Opiniónseptiembre 13, 2021hace 12 días

La politización de… todo!!!

¿En qué momento llegamos en este país a que todos los aspectos de la vida nacional están politizados?

Quiero preguntarles, ¿qué no está politizado hoy? No sé exactamente en qué momento llegamos en este país a que todos los aspectos de la vida nacional están politizados. Esto quiere decir que se imprime una orientación y un tono político a dimensiones que generalmente no lo tienen.

Si hacemos un recuento de los grandes temas nacionales que no deberían estar ligados a la política, ya lo están: hace mucho tiempo la justicia en Colombia se politizó. Sabemos que en un sinnumero de ocasiones las resoluciones que dictan los jueces, están basadas en la racionalidad política y no en la racionalidad jurídica. También hace varios años un tema de interés nacional y de prioridad para toda la sociedad como la salud, se ha politizado profundamente con la llegada de clanes políticos, a definir en varias regiones del país el manejo de los sistemas de salud y ni hablar del debate que se vivió a raíz del plan de vacunación contra el COVID a principios de este año. Un tema de interés supranacional terminó siendo objeto de peleas políticas y controversias entre gobierno y opositores.

La educación, ese tesoro infinito y pilar del desarrollo de un país, tristemente también está politizado y cada vez más cooptado por posiciones políticas de diferentes bandos en donde nadie gana y los únicos que pierden son los niños, niñas y adolescentes que solo quieren y deben aprender y prepararse para el futuro. Y así con casi todos los temas de orden nacional en donde no se salvó ni la cultura, pues la semana pasada también hubo controversia y politización de los invitados a la Feria del Libro en Madrid. Aunque el embajador en España se disculpó por haber cuestionado la “neutralidad de algunos autores” quienes no fueron invitados a la Feria, es un tema más que se une a la lista de escenarios que no deben politizarse y que en la politización en que vivimos terminan politizándose.

Y ni hablemos de religión, pues ese sí que es un tema polítizado. Aunque es motivo de análisis profundo, mezclar política y religión en un escenario electoral, nunca será beneficioso ni productivo para el debate ni para el crecimiento intelectual. Son temas de otro resorte que si se usan para fines electoreros, el desorden y la confusión puede ser peor. Así que bien haríamos en despolitizar muchos temas de la vida nacional que no necesitan entrar en esa categoría, y que así podemos enfocarnos en lo verdaderamente importante sin aumentar la tensión y la polarización bastante alta en la que ya vivimos.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí