Internacionalenero 01, 2023hace un mes

La trayectoria política de Lula y los desafíos que tendrá en Brasil

El nuevo gobernante tendrá retos nada fáciles en un país que aun intenta salir del golpe económico de la pandemia.

A sus 77 años Luiz Inácio Lula da Silva vuelve a la presidencia de Brasil, su tercer mandato representa un regreso de la izquierda al poder en Brasil, además de un triunfo personal. 

Recuento de su trayectoria política en el gigante sudamericano

Lula da Silva dejó la escuela y se dedicó a trabajar entre las ventas ambulantes, lustrador de botas y finalmente en el campo de la metalurgia. Descontento con la falta de representación política de la clase trabajadora, decidió incursionar en la política. En 1980 ayudó a fundar el Partido de los Trabajadores y sus actividades lo llevaron a presidir el sindicato de la central obrera más grande de Brasil. En medio de la dictadura militar, Lula comandó varias huelgas generales como muestra de oposición, al tiempo nació el Partido de los Trabajadores del que rápidamente fue su presidente. 

Tras tres derrotas consecutivas, en 2002 los ciudadanos lo eligieron con el 61% de los votos para ocupar el Palacio de Planalto. Su llegada al poder fue vista como el nuevo horizonte de la izquierda en el continente. Con una gran popularidad y la confianza del mercado internacional para invertir en el país buscó la reelección para el periodo 2007 – 2010, elección que ganó con el 60,8% de los votos. 

Lea además: "Asumo el compromiso de reconstruir el país": Luiz Inácio Lula da Silva, presidente de Brasil

Su popularidad se vería afectado cuando en 2016 estalló el escándalo de corrupción de Petrobras que lo involucraba no solamente a él sino a parte de su gabinete. 

El caso "Lava Jato" señalaba al expresidente de sobornos a políticos y empresarios usando recursos de Petrobras. El 4 de marzo de 2016 Lula fue arrestado y su casa fue allanada en medio de interpelaciones y pesquisas, en julio de 2017 fue condenado en primera instancia a 9 años y 6 meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero por el juez Sergio Moro.

Fue hasta el 8 de marzo de 2021 cuando uno de los jueces de la corte suprema anuló todas las sentencias dictadas contra Lula. 

Tras la vía libre de la justicia, Lula se presentó a las elecciones del 2022 y ganó una reñida segunda vuelta presidencial, obtuvo el 50,8% de los votos con una participación cerca del 80% del electorado, su contrincante, el ultraderechista Jair Bolsonaro, alcanzó el 49.2% de los votos. 

"Para cumplir el compromiso que asumí no solo durante la campaña sino durante toda mi vida: hacer de Brasil un país más desarrollado y justo, preservando dignidad y calidad de vida para todos los brasileños, especialmente para los más necesitados" pronunció Lula da Silva en esa ocasión.

Tras su victoria, el mandatario prometió establecer un gobierno civil inclusivo, conciliatorio y verde. Cabe recordar que antes de su llegada a la presidencia, el mandatario nombró su gabinete compuesto por 37 ministros, que estará integrado por 26 hombres y 11 mujeres. 

Luiz Inácio Lula da Silva tendrá retos que van desde lo social, hasta los problemas medioambientales. Además, la crisis económica por la pandemia y la seguridad también marcarán la agenda del nuevo gobierno.

Le puede interesar: Lula da Silva asumirá la Presidencia de Brasil este 1 de enero

Los desafíos del nuevo mandatario 

El nuevo gobernante tendrá retos nada fáciles en un país que aun intenta salir del golpe económico de la pandemia, de la crisis social y sobre todo de un pueblo que parece no confiar del todo en que durante el próximo mandato sus problemas se puedan resolver.

Unir al país

El primero de los retos es volver a unir a los brasileños, manteniendo las diferencias, pero superando la polarización que se intensificó durante el gobierno de Jair Bolsonaro.

Reto económico

Brasil enfrenta un crecimiento económico por encima de lo esperado, el desempleo está a la baja y aparentemente refleja salud fiscal, pese a eso la economía puede ser un reto. El país queda con una deuda publica superior a la que tenía cuando Bolsonaro asumió el poder equivalente al 77.6% de Producto Interno Bruto en el mes de julio, lo que analistas han calificado como una bomba fiscal. 

Reto social

Otro reto es el social, el desempleo en Brasil bajó al 9.1% entre mayo y junio del 2022, no obstante, el trabajo informal se ha elevado a los 13.1 millones de brasileños lo que representan el 39.8% de la población activa, además se calcula que alrededor de 33 millones de brasileños pasan hambre y 9.9 millones están desempleados en un país de 213 millones de habitantes.

Reto ambiental

También hay desafíos nacionales en cuanto al tema ambiental. En las elecciones de octubre en la Amazonía, Lula perdió donde la deforestación es mayor, el presidente debe tomar medidas contra la destrucción, pero también ofrecer a las personas que viven allí alternativas para utilizar la riqueza de los bosques de manera sostenible.

Vea también: Kim Jong Un ordenó desarrollar nuevos misiles y armas nucleares tácticas

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.