Moda y política | Por: Carolina Fierro

Lo ocurrido la semana pasada con China y la marca de ropa H&M muestra la profundidad y relevancia política que ha ganado la moda actualmente.

29 Mar 2021 6:00Por: Noticiasrcn.com

Por: Carolina Fierro*
@CaroFierroVal en Twitter    

Cuando la moda y la política se juntan, tengo la fortuna de analizar dos de mis grandes pasiones en la vida.

Generalmente se concibe la moda y el estudio de la moda como una actividad frívola, superficial y trivial. Pero la historia de la moda y el análisis de la misma aporta elementos profundos y sustanciales al entendimiento de la sociedad y del mundo.

Por esto, lo ocurrido la semana pasada con China y la marca de ropa H&M muestra la profundidad y relevancia política que ha ganado la moda actualmente.

La marca sueca H&M anunció que no comprará más algodón producido en la región de Xinjiang debido a las violaciones de derechos humanos y trabajos forzosos que tienen lugar en esa región.

Varias marcas importantes han expresado su preocupación por las acusaciones de que miembros de la minoría uigur, mayoritariamente musulmana, están siendo utilizados como mano de obra forzada.

Beijing niega las acusaciones y, como retaliación, ha bloqueado las tiendas online de otras empresas como Nike, Adidas Y Burberry, que se niegan a comprar el algodón y sus tiendas han desaparecido de algunos mapas digitales.

Aunque las tiendas físicas de H&M en China se mantienen, ya no es posible llamar un servicio como Didi para ir a las tiendas y los consumidores no pueden comprar en línea.

Vemos cómo se conjugan aquí factores políticos alrededor de algo tan “trivial” como la moda, pero que realmente es más profundo y denota comportamientos de la sociedad actual.

El hecho de que una empresa decida no comprar un insumo por la forma como se produce, demuestra que ya no es suficiente con que sea moda sostenible o que se marque la etiqueta con materiales orgánicos. 

Ahora toda la cadena de suministro en la moda debe ser ética, consciente y transparente para que al llegar al consumidor final, este decida comprarla con tranquilidad y sin remordimientos.

Los consumidores son cada vez más exigentes y cuidadosos con lo que compran, lo que hace que las empresas suban sus estándares de ética, sostenibilidad y de derechos humanos.

Igualmente, este episodio muestra cómo alrededor de la moda la política se afecta también, pues H&M mantiene una larga relación con China, que es importante para ambas partes. Pero lo que hizo esta compañía fue llamar la atención a China sobre un tema de política interna fundamental y esto no le gusta a Beijing.

A China le gusta utilizar su poderío comercial y su nacionalismo para presionar a los gobiernos y a las multinacionales, para que se queden callados sobre sus abusos. Pero en un mundo cada vez más interconectado y con consumidores mucho más conscientes, cuestiones como la moda traerán cada vez más cambios y transformaciones políticas que seguramente serán para bien de la humanidad y del planeta.

 

*Politóloga

Noticias RCN Google News

NoticiasRCN.com

Te puede interesar