Nacionalmayo 11, 2017hace 4 años

Bomberos de Fómeque no cuentan con mangueras apropiadas para atender emergencias

Los voluntarios dependen de una motocicleta para llegar a las emergencias y utilizan equipos con menos presión que una pistola de agua para apagar los incendios.

Foto Noticias RCN
El especial periodístico de Noticias RCN llegó a la estación de bomberos de Fómeque, Cundinamarca, un municipio escondido entre las montañas, a dos horas de Bogotá, rodeado de páramos, cuenta con 12.100 habitantes y es atravesado por río Blanco.
 
En la visita a la población, Noticias RCN evidenció la grave situación que viven los voluntarios de ese municipio. En un video grabado por los mismos bomberos voluntarios, intentan apagar uno de los focos de un incendio forestal con una bomba de espalda, a la que le caben 19 litros de agua, y la cual tiene una presión muy inferior a la de una pistola de juguete.
 
Y es que las 32 veredas, el corregimiento y la cabecera municipal son cubiertos por tan sólo ocho bomberos, mientras que la estación en la que operan los bomberos cuenta con alojamiento, cocina y una pequeña bodega donde caben todos los elementos con los que atienden las emergencias.
 
La lista de elementos que componen el equipo para atender emergencias del Cuerpo de bomberos de Fómeque está integrada por: Dos chaquetones, cinco batefuegos, dos palas, tres hachas, un rastrillo, dos camillas, tres hachas picas, dos impermeables, dos machetes, dos botiquines, un traje improvisado de abejas, cuatro tramos de mangueras, dos bombas de espalda, unas botas de caucho, dos pares de guantes, dos monogafas, dos cascos simples, dos monjas, un satélite y una motobomba.
 
Infortunadamente las buenas intenciones de los bomberos de Fómeque se apagan cuando recuerdan que los cuatro tramos de manguera de 30 metros cada una que poseen, que unidas solo suman 120 metros para un municipio de 555 kilómetros de superficie, los tienen que conectar en el hidrante más cercano a la estación, ubicado a más de dos cuadras.
 
También, los voluntarios aseguran que los uniformes y la protección personal para atender las emergencaias no es la mejor; dos de los chaquetones están rotos y no cuentan con el pantalón, tampoco tienen botas de línea de fuego, cascos para incendios o guantes.
 
Lo más grave es que a la hora de conectar las mangueras no hay agua en el municipio, porque hace cinco meses una avalancha daño el acueducto del municipio.
 
El temor de los bomberos de Fómeque es que el río Negro y el río Blanco, que se unen en un punto cercano a la población, se pueden desbordar en cualquier momento.
 
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí