Sector gastronómico propone ser exceptuado del toque de queda por covid

El gremio de los restaurantes asegura que no ha sido un foco de contagio durante la pandemia, por lo que sugirió alternativas que eviten agravar la crisis.

5 Abr 2021 7:54Por: Noticiasrcn.com

Con motivo de las nuevas medidas implementadas por el Gobierno Nacional debido a la que sería la tercera ola de covid-19 en el país, quienes están muy atentos a cada decisión tomada por las autoridades son los dueños y trabajadores de restaurantes, uno de los sectores más golpeados por la crisis que deja la pandemia a su paso.

En entrevista con Noticias RCN, el presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Guillermo Gómez, habló sobre cómo recibe el gremio las nuevas restricciones.

Vea también: Amplían toques de queda y vuelve el pico y cédula en todo el país

¿Cómo acoge el gremio medidas como el toque de queda?

Es una situación difícil porque entendemos que las cifras que está reportando esta tercera ola son de difícil manejo, es decir, están reflejando una indisciplina social que no podemos esconder, sin embargo, para nuestro sector es muy duro volver a enfrentaros a restricciones como toques de queda a las 8:00 de la noche.

La franja de mayores o prácticamente la mitad de las ventas de los restaurantes del servicio a la mesa y autoservicio se da entre las 6:00 p.m. y las 10:00 de la noche. Un cierra a esta hora nos obliga a estar clausurando el servicio nocturno y eso nos deja con unas ventas insuficientes.

Encima de eso tenemos deudas acumuladas por arriendos o créditos que no bajan y, además, se está presentando un fenómeno difícil que vale la pena hacerlo público y es que los precios de los insumos con los que operamos están subiendo mucho, por ejemplo, la carne ha presentado un aumento de precios del 15 % en los últimos 15 días.

Bajo esas condiciones se le pone una presión muy grande a un sector que no ha sido causante o foco de contagio, y que tiene impacto en el empleo no solamente en las ciudades, sino también en las zonas rurales de Colombia. Por cada restaurante que se cierra, un campesino deja de vender sus productos.

¿Cuántas personas se podrían ver afectadas por esta situación?

Para nosotros el mayor drama ha significado la destrucción de los equipos de trabajo. La industria se basa 100% en mano de obra humana, nosotros no podemos reemplazar la cadena de servicio por robots.

Vendemos una experiencia que le genera empleo a meseros, a personal de aseo, quienes cuidan carros, cocineros, en fin, nuestra cadena de servicio es muy robusta. Cuando nos vemos enfrentados a medidas tan restrictivas es inevitable la pérdida de trabajos.

El año pasado reportamos 230.000 empleos directos destruidos, esto se traduce no solamente en hambre para las familias sino en una informalidad que no le da garantías de protocolos de bioseguridad a la sociedad. Se expone la salud de los trabajadores que perdieron el empleo y de los clientes.

Le puede interesar: Santa Marta, Barranquilla y Medellín ya viven tercera ola de covid-19

Por esa razón hemos trabajado los últimos cuatro meses con las autoridades locales, con el Ministerio de Salud y del Interior para poder mostrar cómo el servicio a la mesa en establecimientos es un aliado de la salud y no un enemigo.

Tenemos muy controlada la reducción del riesgo de contagio y eso nos lo permite un factor importante y es que nosotros aplicábamos muchos de los protocolos de bioseguridad antes de que existiera la pandemia, porque nos lo exigían las autoridades de salud para garantizarle al cliente que no se va a atentar contra su integridad por mala manipulación de alimentos o mal manejo de higiene.

Eso nos convierte en unos aliados que nos permite mirar en qué casos podríamos tener excepción en el toque de queda, es decir, que si es necesario en una ciudad cerrar a las 8:00 de la noche, las personas que quieran o necesiten ir a un restaurante para alimentarse lo puedan hacer exclusivamente para eso. Ya veremos con las autoridades en qué casos lo podemos implementar.

¿Qué alternativas van a plantear al Gobierno Nacional?

Precisamente la posibilidad de que en las ciudades donde ya se tenga que hacer un toque de queda antes de las 10:00 de la noche, permitan que las personas puedan llegar a un restaurante y volver a sus hogares.

Eso se puede demostrar con la reserva en el restaurante y con la factura donde se demuestra el consumo en el lugar. De esa manera podemos ayudar a mantener a las personas en sus hogares ya que un restaurante no ha sido motivo de desmanes hasta el momento y de focos de contagio.

Con eso volvemos a insistir en que agradecemos en que nos dejen despachar domicilios, pero esta modalidad no es suficiente para garantizar la sostenibilidad de un restaurante, pues son limitados, una operación costosa, no todas las familias, por cuenta de esta crisis tienen capacidad para pagarlos, por eso estamos buscando que se nos permita mantener esa excepción en ciudades donde lo necesitamos; el caso de Cali, por ejemplo.

Allá el desespero de los empresarios está llevando inclusive a protestas de vía de hecho que un gremio como Acodres no apoya, y con eslogan un poco tendenciosos donde le dicen a la gente que el desorden es en el día y no en la noche. Eso no es cierto, la indisciplina social ha estado presente y no importa la hora del día.

Lea además: Tasa de desempleo en Colombia para febrero fue de 15.9 %: Dane

Lo que nosotros proponemos es que, dentro de las capacidades de cada modelo de negocio, podemos ser aliados y no enemigos en las medidas de control, de tal manera que un restaurante ofrece esas garantías y en la medida que lo hemos demostrado a lo largo de este año y que hemos pagado un muy alto precio por cuenta de esta crisis. Creemos que podemos conciliar esta solución con el Gobierno Nacional y las autoridades locales de las once ciudades que seguramente se van a ver bajo estas nuevas medidas de restricciones.

Noticias RCN Google News

NoticiasRCN.com