Opiniónmayo 16, 2021hace 2 meses

Alcaldesa, ¡abra el Madrugón! | Por: Michael Sandoval

¿No le parece mejor estrategia -para evitar las aglomeraciones- que exista un horario del Madrugón y así descongestionamos el centro de día?

Por: Michael Sandoval*

@Libertariosed en Twitter

Lo más peligroso que pueda existir es un burócrata con iniciativa. Esta gente se ha ganado su vida con favores y con el juego sociopático de la política y no a través del intercambio voluntario.

Por lo tanto, la peste estatal nunca entenderá las dinámicas del mercado. Es decir, las dinámicas de los acuerdos voluntarios, de los benefactores sociales que --preocupados por el beneficio particular--  entendieron que la única manera de ser exitoso es pensando en las necesidades de los demás, porque en la medida que lo hagan serán recompensados con su dinero.

Esto es lo que está pasando en el Madrugón: desde que inició la pandemia no los han dejado abrir en su horario habitual y eso ha afectado no solo su actividad productiva sino también a miles de comerciantes que llevan sus mercancías a muchos pueblos del país.

Lo que no entiende la burocracia bogotana es que el Madrugón tiene un sentido y una lógica que fue producto de la historia. El comerciante que está en Pasto viaja a las 12 del día para llegar a las 2 de la mañana y así poder estar a tiempo para abrir su local y no perder sus clientes.

Este simple detalle es muy difícil de entender para un burócrata que no ha visto afectadas sus finanzas desde que inició la pandemia y que cree que de un plumazo puede decretar cómo deben los demás ganarse la vida.

El Madrugón fomenta 35.000 empleos directos y 200.000 indirectos, y las medidas caprichosas que toman los burócratas y políticos de esta ciudad están logrando que se pierdan 6.000 millones de pesos diarios. Esto les encanta a los estatista, aman tanto a los pobres que los multiplican y lo hacen impidiéndole a la gente trabajar y ganarse su propio sustento.

Porque a un estatista no le conviene la gente independiente porque eso no da votos. La gente independiente que sabe que puede conseguir su sustento no se puede enrolar en las filas de los subsidios.

A los políticos empobrecedores de la capital no les conviene que la gente aprenda a pararse sobre sus propios pies, y por eso cierran el Madrugón.

Alcaldesa, ¿no le parece mejor estrategia --para evitar las aglomeraciones-- que exista un horario del Madrugón y así descongestionamos el centro de día?

No. Eso no se le ocurre a un político porque él nunca se ganó la vida a través del intercambio voluntario. Él toma las decisiones desde su escritorio y espera que mágicamente se ajuste a su realidad, desconociendo completamente la nuestra.

Mi mensaje para los comerciantes del Madrugón: ustedes son los héroes de este país, los comerciantes, los empresarios, los trabajadores.

Ustedes son los que mueven la economía y además de todo son los que pagan la cuenta, ustedes les pagan el salario a los políticos y burócratas, así que ubíquense en su lugar. Ustedes no tienen que pedir permiso para trabajar.

Entendamos, de una vez por todas, nuestro lugar en el mundo. Y también entendamos quiénes son los enemigos del comercio, para nunca más darles poder.

* Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil

Por: NoticiasRCN.com
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí