Nacionalseptiembre 27, 2018hace 4 años

Argentino llegó a Colombia por amor y resultó golpeado por su mujer

Raúl Giacobone se convierte en un claro ejemplo de que la agresión intrafamiliar no es únicamente un asunto de 'machos’.

El caso de Raúl Giacobone es uno de esas historias que parecen exóticas e increíbles pero que son más comunes de lo que la gente piensa.

Es argentino y fue en su país donde conoció a su esposa, una mujer colombiana.

Ella había viajado al país austral para cursas estudios superiores, se conocieron, salieron, se enamoraron y decidieron unir sus vidas.

Posteriormente, se trasladaron a Colombia y lo que prometía ser una bonita historia de amor en la que se compartían diferentes culturas y costumbres se convirtió en un infierno por casos de maltrato psicológico y agresiones físicas.

Pero los golpes y los insultos no provenían del argentino, venían de su esposa, la mujer que en su tierra lo había enamorado.

"Vinieron primero las agresiones, primero fueron verbales, después físicas. Tuvimos que ir varias veces a la comisaría de familia", lamenta Giacobone entre lágrimas.

La víctima agrega además que en varias ocasiones lo echó de la casa, a él, un extranjero que no tenía a donde más acudir.

Como es común en los casos de maltrato, la agresora pidió perdón y se mostró arrepentida, él cedió y la perdonó pues venía de un hogar donde sus padres se habían separado y no quería que esa historia se repitiera también en su matrimonio

Pero los golpes y el maltrato continuaron, incluso cuando ya estaba de por medio una menor fruto de esa relación y con tan solo meses de nacida.

Raúl Giacobone asegura que en varias ocasiones la mujer se auto agredía para pasar como víctima cuando hacían presencia las autoridades.

Y es que según Medicina Legal, entre enero y agosto de este año 10.826 hombres han sido agredidos por sus parejas.

La cifra significa un aumento del 7% frente a los casos del mismo periodo de 2017 cuando se registraron 10.135 casos.

Pero la cifra se podría quedar pequeña frente a la realidad, pues la agresión de mujeres a hombres es algo que estos últimos prefieren callar por conservar el orgullo en una sociedad tradicionalmente machista que no acostumbra a ver a los hombres como víctimas de sus mujeres.

Giacobone tiene algo claro, "a las mujeres no se les puede pegar ni con el pétalo de una rosa", dice. Pero él mismo se pregunta ¿qué hay de los hombres cuando son maltratados?

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.