Colombiamayo 25, 2022hace 6 meses

Vacaciones, "novias" y regalos falsos: las estrategias de grupos armados para reclutar niños

La Defensoría del Pueblo reveló que es preocupante la situación por reclutamiento de menores en las comunidades indígenas del país.

Un informe presentado por la Defensoría detalló cuáles son las dinámicas de reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, que utilizan los grupos al margen de la ley en Colombia, y que tiene en alerta a las autoridades.

Los grupos armados ilegales están usando nuevos métodos para reclutar a menores en el país. Según la Defensoría, estas organizaciones ofrecen “campamentos de vacaciones (falsos), regalos de motocicletas o armas. Además, amenazan a padres y profesores”, explicó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Otra técnica utilizada por los grupos delincuenciales es aprovecharse de los problemas socioeconómicos, agudizados por la pandemia y engañar a los niños diciéndoles que tendrían sumas de dinero mensuales, en algunos casos de 600.000 a un millón de pesos.

Lea, además: Alerta en el Atlántico por presunta instrumentalización de menores

Según Carlos Camargo, la Defensoría del Pueblo ha conocido otros casos en los cuales se atrae sentimentalmente a las víctimas, para involucrarlos con supuestas novias que los inducen a ingresar a los grupos ilegales. Estas mujeres los llevan a otros municipios con promesas de trabajo y los inducen al consumo de sustancias psicoactivas para luego hacerlos parte de las actividades de narcotráfico y extorsión.

“En general, hay una combinación con otras conductas violatorias a los derechos como amenazas, desplazamiento forzado, desplazamientos intraurbanos, secuestro, violencia sexual, explotación sexual, comercial, homicidios, desapariciones, tratos inhumanos o degradantes y restricciones a la movilidad en contra de nuestros niños”, agregó el Defensor del Pueblo.

La pandemia agudizó el reclutamiento de menores

El documento señaló que la vulnerabilidad de los niños aumentó durante la pandemia debido a la deserción escolar. “Los grupos armados ilegales aprovecharon para decirles a los padres de los menores de edad, que se los iban a llevar por unos días para que no se quedaran en las casas sin hacer nada, a modo de campamento de vacaciones y que después los iban a regresar”.

Según el informe, los actores armados vieron una oportunidad en el cambio que tuvieron los menores, al pasar de clases presenciales a virtuales, teniendo en cuenta las difíciles condiciones de acceso a estos espacios por falta de internet. Situación que se evidenció en departamentos como Antioquia y Chocó.

Puede leer: Madre de menor reclutado exige respuesta a las autoridades ante versión de asesinato

Las personas reclutadas son jóvenes que tienen entre 17 y 25 años. La modalidad de reclutamiento es aplicada por parte de las AGC - Clan del Golfo, grupo que se lleva a los menores con promesas falsas y luego les hacen servir como milicianos en las zonas en que residen, y les aseguran que depende de sus labores pueden ascender en la estructura criminal.

Riesgos para los migrantes

Adicionalmente, el documento evidenció un incremento en la presencia de grupos de delincuencia trasnacionales. Uno de ellos, "denominado ‘Los Venecos’, se unen a grupos de delincuencia organizada de alcance local de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y el ELN, para el control de la frontera colombo-venezolana entre el ELN y el grupo armado Los Rastrojos".

Esta situación también representa un riesgo para los migrantes venezolanos, específicamente en Norte de Santander y en Nariño.

Comunidades indígenas afectadas por el reclutamiento

La Defensoría está a cargo de un seguimiento a la afectación grave en las comunidades indígenas, por cuenta de las acciones de los grupos armados ilegales.

Estas organizaciones estarían reclutando niños pertenecientes a los siguientes resguardos: el Kwes Kiwe Nasa y el asentamiento Pueblo Nuevo, en la vereda Mesetas de Jamundí (Valle del Cauca); el consejo comunitario Alto Mira y Frontera y los resguardos Quejuambí Feliciana, Chinguirito Mira, Piedra Sellada y Hojal la Turbia del pueblo indígena Awá en el departamento de Nariño; en Puerto Córdoba, Curaré - Los Ingleses, Camaritagua, Comeyafú y Yaigojé-Apaporis en Amazonas.

El objetivo de la investigación que adelantó la entidad es buscar “la implementación de la política pública de prevención del reclutamiento a nivel territorial; la puesta en funcionamiento de los Equipos de Acción Inmediata; y la puesta en marcha de las rutas de prevención y protección, con capital humano y financiero suficiente”.

Le puede interesar: Preocupación en Medellín por reclutamiento de menores: llamado de la Personería

Finalmente, el defensor del Pueblo resaltó la importancia de implementar programas sociales que faciliten el acceso al empleo, la vivienda digna, la educación, y la salud en los territorios. Esto para evitar que los grupos armados se aprovechen de las carencias y falta de oportunidades de los niños, niñas y adolescentes. 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.