Opiniónenero 15, 2022hace 4 meses

La pregunta correcta en el momento correcto

En 2022 el periodismo jugará un papel fundamental para garantizar el cumplimiento de la Constitución.

Gustavo Nieto, subdirector de Noticias RCNGustavo Nieto, subdirector de Noticias RCN. Foto: NoticiasRCN.com

Empieza un año clave en el que el país se juega mucho de su futuro y el periodismo jugará un papel fundamental para garantizar el cumplimiento de la Constitución.

El derecho de los ciudadanos a estar bien informados y dejar en evidencia a aquellos que parecen querer poner todo en entredicho.

9 de noviembre de 1989, Berlín Oriental; rueda de prensa con funcionarios de la cancillería comunista. Los periodistas fueron invitados para conocer detalles de un plan de reforma de viajes que, como solía suceder con la mayoría de los anuncios del régimen, no debería tener cambios sustanciales.

Sin embargo, en medio de la que parecía una de tantas declaraciones sin ningún efecto práctico se escuchó la voz de un reportero italiano, exactamente el corresponsal de la Agencia de Noticias ANSA, se llamaba Ricardo Ehrman, - ¿Ese plan comprende Berlín Oriental? le preguntó al vocero soviético Gunter Schabowski. 
- Sí, contestó el funcionario.
¿Sin pasaporte? replicó Ehrman.
- Sí, solo con el documento de identidad, afirmó el portavoz.
¿Desde cuándo?
- Desde este momento, dijo Schabowski, mientras trataba de encontrar la respuesta correcta revolviendo una pila de papeles sobre el escritorio.


Era evidente que no estaba seguro, todos en la sala quedaron atónitos. En la práctica, esa declaración hacía pensar que el muro de Berlín desaparecía. 

Ehrman corrió veloz para llamar a sus jefes en las oficinas centrales de Roma. "El muro ha caído", les dijo entre jadeos. La noticia se regó por el mundo y por supuesto también en las calles de la capital de la Alemania del Este. A pesar de que la medida aún no entraba en vigor, la respuesta del vocero desató una reacción en cadena que fue incontrolable, a la medianoche miles de ciudadanos se agolpaban en los puntos fronterizos y fue imposible contenerlos. 

Las consecuencias ya todos las conocemos, la pregunta de ese periodista cambió el curso de la historia.  

Y así podemos enumerar muchos, muchos, casos en los que la agudeza de un reportero o su compromiso con la verdad lograron poner en evidencia una infamia, un acto de corrupción o tan solo visibilizar lo correcto.

Como cuando David Frost, el sagaz entrevistador británico, hizo que el todopoderoso Nixon, se disculpara por su participación en el escándalo de Watergate. "Decepcioné a mis amigos, decepcioné al país, desilusioné al sistema de gobierno y a los jóvenes", dijo avergonzado el expresidente norteamericano, luego de que el comunicador lo increpara: "Pienso que la gente necesita oír una disculpa y creo que a menos que usted lo haga, esto lo estará persiguiendo el resto de su vida", dijo Frost pausada pero firmemente. 

Estos ejemplos se han presentado también en nuestro país y de qué forma. Aún recordamos la famosa rueda de prensa convocada el 6 de agosto del 95 por Horacio Serpa y Fernando Botero, entonces ministros del Interior y de Defensa del desprestigiado gobierno de Ernesto Samper. El proceso 8 mil estaba en pleno furor y los funcionarios querían poner en evidencia la filtración de la indagatoria del exgerente de la campaña de Samper, Santiago Medina, entregada a la fiscalía días antes. Lo que no se entendía era cómo ellos tenían apartes del documento del que había sido robada una de sus copias. Jorge Enrique Botero fue el encargado de poner en evidencia semejante situación. Entre contradicciones y titubeos se acabó la conferencia de prensa. Tres días después el ministro de Defensa, Botero, renunció para enfrentar a la justicia. 

Rescato de la memoria estos episodios, que de una u otra forma transformaron la realidad con un solo propósito, recordar el poder del periodismo y su papel en una democracia. 

2022 será el año de las definiciones, más allá de nuestras preferencias políticas, todas válidas por supuesto, sabemos que estamos de cara a una campaña en la que parece que el "todo vale" se está ganando un puesto que no merece. 

Verdades a medias, frases lapidarias e injustas en las redes, propuestas superficiales, peleas personales, incluso cierto olor a venganza, parecen ser el común denominador en esta contienda que apenas está por comenzar.

Y allí, en ese punto, los medios de comunicación aparecen como los únicos capaces de garantizarles a los ciudadanos información seria y sustentada y exigirles a los políticos actuar con la responsabilidad que la situación amerita. 

Ellos, los políticos, tienen que estar a la altura de semejante coyuntura. El país no espera menos y sería inmoral que no hicieran lo que deben. Pero si por alguna razón decidieran no entender la dimensión de los tiempos que vivimos, ahí estará un periodista listo para hacer la pregunta incómoda que alguna vez se hizo en Berlín, California o Bogotá. 

Las posiciones populistas y con tintes mesiánicos son cada vez más comunes y aunque la democracia se trata, entre muchas cosas, de que todos podamos opinar y pensar como nos parezca, también es cierto que si estos dos derechos no se sustentan en la verdad se convierten en peligrosas armas de uso personal que nos ponen sin remedio al borde del abismo.

Solo los periodistas podrán quitarle la máscara a quien intente disfrazarse de oveja siendo un peligroso lobo. Venga de donde venga, más allá de la orilla de pensamiento que diga representar.

Nunca antes el país ha necesitado tanto de la honestidad de quienes aspiran a gobernarlo y de la capacidad de la prensa de descubrir a quien no cumpla esta condición. 
Nunca antes habíamos tenido tan clara la responsabilidad de hacer la pregunta correcta en el momento correcto. 
 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.