Opiniónagosto 16, 2022hace 2 meses

¿Y la oposición qué?

​​​​​​​Esa vacante está disponible, ¿quién la quiere ocupar?, esa pregunta requiere de una pronta y eficaz respuesta.

Gustavo NietoGustavo Nieto, subdirector de Noticias RCN. Foto: NoticiasRCN.com

Así como el gobierno Petro disfruta aún las bondades de estar recién posesionado, quienes se le oponen podrían también estar disfrutando de su mejor momento, pero nadie, por ahora, parece hacer méritos para ocupar el lugar de quien sea capaz de contradecir al nuevo mandatario. 
  
"Tengo dolor de Patria", " Pobre país”, " Se nos acabó la democracia", "Un guerrillero llegó al poder, pobre Colombia", estas son algunas de las frases que en Twitter lanzan a diario varios de los líderes políticos y de opinión contradictores al gobierno del presidente Petro. Mientras apenas unos días después de su posesión, el nuevo mandatario anuncia nueva cúpula militar y de policía, reforma tributaria, activación del proceso de paz con el ELN, restablecimiento de las relaciones con Venezuela, cambios en el régimen laboral y prohibición del fracking, las voces llamadas a representar a esos más de 10 millones y medio que votaron en contra del proyecto Petro, aparecen en las redes lanzando frases de cajón, altisonantes, llenas de predicciones apocalípticas, absolutamente ineficaces frente a semejante avalancha de propuestas, que buenas o malas, parecen no tener quien las contradiga con argumentos y no con obviedades.  

Se posesionó un presidente de izquierda, esa es la democracia, y aunque es deber respetar la decisión de las mayorías, también es derecho hacer valer a las minorías, pero sospecho que quienes no votaron por el actual presidente están huérfanos.  

El senador Hernández demostró de sobra el desprecio por sus electores, después de la segunda vuelta desapareció y solo se volvió a saber de él a través de unas fotos con el entonces presidente electo en las que dejó clara su afinidad con "el cambio".

Entre sorprendidos y despechados sus votantes entendieron que tal vez no es el ingeniero el llamado a representarlos. Ni siquiera sabemos si va a seguir en la curul que se ganó por ser el segundo más votado en las presidenciales. 

Ante la realidad de que el llamado a ser el líder natural de la oposición decidió desaparecer, es que se hace tan necesario un liderazgo serio y respetuoso que está en mora de ser asumido por alguien. Pero semejante responsabilidad debe trascender el Twitter, más allá de las sensaciones que deja el nuevo gobierno en sus primeros días, la democracia necesita contrapesos y uno de esos es la oposición.  
Pero increíblemente es la figura del expresidente Álvaro Uribe la única que aparece con la dimensión de ofrecerle al nuevo presidente un debate de altura sobre lo que se vislumbra del cuatrienio.  

Fue Uribe quien se reunió con su antagonista más vehemente, hay que decirlo, tanto el presidente como el expresidente se despojaron de prevenciones para enviarle al país un mensaje que por estos días es muy útil: Por ondas que sean las diferencias, por distantes que sean las opiniones, por irreconciliables que sean las ideas, es posible conversar e incluso dejar claras las reglas de juego.  

Uribe le dijo a Petro: "Lo que podamos aprobar lo haremos gustosos, sí hay temas en los cuales puede servir nuestro concepto para un acuerdo, bien. Y en aquello que tengamos que discrepar cuente con una oposición razonable." 

Incluso tuvo a bien llamarlo para explicarle las razones de su ausencia en la ceremonia de posesión. Un gesto que tendrá que ser reconocido por amigos y enemigos porque revela un talante que brilla por su ausencia en otros casos.

Y está claro que no será el expresidente Uribe el líder de la oposición, así su condición política lo haga el contradictor natural de Petro.

Debería registrarse una renovación generacional. El país la reclama sobre todo cuando son los jóvenes los que están activándose como nunca en su papel en la nueva realidad nacional y hay que aprender del ejemplo. Petro es presidente, entre otras cosas, porque durante años juiciosamente hizo política, recorrió las regiones, habló con los ciudadanos, fue consistente con su discurso, como en su momento lo hizo Uribe y también fue presidente.  
 
Hoy la voz de los que tienen dudas o simplemente no están de acuerdo con el plan de gobierno, está representada, en algunos casos, por twitteros juiciosos que investigan y ponen en evidencia posibles irregularidades, algunas contradicciones o eventuales actos ilegales. 

Pero dónde está ese personaje que va a hablar por quienes se consumen en la incertidumbre por la reforma tributaria, el proyecto contra el fracking, las horas extra, la paz total, la transición energética, la suerte de la primera línea, las invasiones en Cauca o el manejo de las tierras improductivas. 

Se escuchan voces interesantes desde el Congreso. David Luna, Miguel Uribe, Paloma Valencia; pero más allá de que al gobierno Petro le vaya bien, que con franqueza deseo que así sea, la democracia requiere del disenso. Es vital, es su sabia, lo que la justifica y la hace útil. Nada más peligroso que el “unanimismo” o la oposición estéril, esa que no responde con ideas y se limita a quejarse y quejarse sin límite. 

El país abrió una puerta que permaneció cerrada desde que somos República y es la de un gobierno de izquierda. Por lo mismo nunca ha sido más necesario conocer de qué están hechos esos líderes que pregonan a voz en cuello que el país cayó en un abismo sin fondo. Si tienen razón, ¿lo dejarán caer? o más allá de la profecía del apocalipsis, no será que la opinión pública requiere es más sensatez, cantidades de decencia, chorros de inteligencia, pero sobre todo optimismo para ver un país diverso que puede pensar distinto pero que encuentra en el debate y el respeto el escenario para crecer.  

Pueden quedarse repitiendo como loros el error de haber elegido al actual presidente o por el contrario estudiar y argumentar, estoy seguro de que esa posibilidad le encantaría al presidente, acostumbrado a la palabra como herramienta para confrontar. 

Esa vacante está disponible, ¿quién la quiere ocupar?, esa pregunta requiere de una pronta y eficaz respuesta. Amanecerá y veremos.    

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.