Opiniónmarzo 02, 2021hace un año

Reactivación solidaria como única forma para superar la postpandemia| por: Andrés F. Hoyos

¡Hombre, es que todo el mundo está cobrando como si viniera vacuna incluida! Y ¡claro que está! Pero esta parece ser igual de momentánea al impuesto del 4x1000

Por: Andrés F. Hoyos E.*

@donandreshoyos en Twitter

El guarapazo económico que deja esta pandemia es quizá más profundo que la misma consecuencia de salud pública que nos viene aquejando durante el útimo año.

Restaurantes y bares quebrados; dinamismo intermitente y perezoso en el turismo; una burbuja miedosa en la finca raíz pero al revés, con los precios para arriba; los incrementos notables en servicios públicos; los tiquetes aéreos; los ajustes en la salud; los peajes; las arandelas de servicios bancarios otra vez marcando como vigilante con termómetro a la entrada de cualquier local; y una infinidad de realidades apaleantes son las incoherencias con las que tenemos que luchar la mayoría de colombianos que dependemos de lo que trabajamos para poder mover la economía en todas las escalas.

Y es que en esta ocasión no debería primar el egoísmo histórico para que cada cual se salve, pero no tenga con quién circular fondos porque todo el mundo está pensando en sí mismo. El eterno problema del corrupto, que quiere enriquecerse en 10 días, pagar cinco años de cárcel y salir pensionado a buscar casa en Miami. 

 

Si no somos solidarios entre todos, con absoluta seguridad no vamos a recuperar el terreno que hemos tenido en standby, durante el último año, y que ha acabado el trabajo, el colchón, la vida, y los sueños de tantos colombianos que no entienden cómo durante esta pandemia las cosas se han puesto más caras.

 

Es absurdo que la economía piense dinamizarse con tiquetes aéreos a 700 mil pesos, con arriendos y ventas de inmuebles millonarias, con tarifas bancarias por mover la plata en otras ciudades.

 

Es que no hay derecho que la gente vaya a mercar y tenga que pagar parqueadero en el mismo establecimiento que hizo la compra. ¿Dónde está el principio de la colectividad para nutrir la economía en bloque?, ¿por qué no hacer concesiones de equilibrio de precios?, ¿no es preferible ir activando de a poquito entre todos?

 

¡Hombre, es que todo el mundo está cobrando como si viniera  vacuna incluida! Y ¡claro que está! Pero esta parece ser igual de momentánea al impuesto del 4x1000 que ya llegó a los 23 años de genialidad.

 

No es justo que los pequeños y medianos empresarios estén rindiendo el jugo de naranja con agua, al son de un plan de vacunación que no pinta efectivo para soñar, aún, con alguna salida inminente a esta pandemia.

Desde la poderosa empanada callejera, el costo del transporte público, la transacción oculta de más de 10 mil pesos por consignar en otras ciudades, el excesivo costo de la gasolina, el penoso sistema de salud con sus cobros abismales en cualquier modalidad, las administraciones de la propiedad raíz, la televisión por cable que se paga únicamente para tener buen internet, en fin.

Cualquier cosa que consumimos diariamente, al vivir en este país, debería ser optimizada presupuestalmente para dinamizar en masa y generar flujo y acceso equilibrado, para que todo el mundo gane.

Si quiere diga que es un cuento romántico y medio utópico, pero la competitividad dependerá de la solidaridad conjunta: buenos precios para comprar, buenos recursos para pagar.

Y ¡ojo! con esas burbujas mentirosas, infladas con las necesidades individuales y la colusión empírica. Ya lo vivimos en la década de los 90 y aún se siente la metástasis de la narcocorrupción loba y mentirosa que infló precios ficticios para nunca volver a equilibrarlos.

*Comunicador social y periodista. Asesor de comunicaciones estratégicas y columnista

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.