Internacionalmayo 25, 2022hace 4 meses

¿Qué hay detrás de las flexibles leyes de porte de armas en Estados Unidos?

La NRA ejerce presión política con su Comité de Acción dirigido a apoyar o combatir a los diplomáticos, dependiendo su posición hacia el control de armas.

Presidente de Estados Unidos Joe BidenPresidente de Estados Unidos, Joe Biden, Foto: / AFP

Tras el último tiroteo presentado en Estados Unidos, en una escuela primaria en Texas, que dejó a 19 niños asesinados y 2 maestros, y tan sólo 10 días después del lamentable tiroteo en un supermercado de Búfalo, que acabó con la vida de 10 personas, suscitó en el país norteamericano la necesidad de una regulación más estricta ante la compra y comercialización de armas.

Esta polémica ha trascendido todos los ámbitos, desde la seguridad social, el derecho a la defensa de los ciudadanos, el poco control desde las entidades oficiales, y los esfuerzos nulos en el Congreso de la República por implementar leyes que combatan la compra y venta de armas de fácil acceso. Sin embargo, dichas iniciativas o proyectos de ley han obtenido en los últimos años, la misma respuesta en los debates legislativos y una negativa desde la diplomacia de Estados Unidos inminente, pero… ¿por qué?

¿Qué es la Asociación Nacional del Rifle, y cuál es su influencia en la regulación de armas de EE. UU.?

La Asociación Nacional del Rifle es una organización de Estados Unidos que defiende el derecho al porte de armas de la ciudadanía, tanto para defensa personal como para actividades recreativas, muy comunes en el país.

La asociación es reconocida por su controversial activismo social y político bajo los márgenes, según ellos mismos, de “la defensa de la Segunda Enmienda”, por medio de la cual promueven el derecho a la tenencia de armas de la ciudadanía civil.

Desde hace casi 90 años dicha organización empezó a participar en la política, enviando a sus miembros como delegados en proyectos de ley relacionados con la regulación de las armas. En 1934, promovió la aprobación de la Ley Nacional de Armas de Fuego y luego, en 1968, logró una nueva regulación del mismo tipo que facilitaba el acceso a estos artículos.

Bajo dichos lineamientos, la organización que cuenta con cerca de 19 millones de personas que se reconocen como miembros activos o no de la agrupación, según el centro de investigaciones Pew Research Center, se ha enfrentado en los Tribunales de Justicia con gran impacto para atacar aquellas medidas que supongan una limitación en el proceso de comercialización de armas, oponiéndose rotundamente a una posible prohibición de venta de fusiles de asalto o armas semiautomáticas a civiles. 

Actualmente, el NRA cuenta con una importante influencia y respaldo de grandes voces nacionales, entre diplomáticos como el expresidente Donald Trump, quien públicamente defiende los intereses de la organización y cataloga a sus miembros como “grandes patriotas”.  

Le puede interesar: “Estoy asqueado y cansado”: Joe Biden sobre la masacre en Texas

Es tal el poder de dicha organización que, de acuerdo con una encuesta realizada por la revista Fortune en 1999, entre algunos de los principales analistas políticos y legisladores estadounidenses, seleccionó a la NRA como uno de los tres grupos de presión más influyentes en Washington.

Una mirada internacional ante la polémica de armas en EE. UU.

En 2019 un supremacista blanco atacó dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, matando a 51 personas e hiriendo a docenas más. Semanas después, el país prohibió el uso de casi todas las armas semiautomáticas y los rifles de asalto, a la ciudadanía civil sin un permiso especial para su porte.

Lea además: Matanza en Texas: el 30% de los adultos posee al menos un arma de fuego

En una entrevista en "The Late Show with Stephen Colbert", un programa muy popular de la televisión estadounidense, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, declaró: "cuando vimos lo que pasó, todo el mundo dijo: nunca más", "nos correspondía a nosotros, los políticos, responder", afirmó, dejando en evidencia la falta de acción en Estados Unidos.

La ministra descartó el miedo a que un control de las armas pueda influir en actividades como la caza, uno de los puntos más refutados por las organizaciones a favor del porte de armas en Estados Unidos.

Para el ministro australiano de Economía, Jim Chalmers, "es difícil imaginarse que un gran país como Estados Unidos pueda seguir así, con esta violencia causada por las armas, estas matanzas atroces".

El portavoz de la cancillería china, Wang Wenbin, acusó a Estados Unidos de no hacer frente a la violencia de las armas ni al racismo. "El gobierno estadounidense no ha hecho nada sustancial para resolver estos problemas en las últimas décadas", afirmó el líder asiático.

Lo cierto es que, aunque el mundo lo puede percibir como una falta de voluntad del Gobierno, por su parte, Joe Biden instó a los congresistas a que se enfrenten a la poderosa organización de armas, conocida como National Rifle Association (NRA por sus siglas en inglés), que ha dado miles de millones de dólares, en particular a políticos conservadores, para que no modifiquen la legislación y la hagan más restrictiva.

En contexto: Nuevo tiroteo en una escuela de primaria en Texas, EE. UU.

Debido a esta presión, el Congreso ni siquiera ha podido legislar para que se pueda verificar el historial del comprador ni aumentar la edad mínima para comprar un arma, o permitir a los jueces que prohíban que las armas caigan en manos de personas potencialmente peligrosas.

"La diferencia entre Estados Unidos y otros países no es que no haya gente con ideas homicidas, sino que no pueden ir a cualquier supermercado y comprar armas que matan a 20 niños en dos minutos", resumió el senador por Connecticut, Chris Murphy, a la cadena MSNBC el martes, tras abogar en el Senado por imponer un control estricto a las mismas.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.