Los 7 pecados capitales del Gobierno

La actual administración no ha podido siquiera articular una cartera ministerial que ejecute presupuesto y de resultados.


Andrés Hoyos
agosto 17 de 2023
06:00 a. m.
Unirse al canal de Whatsapp de Noticias RCN

Históricamente Colombia ha sufrido la terrible suerte de contar con una latente polarización que ha pretendido ahuyentar las opiniones de los contrarios al son del ataque personal en masa, en donde no se confrontan los argumentos sino que se ataca a las personas que emiten cualquier concepto. La “Política del amor”, potencia mundial de la creación de conspiraciones selectivas y eufemismos es la principal promotora de esa conducta, que tristemente no asume errores, sino que pretende deslegitimar todo, tildando a los contrarios de mentirosos “entrampadores”.

Para este gobierno los medios mienten, los periodistas mentimos, la oposición miente, el propio hijo del presidente miente, una niñera miente, Day Vásquez miente, en fin, cualquier persona que los cuestione o que invite a investigar, miente. Eso por mencionar sólo “lo lindo”, mientras sus pastores se dedican a vociferar que cierren el Congreso, que tengan más mano dura para judicializar a la prensa; critican a la FLIP, desestiman a la Fiscalía, le siguen echando culpas a los gobiernos anteriores, en fin. Todo lo que ellos hacen está bien y nunca hay espacio para aceptar un error.

No es un secreto para el país, ni debería serlo, cada exceso que documentan los medios de comunicación sobre las irregularidades o indicios para investigar eventuales inconsistencias y alianzas cuestionables que hizo el gobierno para llegar al poder; así como tampoco debe ser un tema menor poder cuestionarlo en sus principios, en sus fallas en la agenda, en sus incoherencias y en cada acción que no impulse el desarrollo integral del país en TODOS los niveles socioeconómicos. 

LA SOBERBIA es tal, que en bloque y casi orquestado, los seguidores del gobierno se han dedicado a justificar sin límites todo lo que antes criticaban. Ahora desde el poder y cuando pudieron darse cuenta que gerenciar un país es mucho más fácil desde las campañas políticas, dedican toda su estrategia a callar lo que no les conviene y a justificar los temas desde el retrovisor rencoroso que nunca nos va a dejar pasar la página hacía un futuro promisorio.

LA AVARICIA por su parte, que hoy es protagonista por carteras ministeriales sin ejecución de recursos y resultados óptimos, desentona con lo que antes criticaban hasta la saciedad con otro tipo de derroches incoherentes, en un país que según ellos necesitaba un cambio. Viajes al exterior que han podido ser de manejo diplomático, comitivas exageradas en el acompañamiento de esos viajes, recursos utilizados con eufemismos para que los delincuentes dejen de hacerlo mientras los deportistas o representantes culturales tienen que vender jugos para poderse pagar un viaje.

Ya no se sabe si es por la LUJURIA de Nicolás Petro para gastarse 200 millones al mes ganándose 16, o las asesorías estratégicas de Nerú, las plumas de ganso o los televisores gigantes, o LA IRA que les producía que fueran otros los que se dieran esos gustos. El punto es que hoy, ese “cambio” justifica cada cosa con los excesos de los demás, pero nunca han dado su brazo a torcer para asumir equivocaciones infantiles e incoherentes que al final del día le siguen cascando a los más necesitados.

“El presidente no madruga”, “el presidente se demoró 6 horas”, “el presidente no llegó a San Andrés”, “el presidente no clasificó a la foto de las cumbres”, casi 100 fallas en la agenda gubernamental parecen dejar ver una PEREZA particular por hacer lo que toca, así sean temas que para la fanaticada sean menores, el gobierno no puede darse el lujo de incumplir constitucionalmente con la labor encomendada. ¿Qué pasa con el timing del gobierno? Para las atenciones a los desastres, para los pronunciamientos frente a las masacres, incluso para los trinos tibios que no condenan el ataque a la democracia en países vecinos.  

Francamente da lástima los sapos que se han tenido que tragar quienes antes tenían un cronómetro para las masacres y que hoy brillan por su silencio, quienes encendieron el país oponiéndose a alzas en la gasolina, al aumento de la inflación, al deterioro institucional, a la falta de empatía con el deporte, con la cultura, con la misma oposición que pedía ser escuchada; una GULA sin fin y que día a día se engorda más con cada triste exceso al que nos tienen acostumbrados.

Es imposible no llegar al mismo cuestionamiento, todo por lo que trabajaron y ardió el país durante 30 años ¿era una real indignación o era física ENVIDIA?

@donandreshoyos
Comunicador social y periodista, Asesor de comunicaciones estratégicas, CEO GoPalante y Columnista

Unirse al canal de Whatsapp de Noticias RCN Google News Síguenos en Google News

Otras Noticias

Inpec

Director de cárcel La Modelo había solicitado protección por amenazas de las autodefensas: ¿qué pasó?

Noticias RCN conoció en primicia la respuesta del Inpec a la solicitud de protección que hizo el coronel Elmer Fernández por amenazas contra su vida.

Atalanta

🔴 Atalanta vs. Bayer Leverkusen EN VIVO 🔴: final de la Europa League

Siga la final de la Europa League entre Atalanta y Bayer Leverkusen aquí en vivo y en directo.


Se termina el plazo: descuento del 10% en impuesto vehicular en Bogotá hasta el 24 de mayo

¿A qué edad somos más felices? Análisis de la felicidad a los 20 y 60 años, según expertos

Biden se opone a un "reconocimiento unilateral" del Estado palestino