Opiniónmarzo 05, 2022hace 3 meses

Adaptarnos para hacer frente al atlas del sufrimiento humano

Requerimos con urgencia líderes que comprendan la realidad por la que atravesamos.

Adaptarnos para hacer frente al atlas del sufrimiento humanoFoto: NoticiasRCN.com

Por: Augusto Solano*

Hace pocos días escuchamos una frase que a mi manera de ver es la más importante en cuanto a la historia del ser humano y su futuro se refiere. Estas palabras, fueron pronunciadas tras conocer los resultados de un estudio, que podría convertirse en el más trascendental realizado por nuestra especie hasta el tiempo presente.

“He visto muchos informes científicos durante mi carrera, pero ninguno como este. El informe del IPCC de hoy es un atlas del sufrimiento humano y una acusación que apunta al fallido liderazgo en materia climática”, dijo António Gutérres, Secretario General de la ONU, al conocer el Sexto Informe de Evaluación del IPCC: Cambio Climático 2022.

Para quienes no lo conocen, el IPCC es el Panel Intergubernamental del Cambio Climático, una organización de las Naciones Unidas, fundada en 1988, que brinda al mundo una opinión objetiva y científica sobre este tema, sus impactos y riesgos naturales, políticos y económicos; y las posibles respuestas para enfrentarlo.

A través del informe en cuestión y del pronunciamiento al que me refiero, la ONU, de manera sencilla y tajante, nos asegura que la mitad de la población mundial ya es muy vulnerable a los impactos crueles y crecientes del cambio climático, y la inacción "criminal" de los dirigentes, según Gutérres, amenaza reducir las pocas posibilidades de un "futuro vivible" en el planeta.

No hay que leer entre líneas para darse cuenta de que el incremento y descontrol de las sequías, las inundaciones, los incendios, la escasez de agua, las enfermedades y el nivel del mar, entre otros fenómenos, son una realidad y nos superan sin control.

Y entonces, qué se debe hacer si desde la misma ONU nos dicen que esto es solo el inicio. La respuesta es obvia y ya la conocemos: reducir de manera drástica las emisiones de gases de efecto invernadero para, al menos, no hacer más fuertes las consecuencias que ya debemos enfrentar.

En este punto, el informe revela que la adaptación es una de las herramientas fundamentales para salvar vidas. Asegura que aquellos que luchan con soluciones en la primera línea de la crisis climática deben inspirar una nueva sociedad, porque cualquier retraso solo traerá muertes.

La adaptación supone ajustes ecológicos, sociales y/o económicos como respuesta a las realidades climáticas, sus efectos e impactos. Es en este punto en donde la empresa privada, en especial debe asumir una participación inmediata y sostenida.

Cuando hablamos de adaptación nos referimos, por ejemplo, a la capacidad de una empresa para continuar con sus operaciones y cumplir con sus objetivos, pese a los retos que trae consigo el cambio climático.

En este sentido, el sector agrícola es uno de los llamados a actuar con urgencia, desarrollando estrategias y planes que brinden un enfoque acertado para la adaptación. Es prioritario contar con indicadores y datos que permitan asegurar unos productores responsables y un liderazgo compartido.

Existen iniciativas de muchos países al respecto, pero hay que decir que Colombia tiene una, que acaba de ser destacada por la comunidad agrícola internacional. Florverde Sustainable Flowers, la certificación de la floricultura colombiana y la segunda más antigua de este sector a nivel mundial, está cumpliendo 25 años.

Desde Holanda, la Iniciativa de Sostenibilidad para la Floricultura (FSI); y desde Ginebra, el Centro de Comercio Internacional -ITC- (agencia conjunta de la Organización Mundial del Comercio y de las Naciones Unidas), reconocieron el aporte de esta certificación al desarrollo sostenible del planeta como un ejemplo de adaptación para otros sectores agrícolas.

Las buenas prácticas que implementa Florverde han permitido que en los cultivos certificados se registre hoy una reducción del 50% en el uso de plaguicidas químicos y prácticamente la eliminación total en el uso de plaguicidas de mayor toxicidad; se haya incrementado el uso de bioinsumos, haciendo que las fincas Florverde hayan potenciado el Manejo Integrado de Plagas en los últimos 10 años en un 600% y se eleve el indicador de uso de aguas lluvias en 50%.

Así las cosas, desde Colombia estamos demostrando que es posible adaptarse, que el sector agrícola conoce su responsabilidad frente al cambio climático, que estamos aportando a la lucha contra al atlas del sufrimiento humano y, lo más importante, que estamos esperando que los líderes mundiales también lo hagan de inmediato.

 

*Presidente de Asocolflores y CECODES.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.