Opiniónnoviembre 22, 2022hace 6 días

OH LIBERTAD

Sentimos tan nuestra la libertad, que nunca vimos la magnitud de la amenaza que representaba para ella un proyecto político con tintes autoritarios.

OH LIBERTAD: columna de opinión de Julia CorreaFoto: Noticias RCN

Si hay una palabra que une a los antioqueños, en mi concepto, es “libertad”. De manera expresa, aparece como protagonista de nuestro himno y se inculca desde nuestra formación, cuando en la mayoría de familias, de ciudad o del campo, se nos enseña desde niños el valor de la disciplina y del trabajo para cumplir los sueños, en otras palabras, el valor de la tenacidad y del trabajo como fuente de independencia y libertad. 

Sentimos tan nuestra la libertad, que presumimos su permanencia en el tiempo y nunca vimos ni entendimos la magnitud de la amenaza que representaba para ella, un proyecto político con tintes autoritarios, representado por el “huracán Quintero”, en su paso arrollador por Medellín.

La crisis institucional y de gobernanza que atraviesa nuestra ciudad, nos invita a reflexionar y comprender el valor y verdadero significado de la libertad, para evitar que el daño sea aún mayor y fortalecer los cimientos del camino que evite que Colombia sea el escalón a seguir del nocivo proyecto de Quintero y quienes lo rodean. 

Y es que se afecta la libertad si a los parques, instalaciones deportivas y bienes públicos no se les realiza mantenimiento y si no se garantiza la seguridad, porque los niños y jóvenes no pueden disfrutar de la recreación y el deporte.

Se afecta la libertad si el sistema de transporte masivo no tiene estabilidad financiera, como sucede actualmente con el Metro de Medellín, porque la ciudadanía en general ve amenazada la posibilidad de desplazarse para cumplir sus tareas cotidianas.

Se afecta la libertad, cuando una administración con transferencias de EPM por más de un billón de pesos, no prioriza la lucha contra el hambre - tenemos una pobreza de 27% - y el incentivo al emprendimiento, porque con hambre no fluye la creatividad y sin creatividad la mente humana se vuelve esclava del aperezamiento que se opone a la libertad.

Se afecta la libertad si no se priorizan los programas de atención a los niños - tenemos las cifras de desnutrición infantil más altas de los últimos 8 años - y a los adultos mayores, porque los niños y adultos mayores dejan de tener acceso a una formación y a una vejez con la debida calidad.

Se afecta la libertad de prensa y se amenaza la posibilidad de la ciudadanía de recibir información libre, cuando se ataca y estigmatiza a los medios de comunicación.

Se afecta la libertad cuando se lidera una narrativa de odio a algunas empresas, empresas que han sido motor del progreso de nuestra sociedad. Se afecta la libertad cuando se estigmatiza a la oposición y no se le concibe como fuente del balance que fortalece la democracia. 

Se afecta la libertad cuando se prioriza una agenda de odio a la tierra que se gobierna, porque se despoja al ciudadano del sentido de pertenencia, del amor que inspira el cuidado por lo público y lo privado. 

Son ejemplos que denotan que el “huracán Quintero” y su administración - ¿administración? - , representan un proyecto que atenta contra la libertad como principio básico de nuestra sociedad, que va a ser bien difícil recuperarla y sobre todo, reparar el daño que ha causado su pérdida.

Estamos advertidos. No presumamos nunca la permanencia de la libertad, presumamos siempre el riesgo de perderla, para que cuidarla sea un deber permanente de los ciudadanos de Antioquia y Colombia.

 

@JuliaCorreaNutt

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.