Internacionalabril 12, 2021hace 6 meses

El covid-19 y la cocaína tienen a Europa en un "punto de ruptura": Europol

La pandemia llevó a los delincuentes a adaptarse, al punto de comercializar no solo cocaína, sino también vacunas y pruebas de coronavirus falsas.

Foto: AFP Covid-19 en el mundo

La pandemia de coronavirus podría alimentar la delincuencia organizada durante años en Europa, un continente que ya se encuentra en un "punto de ruptura" por una avalancha de cocaína procedente de América Latina, señaló la Agencia Policial de la Unión Europea (Europol) en un informe que se publica cada cuatro años.

En su informe ‘Serious and Organised Crime Threat Assessment’ (Evaluación de la Amenaza de la Delincuencia Grave y Organizada), usado por los estados de la Unión Europea (UE) para establecer las prioridades de la lucha contra la delincuencia hasta 2025, se encontró que es probable que las bandas criminales cada vez más violentas, se queden con negocios legítimos, vulnerables por las consecuencias económicas del covid-19. 

Vea además: Colombia sigue siendo el mayor país productor de coca en el mundo: ONU

Los delincuentes también están ofreciendo falsas vacunas y falsos test de coronavirus para hacer en casa, en un intento de sacar provecho de los esfuerzos mundiales contra el virus, afirmó la agencia con sede en La Haya. 

"Estamos en un punto de ruptura", indicó la directora de Europol, Catherine De Bolle, a lo que añadió, "el impacto en la vida de los ciudadanos, en la economía, en el estado de derecho es demasiado grande".

"Una pandemia prolongada ejercerá una fuerte presión sobre las economías europea y mundial" y la recesión prevista "puede condicionar la delincuencia grave y organizada durante los próximos años", señaló el informe. 

Le puede interesar: ONU denuncia incremento del 10% en cultivos de coca en Bolivia

Según Europol, el tráfico de drogas está alimentando la corrupción en toda la UE, "el tráfico de cocaína hacia la UE desde América Latina alcanza niveles sin precedentes, generando beneficios multimillonarios" para los delincuentes tanto de Europa como de América.

Destacando que la pureza de la cocaína que llega a Europa es "la más alta jamás registrada en la UE". 

El tráfico de cocaína "alimenta a las empresas criminales que utilizan sus enormes recursos para infiltrarse y socavar la economía, las instituciones públicas y la sociedad de la UE", dijo la Europol. 

Más información: Alza de casos de coronavirus en Suramérica preocupa a la OPS

En las redadas policiales en los principales puertos como Amberes, Hamburgo y Róterdam, se hicieron incautaciones récord, como un cargamento de 23 toneladas de cocaína realizado por la policía holandesa y alemana a finales de febrero. 

El comercio también aumenta los niveles de violencia y a menudo, los delincuentes "no tienen miedo de usar armas, granadas de mano y tortura", afirmó De Bolle. Pero la irrupción de la pandemia el año pasado tuvo un impacto todavía mayor en la forma de operar de las bandas organizadas, según Europol. 

Lea también: Banco Mundial mejora previsión para Latinoamérica: 4,4 % de crecimiento en 2021

Llevando a los delincuentes a adaptarse, pues "en las primeras fases vimos un aumento del comercio de mascarillas y desinfectantes de manos falsos. Ahora vemos un aumento en el comercio de vacunas falsas y kits de test caseros", recordó De Bolle.

Además, las empresas debilitadas por la pandemia podrían convertirse así en presa fácil de las bandas que quieren legitimar sus delitos o utilizar empresas legales para actividades ilegales, como el blanqueo de dinero.

Lea además: Latinoamérica tendrá en 2021 una difícil recuperación económica, advierte el BID

Esto también ocasionó un incremento de la ciberdelincuencia, ya que las restricciones en muchos países obligan a la gente a vivir y trabajar más en línea, "las infraestructuras críticas seguirán siendo objetivo de los ciberdelincuentes en los próximos años. Esto supone un riesgo importante", aseguró Europol.

En enero, la policía internacional desarticuló EMOTET, una de las herramientas de ciberdelincuencia "más peligrosa del mundo", utilizada para entrar en los sistemas informáticos. 

Ante toda esta situación De Bolle dijo que, "tienen que apostar por acciones conjuntas, nuevas políticas y replantearse la forma de trabajar" y añadió que "las incautaciones por sí solas no son suficientes".

NoticiasRCN.com - AFP

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí