cumplía años, el 11 de diciembre. Por ese motivo pasé la noche con él en el apartamento y salí a las 8:00 de la mañana de allá. Nosotros estuvimos hablando todo el día por llamada, videollamada y WhatsApp hasta las 6:00 de la tarde”.

El novio de Felipe había dejado su carro en el conjunto porque tenía pico y placa. Por eso quedaron de verse en la noche de ese mismo día para seguir celebrando. “Yo llego a las 8:50 p.m. al conjunto nuevamente, pero desde las 6:00 de la tarde no había recibido respuesta de su parte”.  

A pesar de insistir varias veces en el timbre, escuchar música a alto volumen y ver la luz prendida, Henry nunca recibió una respuesta de su pareja. La única información que tuvo vino por parte del celador del edificio que le contó que dos hombres habían visitado a Felipe sobre las 6:30 de la tarde y que él mismo había bajado a recibirlos.

Puede leer: El niño de 12 años que se convirtió en uno de los criminales más buscados de Cali

Como tenían una relación abierta y un acuerdo de no contarse entre sí los encuentros que tuvieran con otras personas, él decidió irse.

“Al otro día no recibí ningún mensaje de Felipe. Y ya sobre el mediodía, su mejor amiga, Laura, con la que se iba a mudar el 14 de diciembre para un nuevo apartamento, me dijo que no sabía nada de él. Ahí las alarmas se encendieron”.

En ese momento Henry pensó que algo estaba mal. “En nuestro mundo es muy común que esto ocurra, ya se normalizó y siempre tenemos esa alerta de que nos puedan intentar hacer algo este tipo de bandas criminales. Ahí Laura y yo nos asustamos. Creímos que lo pudieron haber escopolaminado o hecho algo porque no era normal que desapareciera 24 horas”.

Tras llegar al apartamento nuevamente, sobre las 4:00 de la tarde, su mejor amiga y novio se encontraron con la misma escena: otra vez música a alto volumen, la luz prendida y ninguna respuesta al tocar el timbre. “Le dije a Laura que él no me respondía y ahí decidí llamar al cerrajero. Él abre y ya conocemos el resto de la historia, que no quiero repetir”.

El cuerpo de Felipe fue encontrado por su pareja. En el apartamento no faltaba ningún objeto de valor, y aunque había desorden y cosas tiradas sobre el suelo, todo se veía como hace unas horas lo había dejado su novio. 

¿Quiénes asesinaron a Felipe Garzón?

Dos hombres fueron identificados por las cámaras de seguridad del apartamento. Lo que más llama la atención es que uno de ellos habría sido aparentemente denunciado en abril de este año por hechos similares en Medellín: homicidios a personas gays, que contactó a través de una misma aplicación de citas utilizada por miembros de la comunidad. Las víctimas fueron encontradas en sus viviendas o en hoteles, asfixiadas, amarradas de pies y manos y torturadas. Pero ninguna de ellas fue robada.

Homicidios a personas de la comunidad LGBTIQ+ en Medellín 

En abril de 2022 los medios de comunicación y las autoridades de la capital Antioqueña prendieron las alarmas por una serie de homicidios ocurridos sobre miembros de la comunidad LGBTIQ+. 

El primero caso dejó como víctima a Osvaldo Adolfo Botero Giraldo, un hombre de 45 años que fue encontrado sin vida en su vivienda, ubicada al suroccidente de Medellín. Según el informe oficial de las autoridades, murió por asfixia.

Durante esos días ocurrieron seis homicidios más. El último fue Hernán Macias López, de 28 años. Su cuerpo fue hallado en un hotel en el centro de Medellín el 31 de marzo. La causa de muerte: asfixia mecánica.

Osvaldo Adolfo Botero, Sahmir González y Gustavo Arango fueron otras víctimas más. El último tenía 52 años y fue asesinado el 1 de febrero tras ingresar a un hotel en el Centro de Medellín con otro hombre. Todos eran homosexuales y murieron por golpes o asfixia.

Los casos no pararon y el 20 de abril Jose Eduardo Gómez Galindo, de 62 años, fue encontrado en un inquilinato con una almohada y una cobija sobre su cabeza. De acuerdo con un familiar cercano a Felipe Garzón, él también tenía sabanas sobre su cabeza cuando fue hallado por Henry.

“Ellos (los presuntos asesinos) salieron del apartamento a las 8:40 p.m. y la primera vez que yo fui fue a las 8:50 de la noche, 10 minutos después de que se habían ido. Pero en ese momento no sabía nada”.  

Los asesinos se llevaron las llaves y el celular de Felipe. También un buzo verde que cargaba y que no fue hallado en el apartamento. Eliminaron cualquier rastro y pista con la que pudieran identificarlos, pero dejaron una valiosa imagen en los registros de seguridad. Una fotografía que hoy circula a través de redes sociales y que da cuenta de lo que podría ser una misma persona asesinando a miembros de la comunidad LGBTIQ+. Cabe aclarar que esto no ha sido confirmado por las autoridades.

“En la foto que nosotros publicamos, el man de los lentes azules sale viendo a la cámara directo al ascensor y los familiares de las víctimas de Medellín o las casi víctimas lo identificaron porque en ellos lograron capturar también imágenes de esa persona”. 

Henry recibió esta información de otras personas en Medellín, que ya habían denunciado previamente, al parecer, al mismo sujeto por los ocho homicidios que se registraron en la capital de Antioquia. En una segunda imagen captada por las cámaras de seguridad a blanco y negro, se logra ver a otra persona que no ha podido ser identificada. 

Ha pasado más de una semana desde que Felipe Garzón fue cruelmente asesinado por razones que aún son materia de investigación. Lo que piden sus familiares y amigos es apoyo, pero también que se trate el caso como lo que, según ellos, es: “lo iban a calificar como un hurto, no un crimen de odio, pero a Felipe lo mataron por ser gay”.

Como forma de protesta familiares, amigos y miembros de la comunidad  se reunirán el próximo 23 de diciembre en el Parque de los Hippies a las 6:00 p.m. 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.