¿Cómo hacer que su hijo piense como un capitalista? - parte 2 | Michael Sandoval

Para lograrlo necesitan ahorrar e invertir y por eso son austeros, es decir, prudentes con la manera en cómo manejan su dinero. Gastan poquito.

3 Oct 2020 6:00Por: Noticiasrcn.com

Por: Michael Sandoval*
@LibertariosColombia en Instagram 

La semana pasada hablamos sobre la manera en como las personas con mentalidad próspera asumen los problemas. 
Esta semana hablaremos de las reacciones emocionales y de las emociones predominantes, enseñanzas fundamentales para que tu hijo practique en casa y se forme con una mentalidad próspera, abundante y capitalista.

¿Cuáles son las reacciones emocionales de las personas que piensan como ricos? Piensan y actúan
Las personas con pensamiento de riqueza lo que hacen es pensar en qué invierten su dinero y no son esclavos del dinero, tienen control sobre él. No dejan que sus emociones nublen su juicio, por esto escogen los pensamientos para regular el miedo y la codicia. 

Ellos entendieron que el dinero es una ilusión, un invento. Si ven un auto lujoso saben que lo van a obtener en el futuro, saben que es un error invertir en cosas que les saquen dinero de su bolsillo, en pasivos.  Entienden que sus lujos los comprarán con sus activos, y por esto regulan sus emociones para que ellas no sean las que tomen sus decisiones, sino que ellos las puedan tomar para lograr libertad financiera.

Los que piensan como capitalistas, como ricos o prósperamente hacen que el dinero trabaje para ellos, es decir, buscan dinero para que otras personas trabajen para ellos. Todo el tiempo están pensando en cómo generar dinero sin estar presentes, así que entienden el poder de apalancarse en otros para lograrlo. Trabajar en equipo.

¿Cuáles son las emociones predominantes? Pasión, tranquilidad y austeridad

Pasión. La pasión entendida como rabia con amor. Les permite a las personas con pensamiento de riqueza sacar sus proyectos adelante, a pesar de las dificultades porque saben que si no lo hacen estarán decepcionados de sí mismos, porque ellos no trabajan por un sueldo sino por su sueño.

Tranquilidad. Como no es adicto al salario él entiende que está construyendo su futuro y que no tener dinero es una circunstancia, porque todos los sueños que valen la pena son apuestas a largo plazo. El observa el miedo y en lugar de dejar que lo paralice, usa su imaginación para ver oportunidades, porque tiene su mente despejada del miedo.

Austeridad: Las personas con pensamiento de riqueza saben que el juego se gana cuando logran tener la libertad financiera. Y eso significa que no trabajarán más porque sus gastos están cubiertos para el resto de su vida, por los activos que han construido. 

Para lograrlo necesitan ahorrar e invertir y por eso son austeros, es decir, prudentes con la manera en cómo manejan su dinero. Gastan poquito.

Espero que este artículo lo puedas compartir con tu hijo a través de preguntas o situaciones cotidianas donde destaquen estas características, y así usar la vida misma para darle la mejor herencia que le puede ofrecer y que nadie le podrá quitar: la educación económica 
y financiera.

En el próximo artículo hablaré de cómo piensan los pobres o las personas con pensamiento de escasez. Comenta qué otras características crees que las personas con pensamiento de riqueza o capitalistas pueden tener. Y recuerda difundir esta nota para que más padres apoyen el proceso de formación de sus hijos como emprendedores.

* Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil
 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar