Se acaba el silencio del Big Ben

INTERNACIONAL

Tras cinco años de restauración, el  reloj más famoso del mundo volverá el domingo a marcar el ritmo de los días en Londres

El Big Ben, que domina el Parlamento, retomará su actividad habitual tras una minuciosa limpieza de las más de 1.000 piezas que lo componen.

Aunque las cinco campanas del reloj habían sonado por última vez en agosto de 2017 frente a una multitud que se congregó en Westminster,

gracias a un mecanismo eléctrico sustituto, el Big Ben sonó para el funeral de la reina Isabel II, fallecida en septiembre.

El domingo los londinense se volverán a reunir a las 11:00 a.m. para oír de nuevo el sonido de este símbolo de Londres.

Su carillón, de cuatro campanas, volverá a sonar cada cuarto de hora mientras la campana principal lo hará cada hora, como durante los 158 años anteriores a la renovación.