Opiniónenero 12, 2023hace 15 días

Salvar el proceso con el ELN

En palabras del primer comandante del ELN “Antonio García”, el proceso de paz se encuentra en crisis por el anuncio unilateral y precipitado del gobierno.

Salvar el proceso con el ELNFoto: Noticias RCN

En palabras del primer comandante del ELN “Antonio García”, el proceso de paz se encuentra en crisis por el anuncio unilateral y precipitado del gobierno de Gustavo Petro sobre un supuesto cese al fuego bilateral desde año nuevo y por seis meses. 

El hecho de que se hubiese hecho público sin un acuerdo previo, generó malestar en la guerrilla y García se mostró desconcertado aduciendo que “todo poder actúa de manera caprichosa, pues se imagina que lo que se le ocurre puede hacerse, eso los lleva a improvisar”.  

La molestia del ELN no solo se produce por las declaraciones sobre el cese, sino por la misma concepción de “paz total” principal bandera de gobierno en el tema, pues consideran una imposición que se les equipare con otros grupos armados, en especial con paramilitares o bandas criminales. 

Estas declaraciones han desatada la crisis más significativa en lo corrido del gobierno en lo que tiene que ver con la ambiciosa estrategia de paz total y con el proceso de mayor relevancia que debería conducir a la desmovilización definitiva de esa guerrilla. 

Al tiempo que surgían estas críticas, se producían combates entre disidencias de las Farc y el ELN en Arauca que dejaron un saldo de 10 muertos. 

Todo esto comprueba que la paz ha sido un objetivo esquivo para los gobiernos colombianos y su concreción jamás ha sido sencilla. En diciembre de 2013 y cuando empezaban los diálogos entre las Farc y el gobierno Santos, la guerrilla detonó un carro bomba en una estación de policía en Inzá, Cauca provocando la muerte de 4 militares, un policía y tres civiles. 

El hecho desató el repudio generalizado pues ocurría en medio de las negociaciones y porque se atentaba en un día de mercado en el que había masiva afluencia de personas en las calles del municipio. Tras la ola de repudio e indignación, las FARC anunció una tregua por 30 días mientras pasaban las festividades y Petro, en ese momento alcalde de Bogotá, solicitó que se extendiera hasta la concreción del acuerdo final. 

He aquí uno de los puntos más complejos de la paz total planteada por Petro. A diferencia del esquema de negociación con las Farc en el que se negoció en medio de la guerra -hasta medidos de 2015 cuando se concretó el desescalamiento de la violencia con monitoreo internacional del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas-, el gobierno actual ha buscado por todos los medios un cese al fuego para blindar el proceso mostrando avances lo antes posible. Cabe recordar que agosto de 2015 cuando inició el desescalamiento con las Farc fue el mes menos violento desde los 70. 

De igual forma, la administración Petro ha buscado los acuerdos parciales y distanciarse del principio de que “nada está pactado hasta que todo lo esté” que marcó la negociación que derivó en los Acuerdos de La Habana o del Teatro Colón.  

Para el gobierno es clave avanzar porque a diferencia de Santos, no dispone de la relección y con ello, el tiempo para negociar una paz definitiva con el ELN parece corto. Cabe recordar que incluso Santos tuvo que acelerar la negociación para poder cumplir con los plazos antes de terminar su segunda administración.  

Esta premura justificada no puede conducir a improvisaciones, ni a declaraciones que no surjan de consensos en la mesa y en la medida de la posible, los encargados del diálogo deberían dar una explicación clara y concisa de lo sucedido que hasta la fecha no ha ocurrido.

A esto se suma el papel opaco de una oposición que no ha entendido su papel histórico para controvertir y ejercer control político sobre el gobierno. El Centro Democrático que tiene serios reparos con la Constitución del 91, a la que ataca con frecuencia, aún no ha aceptado que la paz es uno de los “fines esenciales del Estado”, por ende, los gobiernos deben procurar un diálogo que conduzca a una humanización del conflicto, etapa previa de un silenciamiento permanente de fusiles y de la violencia política o criminal. 

La oposición ha sido errática pues se ha dedicado a descalificar al gobierno en todos los frentes, cometiendo el grave error de desconocer que la política de paz debería contar con el respaldo de todos los sectores. La idea infundada de que la negociación constituye una cesión de soberanía y una invitación a la impunidad, desconoce la única forma de alcanzar la paz, la negociación. 

El pasado, tanto lejano como reciente, ha comprobado el fracaso de las salidas militares con un altísimo costo humanitario. En contraste y aún con todas sus imperfecciones, el acuerdo final con las Farc sigue siendo el pacto de desmovilización de guerrillas más importante de nuestra historia. Aunque se no recuerde, Colombia tuvo la elección más pacífica de la contemporaneidad en 2018 y la tasa de homicidios más baja de la última década. 

Por eso, es urgente que el gobierno corrija el rumbo tal como lo pide el propio ELN, y a su vez, que la oposición se comporte de acuerdo con el momento histórico y sin abandonar sus críticas a buena parte de las políticas del oficialismo, se sume a la negociación y defienda lo que por deber constitucional a todo gobierno corresponde.

@mauricio181212
Mauricio Jaramillo Jassir (Profesor de la Universidad del Rosario)

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.