Democracia y redes sociales | Por: Carolina Fierro

La reacción del Presidente de Estados Unidos refleja el poder y la influencia que las redes sociales ya tienen en las sociedades y hasta dónde pueden llegar.

30 May 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Carolina Fierro

@CaroFierroVal en Twitter

Como sabemos la democracia participativa es el sistema en el cual vivimos en el mundo contemporáneo. La mayoría de edad llega con el derecho a votar y aunque algunas veces la abstención en las elecciones de mandatarios sea alta, nuestro sistema de gobierno se basa en la elección de gobernantes, y por ende la obediencia de los ciudadanos y confianza en las decisiones que ellos tomen.

A su vez hoy la virtualidad es una realidad que se ha acentuado en muchos aspectos de nuestras vidas, en donde uno de los elementos de ésta son las redes sociales.

Hoy a través de una tendencia en Twitter, un grupo en Facebook o una convocatoria en cualquier plataforma virtual, puede poner en jaque decisiones de gobernantes y mandatarios en todos los niveles. No en vano el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva con el objetivo de retirar las protecciones contra reclamaciones legales a las redes sociales, por el contenido que aparece en sus plataformas.

Trump, quien tiene más de 80 millones de seguidores en la red social, ha utilizado Twitter como una herramienta eficaz para enviar sus mensajes y comunicarse de forma directa con sus electores y simpatizantes. Pareciera una contradicción que inicie una guerra contra el instrumento que más ha usado durante su mandato, y a través del cual ha informado la toma de decisiones trascendentales para su país y para el mundo entero. En la firma de la orden ejecutiva, Trump aseguró que Twitter tomaba “decisiones editoriales” y que hacía “activismo político.

Este es el punto. La reacción del Presidente de Estados Unidos refleja el poder y la influencia que las redes sociales ya tienen en las sociedades, y hasta dónde pueden llegar. Debemos estar atentos al desarrollo de estas

herramientas y analizar si pueden convertirse en un elemento de amenaza o ultimátum a la democracia representativa, al ser un medio directo de diálogo entre ciudadanos y gobernantes.

Llegó el momento de empezar a pensar en si es necesario rediseñar el modelo de democracia contemporánea, para incluir el nuevo mundo virtual en las decisiones políticas de los estados. Ya no sería como en las democracias directas de la Grecia y Roma clásicas, en donde sus instituciones políticas se organizaban alrededor de una asamblea, donde todos los ciudadanos podían participar y decidir de forma colectiva.

Ahora, estaríamos a un tuit, un like o un click de tomar directamente las decisiones trascendentales de los asuntos de gobierno. Ésta, es una realidad que no podemos desconocer…

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar