¿Cómo hacer que tu hijo piense como un capitalista? – Parte 1 | Por: Michael Sandoval

Las personas con pensamiento de riqueza, en lugar de quejarse, actúan y entienden que un problema no es un problema. Es la vida que te está dando una lección.

26 Sep 2020 5:54Por: Noticiasrcn.com

Por: Michael Sandoval*

@LibertariosColombia en Instagram

 

El capitalismo es el mejor antídoto contra la pobreza. Hasta antes de 1810 el 90 por ciento de la población mundial vivía con menos de un dólar al día. Es decir, era pobre. Después de la aparición del capitalismo la pobreza se redujo a nivel mundial hasta llegar a un 10 por ciento.

Vamos a ilustrar esta idea con un ejemplo: la diferencia entre un campesino Banyamulenge, en las montañas Mulenges del Congo --el lugar más pobre de la tierra-- y un campesino suizo, es que este trabaja de manera no capitalizada. Es decir, con arado de manera y un buey flaco. En consecuencia, sin bienes de capital.

Mientras que el campesino suizo trabaja con un tractor Ferguson que multiplica por 10.000 su capacidad de trabajo. Por lo tanto, trabaja de manera capitalizada. En consecuencia, el problema nunca será la desigualdad, porque la desigualdad lo único que genera es envidia y de envidia no se muere nadie. El verdadero problema es la pobreza. Porque la pobreza sí da hambre y de hambre sí se muere la gente.

Por eso hay que formar a nuestros hijos para que sean prósperos y abundantes en todas las áreas de su vida, una de ellas es la prosperidad económica y eso se logra con: capitalismo, ahorro y trabajo duro. Hoy vamos a hablar sobre cómo hacer para que tu hijo piense como un capitalista. 

Lo primero que tu hijo debe entender para entrar al extraordinario mundo del emprendimiento es que puede escoger sus pensamientos frente a las cosas que le pasan en la vida y, por otra parte, que hay personas que piensan desde la abundancia o desde la escasez. Esas maneras de pensar determinan sus decisiones financieras.

En esta nota la idea es que identifiques las características de cada uno de dichos pensamientos. Darle este regalo a tu hijo será la mejor herencia que podrás compartir con él.

La vida, a diferencia de la escuela, no enseña hablando sino empujando. Cada vez que la vida te plantea un problema es una manera de decirte que debes aprender algo y tus hijos siempre podrán tener dos maneras de responder a los problemas de la vida.

Cuando tu hijo los esté resolviendo va a vivir emociones diferentes y va a reaccionar de dos formas diferentes: los que piensan como ricos o desde la abundancia, o los que piensan como pobres o desde la escasez.

Ten en cuenta que pensar de esta manera no tiene nada que ver con el dinero que hay en sus bolsillos, sino con la forma en como se relacionan con el mundo.

Acá iniciaré con los pensamientos de riqueza y sus tres características: la manera de resolver sus problemas, sus reacciones emocionales y sus emociones predominantes.

Hoy hablaremos de las estrategias para resolver los problemas:

Los que piensan con mentalidad de abundancia tienen ‘locus de control interno’. Eso significa que las personas con pensamiento de riqueza, en lugar de quejarse, actúan y entienden que un problema no es un problema. Es la vida que te está dando una lección y puedes decidir si aprender o quejarte.

Si estas en escasez en cualquier área de tu vida es porque no has aprendido lo que debes aprender, no por el gobierno ni por la economía.

Los que piensan como ricos entendieron que es más fácil cambiar, que esperar a que el mundo cambie. Lo único que va a hacer que tu mundo cambie, es cambiar tu manera de pensar.

Por eso mi recomendación para que le enseñes a tu hijo es:

  • No te quejes
  • No critiques
  • No juzgues
  • No condenes
  • No culpes a los demás de tus problemas

La mejor manera de enfrentar los problemas en la vida es:

  • Agradece, incluso por los problemas que tienes
  • Elogia de manera sincera, dile cosas bonitas a la gente
  • Bendice
  • Responsabilízate de tus problemas.

La próxima semana hablaremos de las otras dos características del pensamiento de riqueza o de abundancia. Y recuerden la mentalidad próspera no tiene que ver con el dinero que está en tu bolsillo, sino con la abundancia en todas las áreas de tu vida.

 

*Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil

NoticiasRCN.com

Te puede interesar