Opiniónseptiembre 03, 2021hace 3 meses

Millones de jóvenes autoanalfabetas

La razón de este autoanalfabetismo es triste: ¡Nadie les enseñó a estos jóvenes a leerse a sí mismos! Entre otras cosas porque nadie domina el autoconocimiento.

 @migueldezubiria en Twitter*

En mi pasado artículo afirmé que casi todos somos autoanalfabetas. Se dice de quien no sabe leerse a sí mismo, desconoce tres elementos esenciales suyos:

  1. Sus cualidades e incompetencias, 
  2. La calidad de cada uno de sus vínculos,  
  3. y son confusos sus seis proyectos de vida.

La razón de este auto analfabetismo es triste: ¡Nadie les enseñó a estos jóvenes a leerse a sí mismos! Entre otras razones porque nadie domina el arte del autoconocimiento, y nadie enseña lo que ignora. 

El problema es que estos jóvenes son prácticamente todos los estudiantes de secundaria y universidad de nuestro país porque la educación abandonó el crucial autoconocimiento como eje central para formar mejores seres humanos. 

Si les enseñáramos a reconocer sus cualidades los beneficios serían inmensos. Para mí el primero, podrían decir como yo: “Soy un hombre poseedor de diecisiete cualidades, y seis graves incompetencias”. Esas cualidades me hacen ser un hombre valioso; no porque mis padres, hermanos o profesores me lo digan, sino porque yo lo sé. 

Más aún, sé exactamente cuál es cada una de esas diecisiete cualidades mías, las tengo bien anotadas sobre mí escritorio. Lo mejor es que también reconozco los nueve beneficios causados por cada cualidad afectiva. 

Si de joven las hubiese conocido mi vida habría sigo radicalmente mejor, pues no sería un vulgar y común auto analfabeta, como hoy lo son todos los estudiantes jóvenes. Tengo un buen fundamento para auto valorarme y sentirme alguien muy especial. De lo cual carecen quienes no han realizado el taller de auto conocimiento. 

Si les enseñásemos a nuestros estudiantes a analizar sus vínculos, sus aspectos afectivos, cognitivos y expresivos, tanto como a descubrir las tensiones y malestares, que nunca faltan, los beneficios serían enormes para ellos. 

Lo resumo en una oración: poseerían la mejor vacuna contra la soledad, posiblemente el mayor mal psicológico del siglo. 

Si les enseñásemos a nuestros estudiantes a precisar sus proyectos de vida: amoroso, laboral, intelectual, de amigos, de tiempo libre irían por la vida con sus metas de mediano y largo plazo claras, poderosas, automotivados. 

Se convertirían en lo que hoy denomina psicología afectiva individuos (auto) ellos mismos (thélicos) definen sus metas, y sus propósitos; no siguen los planes de otros, ni recorren la existencia a la deriva.

Enseñar a nuestros jóvenes autoconocimiento no solo mejoraría su autovaloración, de paso sería un magnífico antídoto contra la depresión, trastorno psicológico padecido por más de 300 millones de personas en el mundo. 

Comprender sus vínculos además de permitirles mejores relaciones les daría un excelente antídoto contra la soledad, lo comentamos. Ayudarles a diseñar sus proyectos de vida los vacuna contra la actual apatía, por ende, prevendría el trágico suicidio. 

Es imposible porque al MEN no le interesa, menos a Fecode y curiosamente tampoco a las asociaciones de padres. Conocemos la solución, un profesor de autoconocimiento. 

Posiblemente algún día alguien cuantifique los daños sobre millones de vidas condenadas al auto analfabetismo, de quienes carecieron de este necesario profesor.

*Psicólogo afectivo. Profesor de autoconocimiento.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.