Tendenciasenero 16, 2022hace 4 meses

Un hotel abandonado simboliza el pasado sombrío de Liberia

Un hotel, otrora orgullo de un sueño y hoy reducido a un fantasmagórico esqueleto de cemento abandonado, simboliza lo que vivió Liberia entre 1989 y 2003.

Hotel Ducor, Liberia Foto: AFP

Un hotel, otrora orgullo de un sueño africano y hoy reducido a un fantasmagórico esqueleto de cemento abandonado, simboliza en las alturas de la castigada Monrovia el brutal y sangriento conflicto que vivió Liberia entre 1989 y 2003.

Lea también: ¡Ese hombre es mío! Ocho mujeres terminaron arrestadas tras pelearse por bailar con un hombre

Cuando abrió sus puertas en 1960, el Ducor era uno de los pocos hoteles cinco estrellas de África, con un club nocturno y habitaciones con aire acondicionado, según las guías turísticas.

Llegó a recibir al antiguo emperador de Etiopía, Haile Selassie. Los huéspedes se sentaban a la orilla de la piscina para beber cócteles y contemplar la puesta de sol sobre el Atlántico.

Pero el Ducor cerró en 1989 con el estallido de la primera de las dos guerras civiles que vivió el país de 1989 a 1997 y de 1999 a 2003, y quedó abandonado.

Monrovia actualmente tiene pocas huellas visibles de la guerra, pero la decadente estructura del Ducor es un recordatorio del conflicto que dejó más de 250.000 muertos.

El hotel está en un limbo y ni siquiera está claro quién es el dueño.

La estructura está sobre una de las colinas más altas de la ciudad, donde domina el centro de Monrovia y la densamente poblada barriada de West Point.

Las habitaciones del exhotel han sido dilapidadas, las paredes mohosas están perforadas por balas y el inmueble se convirtió en refugio de usuarios de drogas.

"Nos entristece a todos", lamentó Ambrose Yebea, un exfuncionario del ministerio de Turismo.

El gobierno liberiano planeó restaurar el hotel a su antigua gloria con ayuda del gobernante libio Muamar Gadafi.

Pero el proyecto no avanzó desde la caída del exlíder libio en 2011, y el Ducor continúa en decadencia.

Edad de oro 

En los años '50 había pocos hoteles en Monrovia, según Yebea, lo cual motivó la construcción del Ducor en 1960 para atender a ejecutivos y autoridades del gobierno.

Diseñado por el arquitecto israelí Moshe Mayer con estilo modernista, se convirtió en uno de los hoteles más lujosos de África.

La entonces ministra israelí de Relaciones Exteriores, Golda Meir, quien llegaría a ser primera ministra, asistió a su inauguración al igual que Sekou Toure, líder independentista de Guinea.

Una anécdota recurrente sobre el Ducor, que AFP no pudo verificar, dice que el exdictador de Uganda, Idi Amin, nadó en su piscina con su arma.

Otro huésped, el primer presidente de Costa de Marfil, Felix Houphouet-Boigny, estaba tan encantado con el hotel que pidió a Moshe Mayer construir uno similar en Abiyán, el cual aún está en funcionamiento.

Vea, además: Mujeres se manifestaron contra 'maquinaria criminal' de talibanes en Afganistán

Muchos de los gobernantes africanos se alojaron en el Ducor en los años '60 y '70, incluido Selassie, según Yebea, y varios de ellos se quedaron allí para la conferencia de la Organización para la Unidad Africana de 1979 en Monrovia.

Para entonces, el hotel ya estaba en declive.

Un informe de 1975 del Banco Mundial sobre Liberia indicó que el hotel estaba "bastante deteriorado" y cita los planes gubernamentales para renovarlo.

El excaudillo militar Charles Taylor colocó hombres armados en el Ducor durante la toma de Monrovia de 2003, al cierre de la guerra.

Luego fue invadido por personas desamparadas, hasta que fueron desalojadas en 2007 por la presidenta Ellen Johnson Sirleaf, quien ganó la primera elección de la postguerra.

Lanzó entonces planes de renovación. En 2011, su gobierno entregó el Ducor a la Libyan African Investment Company (LAICO), una subsidiaria del fondo soberano de Libia.

Plan libio 

La previsión del gobierno entonces era que el hotel renovado tendría 151 habitaciones, restaurantes, un centro comercial, cancha de tenis y casino, y crearía empleos en el empobrecido país.

Sin embargo, el proyecto se descarriló con otra guerra, al igual que otro plan para desarrollar una planta procesadora de caucho.

Liberia cortó las relaciones con la Libia de Gadafi en 2011 cuando el país se hundió en una guerra civil y las obras se frenaron.

"A todos nos tomó por sorpresa", declaró Frank Williams, uno de los 150 trabajadores empleados por LAICO. "Ahora estamos desempleados".

Desde entonces el proyecto está paralizado y su futuro es incierto.

Ni la presidencia de Liberia, su ministerio de Turismo ni LAICO respondieron a las consultas de AFP sobre el hotel.

La entidad libia enfrenta sanciones de la Unión Europea por sus supuestos vínculos con el exrégimen de Gadafi.

En 2020, el Consejo de Seguridad de la ONU dijo que LAICO enfrenta dificultades financieras y ha incurrido en deudas por los hoteles que administra.

Algunas personas aun esperan ver el renacer del Ducor.

Ambrose Yebea, el exfuncionario de Turismo, dijo que podría atraer visitantes y generar empleo.

"Todos los liberianos lo ven así", aseguró. "Quieren verlo renovado".

Puede ver: Vendedores decapitan a maniquíes en las tiendas de Afganistán por orden de talibanes

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.