Tecnologíaoctubre 17, 2013hace 9 años

Hallazgo de cráneo reformularía la evolución humana

Los científicos que estudiaron el cráneo aseguran que el hombre proviene de una misma especie.

De acuerdo con la hipótesis, el humano vendría de una especie universal. Foto: Science
El hallazgo de un cráneo de 1,8 millones de años ofrece nueva evidencia de que el ser humano primitivo pertenecía a una única especie con muchos aspectos diferentes, indicó una investigación que reaviva el debate sobre la evolución humana.
 
A diferencia de otros fósiles conocidos del género Homo, este cráneo increíblemente bien conservado hallado en Dmanisi, un sitio arqueológico en Georgia, está constituido por una pequeña caja craneana, una cara grande y dientes largos, dijeron los investigadores, subrayando que se trata del antepasado más antiguo del ser humano descubierto fuera de África.
 
Según esta hipótesis, las diferentes especies a las que hace referencia la paleobiología, como el Homo habilis y el Homo rudolfensis, eran todos antepasados del Homo erectus que diferían solamente en su apariencia, concluyeron los autores de este trabajo publicado en la revista Science.
 
La mandíbula del cráneo fue hallada cinco años antes que el resto del cráneo, el mayor encontrado en el sitio de Dmanisi. Según los investigadores, se trata de los restos fósiles de un varón.
 
En este sitio, ubicado a 85 km al sur de Tiflis, los científicos también descubrieron otros cuatro cráneos pertenecientes a diferentes ancestros humanos, así como diversos animales y plantas fosilizadas y algunas herramientas de piedra.
 
En un hecho sin precedentes, estos vestigios se encontraban todos en el mismo lugar y datan del mismo período, lo cual permite comparar los rasgos físicos de varios antepasados humanos que coexistieron.
 
"Su estado de conservación es excepcional, por lo que muchos aspectos desconocidos del esqueleto de homínido pueden estudiarse por primera vez en más de un individuo", dijo en una conferencia de prensa telefónica David Lordkipanidze, director del Museo Nacional de Georgia, en Tiflis.
 
Los cráneos son tan diferentes que, en otras circunstancias, podrían haber sido considerados diferentes especies, dijo el coautor del estudio, Christoph Zollikofer, de la Universidad de Zúrich.
 
"Los cinco individuos de Dmanisi son notoriamente diferentes entre sí, pero no más diferentes que cinco humanos modernos o cinco chimpancés", señaló.
 
"Llegamos a la conclusión de que la diversidad dentro de una especie es la regla y no la excepción".
 
Escepticismo
 
Además del pequeño tamaño del cerebro, alrededor de un tercio del de un humano moderno, el cráneo descubierto tenía una cara grande y protuberante, una fuerte mandíbula con dientes largos y gruesas cejas.
 
Con sus diferentes características morfológicas, los fósiles de Dmanisi fueron comparados entre sí y con otros fósiles de homínidos encontrados en África, de 2,4 millones años de antigüedad, y en Asia o Europa, de 1,8 a 1,2 millones de años, especificaron estos paleontólogos.
 
"Como observamos un tipo y una gama de variaciones parecidas en los fósiles de homínidos africanos, es razonable pensar que sólo había una especie en estos períodos en África", dijo Zollikofer. "Y como los homínidos de Dmanisi son muy similares a los de África, creemos que todos ellos pertenecen a la misma especie".
 
Los hallazgos de estos paleontólogos difieren sin embargo de otras investigaciones recientes publicadas en agosto de 2012 en la revista británica Nature.
 
El análisis de una cara, una mandíbula inferior completa y parte de una segunda mandíbula inferior, descubiertas entre 2007 y 2009 en Kenia, llevó a los investigadores a concluir que estos fósiles confirman que dos especies distintas de Homo erectus (Homo habilis y Homo rudolfensis) coexistieron en África hace casi dos millones de años.
 
El paleobiólogo Bernard Wood, profesor de la Universidad George Washington, se dijo "muy escéptico" el jueves sobre los resultados del análisis del cráneo de Dmanisi.
 
Wood declaró que el método utilizado por los autores no tiene en cuenta otras diferencias importantes entre las muestras.
 
Según este experto, este cráneo sin precedentes por sus características "en realidad podría ser el de una nueva especie de homínido".
 
AFP
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.