El dilema del rebaño en las redes sociales | Por: Catalina Ortiz Rodríguez

"¡Los niños! No es casualidad que toda persona que trabaja en estas grandes empresas tecnológicas no permite que sus hijos tengan estas redes sociales"

23 Sep 2020 5:00Por: Noticiasrcn.com

Por: Catalina Ortiz Rodríguez*

@CataOrro en Twitter

‘The social dilemma’ es la nueva serie de Netflix que está de moda y que nos puso a hablar de nuevo a todos sobre la manipulación a la que nos vemos constantemente expuestos en las redes sociales.  

Con Cambridge Analytica nos dimos cuenta de un secreto que rondaba a voces por todo lado que era la manipulación y utilización de nuestros datos -sin autorización- para diferentes campañas políticas. Ya hay varias redes sociales que han empezado a implementar ciertos filtros de transparencia.

Por ejemplo, Facebook desde agosto puso una herramienta en la que uno puede ver todas las pautas políticas y electorales que han hecho los diferentes líderes políticos en esa red social. Se suben a la nube y quedan disponibles por siete años para que los ciudadanos las consulten y, además, hagan un monitoreo de los topes electorales.

Estamos advertidos desde hace muchísimo tiempo sobre la constante exposición a la manipulación que tenemos por estar pegados a las redes sociales. Por eso les voy a dejar unos tips que no me los inventé yo. Ya lo han dicho muchas veces otros expertos, pero no sobra recordarlos.

  1. No seguir todas las sugerencias que los hacen las diferentes aplicaciones que tenemos. Recordemos que esto hace parte de un algoritmo que predice nuestros gustos, pero no necesariamente es lo que estamos buscando.
  2. Tenemos que seguir, aunque no nos guste, a líderes, influenciadores, marcas, políticos que piensen completamente contrario a nosotros porque esto hace que tengamos una perspectiva diferente y no caigamos en la mentalidad de rebaño.
  3. Debemos ser conscientes que, aunque nos bombardeen de mensajes por todo lado y traten de persuadirnos constantemente, solo nosotros somos los que tomamos la decisión de qué queremos comprar, a dónde queremos ir, por quién queremos votar.
  4. ¡Los niños! No es casualidad que toda persona que trabaja en estas grandes empresas tecnológicas no permite que sus hijos tengan estas redes sociales desde que son muy pequeños porque ellos saben, precisamente, a los peligros a lo que se están exponiendo. Ya tendrán oportunidad, cuando tengan 15-16 años, que es la edad que más o menos recomiendan estos mismos expertos, para que decidan a qué red quieren entrar y qué información quieren dar.

*Periodista. Magíster en Comunicación Política 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar