Opiniónnoviembre 03, 2021hace 3 meses

Sus enemigos son ustedes, candidatos

Los candidatos de Centro creen que podrán llegar cada uno por sus propios medios a segunda vuelta y no es así.

Sus enemigos son ustedes, candidatosFoto: NoticiasRCN.com.

@santiagoangelp Twitter*

Este es el escenario: Si el centro, todo el centro, incluyendo a los candidatos de centro derecha, no hace una consulta para escoger a un candidato único a la Presidencia, la segunda vuelta será entre el senador Gustavo Petro y la senadora María Fernanda Cabal. Ganará Petro.

¿Por qué? Es fácil preverlo. Hoy hay un candidato de izquierda, que es el senador Petro, y hay un candidato de derecha, que es el que gane la encuesta en el Centro Democrático. Esa persona será María Fernanda Cabal. En el centro está Alejandro Gaviria, Rodrigo Lara o Juan Manuel Galán por el Nuevo Liberalismo, Sergio Fajardo en la Coalición de la Esperanza, Juan Carlos Echeverry, Enrique Peñalosa, Federico Gutiérrez en la coalición de la experiencia, y Carlos Amaya en el Verde.

Si los candidatos de centro llegan todos como están hoy, si incluso llegan dos, dividirán sus votos dejándole el espacio a la derecha y a la izquierda con posiciones que hoy se presentan de una forma ortodoxa. Contra el uribismo o contra el petrismo.

¿Por qué Petro le ganaría en segunda vuelta al candidato de derecha? Porque su nivel de organización está mejor establecido en estas elecciones. El senador supo entender que no bastaba el discurso efectista sobre la pobreza y las soluciones con impresión de billetes, sino que había que agitar la indignación para presionar en las calles. Y, además, tener maquinaria. Por eso recibió a movimientos evangelistas, al senador Armando Benedetti y a Roy Barreras sin ningún problema, aunque todos esos fichajes resultaran profundamente incoherentes para su propio discurso. El juego de Petro hoy es todo o nada.

De otro lado, la situación para cientos de miles de colombianos es muy difícil. Aunque la recuperación durante el 2021 va muy bien y con buen tono, no necesariamente el crecimiento de la economía y la reducción de cifras de desempleo son indicadores que estén percibiendo ya las personas en las regiones apartadas y en los barrios en las ciudades. Muchos jóvenes y mujeres siguen entendiendo que no tienen alternativa para un proyecto de felicidad, y en la coyuntura política la única opción que les genera la posibilidad de cambio es el senador Petro.

Aunque la experiencia evidente de los experimentos en la región con las políticas contra el libre mercado, la expropiación, el aumento de impuestos a las empresas y la redistribución de la riqueza bajo las ideas del comunismo, dice que esos mismos jóvenes y mujeres podrían terminar peor, con salarios mínimos por debajo de los cinco dólares e hiperinflación, lo que tienen hoy les exige con rigor tratar de encontrar una vía para respirar por fuera del agua. Sin empleo, sin alternativa de educación y sin opción de progreso es natural entender que un candidato que promete un revolcón absoluto del Estado y de la economía sea su primer y único camino.

No se le puede pedir con arrogancia a un joven en esas condiciones o a un padre o madre de familia soltero que entienda las consecuencias inmediatas de la emisión o del alza excesiva a los impuestos de las empresas, cuando su preocupación única es la supervivencia todos los días.

Ahora bien, seamos claros. ¿Por qué están peleando Alejandro Gaviria y Sergio Fajardo? Por una sola razón. Fajardo siente que detrás de las investigaciones de la Fiscalía y la Contraloría está el expresidente César Gaviria y Alejandro candidato no va a rechazar al director del Partido Liberal porque sus conversaciones sobre esa candidatura fueron muy anteriores a la Coalición de la Esperanza. El líder político que más ha apoyado la candidatura de Alejandro en lo privado es el expresidente. Fajardo entonces no tolera hacer una alianza con alguien que él cree que lo persigue con procesos judiciales muy serios.

En cualquier escenario el centro todavía no ve el fenómeno Cabal. La senadora Cabal tiene una ventaja que nadie ha analizado aún y es el voto vergonzante. Tal como con Trump, hoy hay muchos electores de derecha y centro derecha que votarán por Cabal sin hacer campaña ni apoyarla públicamente por temor a ser juzgados y ridiculizados. Quien subestime a Cabal no ha entendido nada de política ni ha vivido en Colombia en las últimas dos décadas.

Los candidatos de centro creen que podrán llegar cada uno por sus propios medios a segunda vuelta y no es así. Si el centro no tiene un candidato único está sepultado. Y en medio de sus peleas arrogantes de superioridad moral e intelectual, tendrán que unirse en oposición, ahí sí, a un gobierno que podría significar costos difíciles de reversar.

Sigan señalándose entre sí, candidatos. La democracia no los va a esperar siempre.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.