Opiniónmayo 23, 2022hace 6 meses

¡Llegó la hora! Primera vuelta presidencial 2022

Un llamado a la calma, respeto por los resultados, ánimo de unión y bajar la temperatura emocional después de tantos meses de tensión política.

En alguna ocasión en una conversación informal con un colega, hablábamos en forma jocosa de que las elecciones en Colombia eran como un Mundial de Fútbol: había adrenalina, emoción, jugadas, apuestas, cambios de última hora, faltas graves y peleas sanas.

Lo conversamos porque para muchos es un momento particular del año en política y de gran importancia para el país. Lo triste es que ojalá fuera exclusivamente como el fútbol, en donde si bien es un juego muy apasionante, el que gane o pierda un equipo no define el futuro de 40 millones de habitantes del país, ni marca el futuro de los colombianos por los próximos cuatro años. Por esto, lo que se está definiendo el domingo 29 de mayo no es un juego. Es el cierre de una de las campañas presidenciales más agresivas y ofensivas de la historia de Colombia.

La más violenta lamentablemente fue la de 1990 con los tristes asesinatos de candidatos en esa época. La de 2022 quedará en la historia como el año en que las campañas políticas tuvieron cambios cualitativos los cuales lamentablemente no todos fueron positivos.

Veamos cuales son: Primero, en esta campaña las redes sociales se consolidaron como el espacio principal para atacar al contrincante, ya no son vallas o pendones los que abundan sino con un solo video o un tuit, se puede mandaron todo tipo de mensajes agresivos entre campañas y equipos de candidatos.

En segundo lugar, se vio cómo los estrategas especializados en maltratar al contendor tuvieron un alto juego. Como una tercera característica de la campaña del 22, fue el poco apasionamiento que generaron los debates televisados, comparados con años anteriores en los que realmente un debate no se lo perdía nadie. El lugar en donde se daba el verdadero debate era Twitter.

Y por último esta será la campaña con el mayor grado de polarización de los últimos años. Ni siquiera en el plebiscito de la paz, se vivió tanta sensibilidad política en donde los sentimientos y apasionamientos fueron el pan de cada día de un lado y de otro.

Finalmente, en ocho días sabremos quién será el próximo presidente de Colombia, o veremos los dos candidatos que pasen a la segunda vuelta el 19 de junio.

A quienes ganen o pierdan: la petición es para todos transmitir calma, respeto por los resultados, ánimo de unión y bajar la temperatura emocional después de tantos meses de tensión política en el país.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.