El mejor trámite es: ¡el que no existe! | Por: Gabriel Aramburo

Para colmo, realizar un trámite en Colombia se demora, en promedio, 7.4 horas. Es decir, casi un tercio de un día de su vida.

21 Nov 2020 5:51Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Gabriel Aramburo*

@aramburogomez en Twitter

Un trámite es un conjunto de requisitos, pasos o acciones mediante los cuales los individuos y las empresas piden o reciben información de una entidad pública con el fin de ejercer un derecho o cumplir una obligación. Algunos de los trámites más comunes son los de abrir o crear una empresa, pagar un impuesto, los de identidad y registro civil o el pago del impuesto predial.

Se supone que los trámites deben ser fáciles, rápidos y “gratuitos” -es decir, gratis no hay nada en la vida, pero se supone que con nuestros impuestos ya pagamos los trámites-.

Pero este supuesto no se cumple en la mayoría de los casos. Tan solo piense en la última vez en que usted tuvo que diligenciar un trámite ¿cuántas fotocopias tuvo que sacar, cuántas filas tuvo que hacer, cuántos sellos tuvo que solicitar, y cuántas tarifas o costos tuvo que pagar para finalizar su trámite, su diligencia, su registro?

La Encuesta de Usuarios Avanzados del BID nos dice que un ciudadano realiza en latinoamérica 4 trámites al año en promedio. Así mismo, según el estudio “el fin del trámite eterno” del Banco Interamericano de Desarrollo, en Colombia se gestionan unos 2.400 trámites ante el gobierno nacional y otros 50.000 ante entidades subnacionales: departamentales, locales o privadas que tienen a su cargo la realización de trámites.

Siguiendo con este orden de ideas y de acuerdo a las cifras compiladas por Latinobarómetro, un trámite en América Latina se demora, en promedio, 5.4 horas. Eso es mucho tiempo. Y para colmo, realizar un trámite en Colombia se demora, en promedio, 7.4 horas. Es decir, casi un tercio de un día de su vida.

Entonces el llamado con este mensaje es a digitalizar muchos, si no todos, los trámites ante entidades públicas. Para esto se requiere:

  • Establecer un verdadero gobierno digital con sitios web, correos electrónicos, firmas digitales, medios de pago electrónicos.
  • Posibilitar el acceso a internet a toda la población.
  • Garantizar que el gobierno electrónico funcione desde cualquier dispositivo -incluyendo computadores, teléfonos, tablets-.
  • Garantizar la expansión y la implementación de programas de alfabetización digital. Es decir, que todo el mundo que tenga acceso a internet sepa cómo usar internet.
  • Ofrecer y posibilitar métodos de pago electrónico que no requieran una cuenta bancaria.

Hay muchísimo que hacer y ni siquiera hemos hablado de la infraestructura eléctrica y electrónica que se requiere para operar un dispositivo con conexión a internet.

De otra parte, y hay que ser justos, las iniciativas estatales para digitalizar muchos de los trámites que existen en Colombia son bienvenidas y merecen. Necesitan de todo el respaldo ciudadano. Algunas de ellas son el decreto 19 de 2012, o la estrategia de gobierno en línea, o los documentos Conpes sobre comercio electrónico y ciudades y territorios inteligentes. Todas estas propuestas hay que respaldarlas y hay que implementarlas ya.

Se hace un llamado a entidades públicas nacionales, departamentales y locales, y en especialmente a las entidades privadas que tienen a su cargo la realización de algún trámite por orden de ley, a que de verdad digitalicen todos estos trámites, todos estos servicios. Puesto que de seguir así como estamos, la iniciativa privada, la libertad suya, está siendo asfixiada.

*Abogado, candidato a magíster en Derecho Internacional y Seguridad. Dirección de Acción Legislativa - Libertank

NoticiasRCN.com

Te puede interesar