Tecnologíamayo 12, 2022hace 15 días

Cómo jugar videojuegos sin dañar al medio ambiente

Los videojuegos consumen en Estados Unidos el 2,4% de la energía, por lo que es importante tener conciencia del impacto ambiental.

Consejos para ser un gamer ecológico Consejos para ser un gamer ecológico | Foto: Unsplash

Con más de 2 mil millones de usuarios, la industria gaming está en auge. Si bien los juegos ofrecen entretenimiento, también pueden ser un espacio desde el cual podamos aportar a temas trascendentales como el cambio climático.

Así que, con ayuda de Acer, hemos elaborado una guía sencilla para ayudarte a comprender el problema y convertirte en un jugador ecológico, para continuar con tu hobby sin afectar al planeta.

Lee también: El nuevo Mario Strikers al detalle: así es el fútbol al estilo Nintendo

El impacto ambiental de los videojuegos

El poder de cómputo en aumento, la calidad de gráficos mejorada, las pantallas de mayor resolución y el streaming han hecho que los juegos de computadora sean una actividad cada vez más demandante en materia de energía.

El sector del videojuego es ahora más grande que las industrias del cine y la música combinadas. En 2021, la demanda de dispositivos informáticos personales creció hasta los 347 millones. Mientras, han llegado los juegos en la nube. Por ejemplo, en Estados Unidos los juegos representan ahora el 2,4 % de toda la energía residencial y las emisiones de CO2, lo que equivale a más de 5 millones de automóviles. Así que reducir este impacto es bueno para el planeta.

5 consejos para garantizar un juego ecológico

Restaurar, reutilizar y reciclar tu máquina: el 93% de una computadora se puede reciclar. Por lo tanto, la mejor estrategia para los jugadores con conciencia ecológica es evitar que los dispositivos electrónicos existentes terminen en vertederos. Hay tres formas principales de lograrlo. La primera, renovar, o lo que es lo mismo, extender la vida útil de una computadora. Los componentes de hardware, como las tarjetas gráficas y las CPU, tienden a bajar de precio rápidamente, por lo que retrasar las actualizaciones puede ahorrarte dinero.

Lee también: La Fifa anuncia que seguirá haciendo videojuegos bajo el nombre ‘FIFA’

¡Las actualizaciones y reparaciones deberían ser fáciles! Entonces, antes de comprar tu próximo dispositivo, consulta el informe PIRG de EE. UU. de 2022 que califica a las empresas de laptops y smartphones según la facilidad con la que reparan sus dispositivos.

Por otra parte, si debes comprar una laptop mejor para jugar, considera comprarla usada. Los portátiles que apenas se usan y que están demasiado desactualizados para una empresa tecnológicamente avanzada pueden ser perfectos para jugar.

Apaga y desconecta cuando no esté en uso: el 27 % de las emisiones totales de CO2 de un portátil se producen durante su uso. Nuestros dispositivos gaming consumen más electricidad a medida que se vuelven más potentes. Verifica las calificaciones de Energy Star antes de comprar para encontrar las mejores opciones.

Durante ocho horas al día, un portátil consume entre 150 y 300 kWh y emite entre 44 y 88 kg de CO2 al año. En modo de espera, el consumo de energía de una laptop es de aproximadamente un tercio. Por lo tanto, los dispositivos usan mucha energía cuando están inactivos y la mayoría "pierde" energía incluso cuando están apagados.

Como jugador ecológico, deberías considerar apagar todos los dispositivos. Esto ahorra energía, te ahorra dinero en efectivo y reduce las emisiones a nuestro medio ambiente.

Compra copias digitales: la forma en que se fabrican, envían y venden los videojuegos físicos crea una enorme huella de carbono. Los empaques de videojuegos causan contaminación ambiental con su caja de plástico, disco de policarbonato de aluminio, cubierta de papel y manuales. Ahora puedes volverse completamente digital y reducir tu huella de carbono y el impacto de la industria en el medio ambiente. Gracias a Steam y PlayStation Store, las copias digitales de los juegos se venden online sin recibir copias físicas. Esta iniciativa reduce el empaquetado de discos físicos. También elimina la necesidad de intermediarios que conecten a las empresas tecnológicas con los consumidores.

Lee también: No es una película, es el nuevo sistema que hace ver reales los videojuegos

Compra juegos usados: todos los juegos físicos pueden terminar en vertederos. El plástico con el que se fabrica la mayoría de los juegos y consolas no se descompone. Entonces, como jugador ecológico, comprar juegos físicos usados puede ayudar a reducir este impacto. Disfrutas de los juegos, ahorras dinero y haces tu parte para proteger el medio ambiente.

Toma prestados y comparte juegos con amigos: cuidar de tus amigos y de la tierra es una gran victoria para un jugador ecológico. No hay necesidad de impresionar a los amigos siendo el primero en pedir un nuevo juego. En cambio, compartir y tomar prestado puede ayudarte a hacer tu parte en el mantenimiento de la tierra.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.