Opiniónoctubre 02, 2022hace 2 meses

"Los otros también lo hacían": ¡El Cambio!

El más mesurado parece ser el presidente, que en un par de discursos ha tratado de ser vinculante.

Andrés HoyosAndrés Hoyos. Foto:NoticiasRCN.com

Muchos colombianos, votaron hace tres meses con la esperanza de, por primera vez en la historia, encontrar una campaña política que cumpliera una única promesa de cambio frente a los desfalcos, la corrupción, las vainas mal hechas e improvisadas, y uno que otro excesos que francamente generaban el repudio colectivo sin importar la corriente ideológica donde nos encontráramos.
 
Esta apuesta que ganó, y que en su radicalismo se había convertido en el adalid crítico de todo lo que hicieran los gobiernos de turno, se ofreció como una alternativa “mesurada” que iba a acabar de raíz con los despropósitos por los cuales casi se acaba el país hace apenas un año, en medio de multitudinarias marchas que en la mitad del camino perdieron cualquier tipo de indignación colectiva, y se convirtieron en actos repudiables de muerte y violencia.
 
Hoy, ese “cambio” prometido y que criticaba reformas tributarias, gastos exagerados de los entes gubernamentales, corrupción, subidas de precios de gasolina, altos precios de congresistas, autoridades que se ganaban el sueldo sin hacer nada y uno que otro escándalo abominable, trata de justificar ahora desde su nuevo rol, una reforma tributaria más agresiva; más de 63 millones de pesos en dos semanas de viajes de la primera dama; más de 216 mil millones en sobrecostos en una empresa en Cali, donde su gerente se autoproclama como alfil del gobierno; congresistas que se hicieron elegir criticando los 35 millones de sus antecesores y que hoy se oponen a la disminución del sueldo porque legislar es muy caro; representantes haciendo mea culpa, ebrios y maltratando a la policía en Cartagena, tratándolos de "asesinos"; una directora del ICBF muy cuestionada manejando el ministerio de los niños en Colombia mientras canta el himno de la alegría; en fin, unos temas francamente patológicos por los cuales ellos mismos hubiesen encendido el país hace algunos meses en la vergonzosa campaña que tuvimos que padecer los colombianos.
 
Alcaldes como el de Medellín, que en cada trino cierra diciendo que van a derrotar a sus detractores de campaña de hace 3 años; ¡3 años! La tusa máxima registrada en esta cosa política vergonzosa que lo único que hace es justificar cada incoherencia descarada con la que se ganaron el voto del estómago de algunos colombianos que engañados ya están poniéndose las rodilleras para salir a marchar por los 100 primeros días de un gobierno que solo quería llegar pero ahora no tiene idea cómo gobernar.
 
El más mesurado parece ser el presidente, que en un par de discursos ha tratado de ser vinculante, pero francamente su gente; con algunas excepciones con criterio, le está haciendo un enorme daño a un gobierno que más que cambio parece un remedo recargado de todo lo que antes criticaban, al punto de justificar cada exceso con el miserable retrovisor del “pero es que vea que los otros también lo hacían”: el cambio, pero de 360 grados y bien recargado.

 


@donandreshoyos
Analista y periodista

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.