Internacionalseptiembre 09, 2022hace 17 días

Quemaron viva a su abuela para purgar sus pecados en un ritual religioso

Los desgarradores gritos de la mujer de 84 años fueron escuchados por los vecinos que dieron parte a la Policía.

Un nieto de la víctima lideró el abominable crimenUn nieto de la víctima lideró el abominable crimen / Foto: Pixabay

Un abominable caso relacionado con una especie de secta se registró en Filipinas, donde al menos 11 familiares de una mujer de la tercera edad participaron en un ritual religioso en el que decidieron quemarla viva por negarse a ser parte de este encuentro.

Con la convicción de purgar sus pecados, hijos y nietos de la mujer de 84 años la arrojaron a una hoguera donde frente a sus ojos se fue consumiendo dolorosamente.

Los desgarradores gritos de la adulta mayor alertaron a los vecinos quienes dieron parte a la Policía. Aunque la mujer logró ser rescatada por las autoridades, murió minutos después por la gravedad de las quemaduras que tenía en todo su cuerpo.

Le puede interesar: Hacía ritual de magia negra para asesinar a sus nietos y nuera cuando la capturaron

Detalles del atroz crimen

Negarse a ser parte de este ritual religioso le costó la vida a Teófila Camungay Cabusas, como fue identificada la mujer de 84 años, que murió quemada a manos de sus nietos e hijos.

Los agonizantes gritos de la mujer que era consumida por las llamas en Balingasag, un pueblo de Filipinas, permitieron que las autoridades llegaran al lugar de los hechos donde finalmente rescataron a la mujer y la ingresaron de emergencia a un hospital de la zona donde poco después murió.

Camungay Cabusas tenía quemaduras de tercer y cuarto grado en todo su cuerpo, un complicado cuadro que le quitó la vida de una dolorosa forma poco después de haber ingresado al hospital.

Vea además: La historia de una tragedia en un motel de Bogotá

La confesión del nieto que lideró el ritual

De acuerdo con las autoridades, esta no era la primera vez que la adulta mayor era víctima de abusos. Uno de sus nietos, Cresanto Ercilla, de 22 años de edad, era el líder del grupo y en varias ocasiones había golpeado a su abuela por su constante negativa a unirse al macabro rito religioso.

Los autores de este abominable crimen confesaron que decidieron arrojar a la mujer a la hoguera para poder purgar sus pecados por su incredulidad.

Según la Policía de Filipinas, siete de las personas que participaron en el asesinato de la mujer fueron detenidas, mientras que otros cuatro miembros de la familia se dieron a la fuga. 

El mencionado nieto declaró haber sido poseído por el espíritu de Tomás Eugenio, el fundador de una organización religiosa llamada Misioneros Filipinos Benevolentes Cristianos. 

Su versión señaló que el espíritu le ordenó que denunciara a la abuela como una pecadora, por lo que procedió a purgar sus acciones.

Puede leer: Un rayo acabó con la vida de nueve personas en Bangladesh

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.