Internacionalagosto 01, 2021hace 2 meses

Cinco muertos, incluidos miembros de Hezbolá, dejan enfrentamientos en Líbano

Estos hechos se produjeron en el distrito de Khaldé, donde el cortejo fúnebre de un miembro de Hezbolá fue objeto de una emboscada.

Foto: AFP Cinco muertos, incluidos miembros de Hezbolá, dejan enfrentamientos en Líbano

Al menos cinco personas, entre ellas tres miembros del grupo chiita Hezbolá, murieron este domingo en una localidad cercana a Beirut en enfrentamientos que también dejaron varios heridos, indicó una fuente de las fuerzas de seguridad.

Estos hechos se produjeron en el distrito de Khaldé, al sur de la capital libanesa, donde el cortejo fúnebre de un miembro de Hezbolá, muerto la víspera, fue objeto de una emboscada.

Vea también: Asesinan a mujer que habría intentado atacar a soldados israelíes en Cisjordania

El ataque degeneró en intercambios de disparos entre integrantes de Hezbolá y habitantes de la zona de confesión sunita.

El sábado por la noche Ali Chebli, del influyente movimiento chiita, fue ejecutado a tiros durante una boda en Khaldé, un asesinato cometido para vengar la muerte de dos personas, durante una pelea con armas de fuego, en esa misma zona en agosto del año pasado.

Le puede interesar: Bombardeos israelíes en Gaza pueden constituir un crimen de guerra: ONU

La Cruz Roja libanesa indicó que llevó a un hospital a cuatro heridos, incluido uno en estado crítico.

"Pero el número de heridos es muy superior. Muchos de ellos fueron trasladados en coches, ya que la Cruz Roja no podía acceder al lugar de los enfrentamientos", precisó un portavoz de esta entidad.

Tras el sangriento incidente del domingo se produjo un importante despliegue del ejército y "se enviaron refuerzos" al área, dijouna fuente militar, advirtiendo que "dispararán contra todas aquellas personas armadas en las carreteras de Khaldé y contra todos aquellos que disparen en cualquier lugar del país".

Lea además: Más de 200 familias sirias huyeron de una localidad de Líbano por tensiones

Hezbolá pidió al ejército y las fuerzas de seguridad que detengan a los responsables de la "emboscada".

El primer ministro libanés, Najib Mikati, reclamó "contención" y advirtió ante cualquier "disputa" confesional, en un país en el que conviven diversas comunidades musulmanas y cristianas y que se encuentra inmerso en una profunda crisis económica y política.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí