Colombiaagosto 04, 2022hace 13 días

Entrevista a Jaime Arrubla: “Con grupos dedicados al narco no se puede hacer negociaciones”

Uno de los puntos más polémicos de la propuesta de paz social de Gustavo Petro ha sido la inclusión de organizaciones dedicadas al narcotráfico.

Cómo se lograría la paz con el Clan del GolfoCómo se lograría la paz con el Clan del Golfo/Foto: Arrubla Davis

Una de las banderas de Gobierno del presidente electo Gustavo Petro, concerniente a la paz total y a los eventuales parámetros que se usarían para la negociación con grupos como el ELN, las disidencias de las Farc e, incluso, el Clan del Golfo, fue blanco de polémicas en días recientes.

Tras las declaraciones del canciller designado, Álvaro Leyva Durán, sobre la ley de acogimiento a la que podrían acceder los grupos armados y criminales, han aflorado cuestionamientos desde diversos sectores ante la carencia de una diferenciación clara entre lo que serían los procesos para los diferentes actores del conflicto.

En NoticiasRCN.com hablamos con el abogado Jaime Arrubla, penalista y exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, para aclarar algunas dudas sobre la diferencia entre el sometimiento y el acogimiento, las implicaciones que tendría la puesta en marcha de un nuevo acuerdo de paz con grupos como el ELN y las disidencias, y la política que acogería al Clan del Golfo en medio de este proceso.

Noticiasrcn.com: ¿Cuál es la diferencia entre ley de acogimiento y ley de sometimiento?

Jaime Arrubla: Acogimiento es una palabra bondadosa que el futuro canciller ha acuñado para no ser tan drástico, pero con los grupos delincuenciales dedicados al narcotráfico como el Clan del Golfo no se puede hacer negociaciones. Lo que debe pasar es que se sometan a la justicia y si se comprometen a desmantelar toda esa organización criminal, se les pueden conceder algunas rebajas y beneficios. Eso es una política de sometimiento que se implementará con una ley del Congreso. Que el nuevo canciller la quiera llamar de acogimiento pues es más maternal, pero la realidad es otra.

La cosa con el ELN puede ser distinta, porque tiene una connotación política de rebelión, de práctica política para buscar el poder como lo hizo las Farc, entonces ahí sí puede haber una negociación como en los acuerdos de La Habana, se podría hacer incluso con las disidencias de las Farc.

Volviendo con el Clan del Golfo, si se negocia con ellos y enseguida EE. UU. los pide en extradición, se deben entregar, si no se hace se complica el problema de las relaciones internacionales porque el narcotráfico es un delito trasnacional. Una política de esta para grupos dedicados al narcotráfico será muy difícil de implementar, pero de eso se trata, es una propuesta.

Vea también: Clan del Golfo y primera línea: esto dijo el canciller Álvaro Leyva sobre los alcances de la ‘paz total’

NRCN.com.: ¿Qué pasa si se establece un acogimiento con el Clan del Golfo?

J.A.: No puede hacerse una concesión tan grande como la que se hizo con las Farc. En el componente de justicia de esos acuerdos el Estado se comprometía a no extraditarlos porque tenían una connotación política, pero con el Clan del Golfo, que está dedicado únicamente al narcotráfico anclado trasnacionalmente con las mafias de México, no se puede llegar a eso, porque se estarían incumpliendo otro tipo de compromisos.

La política dependerá del grupo con el que se va a hacer ese sometimiento, ahí veremos que puede ofrecer el estado, a qué se puede comprometer y que le permiten los compromisos internacionales y cuál sería el instrumento, si es a través de una ley o si se necesitaría reformar la constitución. Por ejemplo, si se va a crear otra JEP eso no se puede hacer por ley, es una reforma profunda a la constitución, hasta una sustitución. La JEP pasó por un fast track por el momento político que había, pero con una reflexión pausada y lógica tal vez no sucedería.

NRCN.COM: ¿Cómo se logaría una ley de acogimiento con el ELN y las disidencias?

J.A.: Estados Unidos podría pedir una extradición para los señores de las Farc pero no lo ha hecho. ¿Por qué? Porque respetó los acuerdos, tal vez por el consenso internacional alrededor del proceso de paz. No lo han hecho porque las Farc conservaban una connotación de actores políticos, las disidencias son más difíciles, se han dedicado más al narcotráfico. El ELN por su parte ha cometido delitos de lesa humanidad. Hay que hablar con Estados Unidos a ver hasta dónde puede llegar el compromiso de Colombia y qué se le puede ofrecer a estos grupos delincuenciales.

Le puede interesar: Disidencias de las Farc habría designado a alias Iván Lozada para dialogar con el Gobierno de Petro

NRCN.com: ¿Cuál es el panorama en torno a esta discusión en el país?

J.A.: El primer gran político que habló de negociar con los narcotraficantes fue Alfonso López Michelsen y el mundo se le vino encima; pero el país ha cambiado, porque la paz es un valor supremo que hay que alcanzar. Para nadie es un secreto que esta confrontación actual en Colombia se debe a múltiples causas de inequidad y desigualdad. El presidente se la está jugando, porque cuando alguien llega por primera vez al poder entra fuerte, ha hecho una construcción de unidades en el Congreso que lo podrían apoyar.

Duque no hubiera podido sacar una política de estas porque estaba desprestigiado, pero el entrante puede intentarlo, y si con eso se consigue la paz, bienvenida.

NRCN.COM: ¿Cuál sería el impacto internacional de este nuevo intento de paz?

J.A.: Si se vende internacionalmente como una prolongación de lo que se hizo con las Farc, como algo que le va a consolidar a Colombia su proceso de paz, a lo mejor la comunidad internacional se venga a apoyarlo. Es muy importante cómo el Gobierno va a vender esta política, que no puede ser la de congraciarse con la delincuencia, sino para construir una sociedad en paz.

NRCN.COM: ¿Cuál es el mayor reto de Gustavo Petro en esta ambición de paz?

J.A.: Fue una propuesta muy criticada porque salió de La Picota y no debió salir de allá. Creemos que ahora se ha reivindicado un poco la propuesta, el gobierno se la está jugando porque Petro la considera indispensable para cumplir con sus propuestas de equilibrio social. Hay que ver cómo la implementa, cómo se vende internacionalmente para que sea efectiva. Ojalá logre consolidarla porque es una propuesta atrevida.

Lea además: Estos son los desafíos que enfrentará Gustavo Petro en su Presidencia

NRCN.COM: ¿Cómo ha sido el camino de la paz en Colombia?

J.A.: Sobre esto la sociedad colombiana ya ha marchado, todos recordamos las negociaciones de Gaviria con la mafia, hubo una ley de sometimiento con cárceles y penas especiales. Eso fracasó porque Pablo Escobar nunca entendió lo que era y lo usó para sus propósitos criminales. Después vino el sometimiento con los grupos paramilitares en el Gobierno Uribe, obtuvimos una ley de justicia y paz, que luego aplicamos en la Corte y en la jurisdicción ordinaria. Eso medio fracasó porque los extraditaron a todos y encendió un parlante que salpicaba a la clase política.

Luego vino la negociación con las Farc y hasta el momento ha funcionado. Bien o mal, se crearon instituciones nuevas, el país sacrificó mucho y ha aceptado eso. Ahora se propone nuevamente, pero con el ELN y las disidencias que son aceptables, y una más criticable con grupos como el Clan del Golfo. Vamos a ver cuál es la propuesta que, sigo insistiendo, es de sometimiento. Si la sociedad colombiana acepta esto, sigue para adelante. Si se va en contra, se vuelve otro estallido y así no podemos seguir.

NRCN.COM: ¿Cómo juega el perdón social en esta estructura?

J.A.: El presidente y su equipo deben definir las vías y presentarlas al país, lo que no se puede es hacerlo de espaldas a la gente. Yo creo que la sociedad ha sido generosa y lo seguirá haciendo; si ven que es una política coherente, le van a dar la bienvenida. Esta es la primera gran muestra de Petro de su capacidad para el arte de gobernar. Ya demostró su capacidad para hacer política, pero no es lo mismo. La política es un verso, el Gobierno es una prosa, y vamos a ver cómo le va.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.