Opiniónjulio 31, 2021hace 2 meses

El partido liberal no tiene nada de liberal

El liberalismo es una filosofía política con unos principios generales muy concretos y con un fin muy específico: proteger la libertad de cada persona.

@Libertariosed en Twitter

Esta semana se presentó la precandidatura presidencial del senador “liberal” Luis Fernando Velazco quien quiere caminar de la mano del pacto histórico de Gustavo Petro, pero… ¿Qué significa eso de ser liberal? ¿Será que los liberales representan este pensamiento político? ¿En algún momento de la historia colombiana hubo representantes del pensamiento Liberal?

Lo primero que hay que entender es que en la mayoría de partidos, las ideas no son las que mueven las intenciones políticas sino son los avales, es así que los partidos políticos son unas fami-empresas donde entre todos se rotan el poder, por eso es que yo soy liberal, pero mi hermano puede ser conservador  y mi tío del polo  y entre nosotros nos rotamos el poder, es decir  mucha politiquería pero de ideas muy poco.

Si eso es así, ¿Qué significa ser Liberal?

El liberalismo es una filosofía política con unos principios generales muy concretos  y con un fin muy específico,  proteger la libertad de cada persona para escoger como desea vivir su vida,  el liberalismo no pretender imponer a los demás una idea de cómo debe vivir su vida, sino que se limita a plantearse bajo qué reglas  pueden los distintos individuos perseguir sus plurales visiones  acerca de cómo deben vivir sus propias vidas, es decir, un liberal no te va a decir que solo hay una manera de perseguir el bien, sino que va a generar las condiciones para que cada individuo busque su particular manera de hacer el bien.

Para el liberalismo el problema que debe resolver todo orden político es cómo hacemos para que petristas, uribistas, fajardistas los que votan en blanco y los demás colombianos que no votan -cada uno de ellos con una visión diferente de lo que es una buena vida o qué es una buena sociedad- puedan coexistir sin que ninguna de ellas le imponga a la otra sus preferencias particulares de cómo vivir y de cómo organizarse.

Hoy quisiera compartir con ustedes tres de los diez principios en los cuales descansan el pensamiento liberal y las incoherencias de los que aquí se hacen llamar liberales.

El liberalismo descansa sobre dos presupuestos éticos: el individualismo político y la igualdad jurídica. Individualismo político significa que es inmoral que a ti te impongan una manera de ver la vida en función de un colectivo particular, o una religión o un ecosistema, por ejemplo, está muy mal para un liberal que Vivian Morales del partido liberal quiera legislar con la biblia para prohibir a través del uso de la fuerza y la coacción estatal que los homosexuales quieran casarse y en consecuencia impedir las uniones civiles con personas del mismo sexo para poder tener derechos de propiedad sobre los bienes de sus parejas, como también está muy mal que a través de unas cartillas quieran imponer la ideología de género a las familias cristianas, está muy mal que se usen dinero público para promover las ideas de un colectivo o de una religión particular.

El segundo principio es la igualdad jurídica y se refiere a que todos los seres humanos tenemos los mismos derechos, está muy mal que alguien tenga más derechos que los demás  por nacer con un color de piel particular, es decir está muy mal que por ser indígena yo tenga derecho a que me den 310 millones de pesos,   que se los quitaron a los ciudadanos para poder financiar los CRIC  y de los cuales los indígenas nunca presentan cuentas, o está también muy mal que por ser tener un sexo en particular tenga privilegios ante la ley, como por ejemplo las leyes de cuotas que valoran a las mujeres por sus genitales y no por lo que tienen en su cabeza.

Estos dos principios anteriores descansan 4 derechos:

El primer derecho es la libertad personal, este es el derecho más básico de cada persona, esto significa  que los demás no pueden interferir violentamente en tus planes de acción salvaguardando así tu proyecto vital, puedo decir que soy libre siempre y cuando ningún ser humano interfiera con mis acciones,  es decir, que cuando los guerrilleros urbanos de la primera línea que tanto apoya la Colombia Humana a la cual quiere adherirse esta facción del partido liberal, son el ejemplo perfecto de la violación al derecho de la libertad personal.

Ninguna persona tiene derecho a interferir en los planes de acción de otras personas, no mi querido mamerto no tienes derecho a bloquear vías para pedir tus derechos.

El segundo derecho es el de la propiedad privada, esto significa que la libertad comprende el derecho de usar, disfrutar y disponer de los bienes que hemos adquirido pacíficamente.

Para que puedas llevar a cabo tu proyecto de vida necesitas de medios materiales, si quisieras montar una iglesia, que es una actividad espiritual, vas a necesitar recursos físicos como una casa, sillas, biblias etc. No se puede respetar las demás libertades sin derechos de propiedad, ya que no se podría ejercer la libertad artística si no tienes lienzos en que pintar, o la libertad de presa sin imprentas. Sin medios materiales la libertad de acción de los individuos apenas abarcaría la libertad de pensamiento y acaso de expresión.

En consecuencia, aquella persona que utilice un recurso que no tiene derecho a utilizar y que por consiguiente le impide utilizarlo a la persona que, sí tiene derecho a hacerlo, será quien interfiera ilegítimamente sobre los proyectos vitales ajenos, lo que implicaría que quien viole los derechos de propiedad ajena, será quien vulnere la libertad ajena.

Por ejemplo, en Colombia no se respeta el derecho de propiedad y por ende la libertad en el artículo 334 el cual prohíbe que tengas derechos de propiedad de lo que hay debajo de tu casa, dejando al Estado en función de un discurso colectivista como el bien común, la explotación de los recursos naturales, claramente un atentado a la libertad.

Como podemos ver los liberales de liberales no tiene nada y en Colombia ya viene siendo hora de que recordemos a los auténticos liberales, aquellos que construyeron la Constitución de Rionegro en 1863 donde se promulgaban dos presupuestos éticos; individualismo y la igualdad jurídica, que a su vez sostienen los cuatro pilares centrales en forma de derechos; libertad, propiedad privada, contratos y reparación del daño y que habilitarían la existencia de tres instituciones esenciales para la cooperación social; La libre asociación civil, el libre mercado y el gobierno limitado, generalizando los principios anteriores al conjunto de la humanidad a través de la globalización; estos son los diez principios que un auténtico liberal debería defender en Colombia y que ustedes los del Partido Liberal nunca respetan.

Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí