¡No vamos a dejar que se sigan robando nuestro dinero! | Por: Andrea Bernal

La corrupción en época de pandemia no se limita a un municipio, a una localidad, a una ciudad, ni siquiera a un país, es un virus que está contagiando a América Latina.

28 May 2020 6:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Andrea Bernal

“¡Dejen de robar, carajo!” Esa no es mi frase, pero sí el sentir. Lo dijo Catia González una congresista paraguaya en plena sesión del Congreso cuando denunciaba sobrecostos en kits alimenticios, mascarillas, en gel antibacterial y alcohol. “Si queremos que nos dejen de robar tenemos que unirnos, entre todos y repudiar a quienes nos sacan el pan de la boca y nos hunden en la miseria”, con esto terminó su alocución.

Y es que la corrupción en época de pandemia no se limita a un municipio, a una localidad, a una ciudad, ni siquiera a un país, es un virus que está contagiando a América Latina.

En Colombia sobreprecios de kits alimenticios, mascarillas, de insumos médicos, de camillas hospitalarias, 10 alcaldes estaban haciendo fiesta con la plata de los colombianos. Y alcaldes y gobernadores que todavía están en la mira de las instituciones de control en ese país.

En Ecuador, 46 contratos fueron adjudicados a una sola familia, una sola familia por 7,7 millones de dólares en hospitales del seguro social, además de sobreprecios en kits alimenticios, en mascarillas, y en bolsas de cadáveres donde en el mercado costaban entre 20 y 40, los estaban comprando en 150 dólares.

En México, investigan a un hijo de un funcionario, que vendió al Gobierno ventiladores a sobreprecio, los vendió en 62 mil dólares. El Gobierno pagó eso por unos ventiladores, cuando usualmente los estaba adquiriendo en 35 mil 800.

En Perú la Fiscalía tiene más de 500 investigaciones por sobreprecios también en insumos médicos. Además de una investigación a la Policía por sobrecostos en insumos para la protección de los agentes. Esta investigación, cobró la cabeza del ministro del Interior y también del comandante de la Policía.

Y en Bolivia, un ministro de Salud preso, tras las rejas, estará tres meses en prisión preventiva mientras se investiga también sobrecostos en ventiladores para hospitales en Bolivia.

Bueno, parece que nos cansamos, porque nos están robando, sí es verdad, nos han robado desde siempre, pero parece que por primera vez durante esta pandemia las autoridades y todos estamos indignados, estamos haciendo nuestra labor. Lo que pedimos es que las autoridades hagan su trabajo, en serio, no por quedar bien, no por la foto. Y nosotros tenemos que seguir denunciando para que los corruptos sepan que no vamos a dejar que se sigan robando nuestro dinero.

NoticiasRCN.com

Te puede interesar