Opiniónagosto 30, 2021hace 2 meses

Clases de ética un viernes a las 8 de la noche

¿Y qué tal que dirigentes, gobernantes y personas que hacen de la corrupción su diario vivir, hubieran recibido una clase de ética durante su formación?

@CaroFierroVal en Twitter*

En una importante Universidad de Bogotá, en un salón virtual, alumnos reciben clase de ética un viernes de 8 a 10 de la noche. Seguramente en muchas otras universidades del país los sistemas académicos, organizan el horario para lo que algunos llaman “materias de relleno” tengan un espacio en medio de las otras clases importantes para los ingenieros, administradores, abogados o médicos.

Las humanidades, según la Real Academia es: el conjunto de disciplinas que giran en torno al ser humano, como la literatura, la filosofía o la historia. Tan necesarias hoy, como en ningún otro momento de la humanidad, estas materias deberían formar parte del pénsum no solo de universidades sino de colegios desde primaria, ya que entre más temprano se inicie con esta conciencia, prepararemos mejores seres humanos del futuro.

La semana comienza con un video de un Senador de la República y un maletin con dinero. Todos los lunes, un noticiero en la noche presenta como sección informativa “el elefante blanco de la semana” al referirse a miles de millones de pesos malgastados en obras inconclusas en todo el país. Esperamos con expectativa esta semana el desarrollo de la imputación de cargos por parte de la Fiscalía al exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo Valderrama por presuntas irregularidades en la celebración de un contrato de sustitución de deuda.

Leemos en Twitter discusiones sobre si influenciadores tuvieron o no incidencia en el caso de un suicidio de una persona involucrada en el suicidio de otro relacionado con un Senador de la República. Y así podría enumerar miles de noticias que día a día nos llegan y que nos tienen anestesiados ya al punto de normalizar y no escandalizarse con el mal comportamiento público de nuestros dirigentes y gobernantes.

¿Y qué tal que, para no llegar a este punto de degradación de la sociedad, de la falta de respeto por la vida y lo público, estos dirigentes, gobernantes y personas que hacen de la corrupción su diario vivir,

hubieran recibido una clase de ética como materia transversal y fundamental durante toda la formación de su vida?

Si la ética se convirtiera no en un relleno si no en la materia central de todo el pénsum escolar y la carrera universitaria, tal vez la cascada de noticias relacionadas con corrupción, robos, estafas y mentiras no serían en nuestro país el pan de cada día.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí