Israel rechaza un alto al fuego en Gaza

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechazó un alto el fuego en la guerra contra Hamás.

Que entró el martes en su segundo mes, a pesar de los repetidos llamamientos para una tregua humanitaria en Gaza.

Y tras un saldo de más de 10.300 muertos en el enclave, según el movimiento palestino.

Durante la noche, continuaron los bombardeos israelíes contra el territorio palestino controlado por el movimiento islamista.

Dejando más de 100 muertos, según el ministerio de Sanidad de Hamás.

Bajo cobertura aérea, las tropas terrestres israelíes continuaron avanzando en la Franja después de rodear la ciudad de Gaza y cortar el territorio por la mitad, según los militares.

"No habrá alto el fuego en Gaza sin la liberación de nuestros rehenes", dijo Netanyahu en una entrevista con el canal estadounidense ABC News.

Más de 1.400 personas murieron en ese ataque, según las autoridades, en su mayoría civiles el mismo día del asalto. Entre los muertos hay más de 300 militares.