Opiniónnoviembre 30, 2023hace 3 meses

Los aportes de la academia para combatir el cambio climático y aportar a la economía circular

Vivimos en un mundo en el que los recursos son cada vez más escasos y donde 1.300 millones de toneladas de alimentos son desperdiciadas cada año.

Los aportes de la academia para combatir el cambio climático y aportar a la economía circularFelipe Correa Mahecha - Foto: Noticias RCN

Vivimos en un mundo en el que los recursos son cada vez más escasos y donde 1.300 millones de toneladas de alimentos son desperdiciadas cada año, convirtiéndose en residuos que contaminan el agua, el suelo y el aire; al mismo tiempo, son un indicador de lo mal que gestionamos los recursos en nuestro planeta que por un lado está lleno de derroche y por el otro de necesidades insatisfechas.

En contraste, en el mundo natural nada se desperdicia, los residuos que deja un organismo se convierten en alimento para otros en un ciclo virtuoso que lleva millones de años estableciéndose, y organismos como las bacterias, hongos, escarabajos y moscas hacen parte de este engranaje de la vida que ha permitido el flujo de materia y energía en los llamados ciclos biogeoquímicos.

En la búsqueda de imitar la naturaleza (biomemesis), los grupos de investigación en procesos de separación no convencionales y GIGAS, ambos adscritos a la Facultad de Ingenierías de la Universidad de América, han estudiado a las larvas de mosca soldado negra como elemento central de la transformación de residuos orgánicos en proteína, grasa y otros materiales para la alimentación animal y procesos industriales.

La investigación de los académicos, estudiantes, profesores y egresados, ha demostrado que por cada 100 toneladas de residuos se producen hasta 160 kilogramos de larvas que una vez secas, contienen un 35% de proteínas y hasta un 40% de grasas. En contraste, de forma reciente, una directiva de la comunidad económica europea aprobó el uso de estas larvas y otros insectos para la alimentación de peces, cerdos, aves de corral y mascotas, pues esta fuente de nutrientes emplea menos espacio y recursos en comparación con la harina de soya y pescado, dos insumos comúnmente empleados para la formulación de alimentos para animales.

Adicionalmente, la grasa de larvas posee una composición similar a la del aceite de palmiste, un producto de la palma de aceite, y puede ser utilizada para la producción de biodiesel, jabones, lubricantes, y cosméticos; las moscas adultas usadas para el proceso de reproducción poseen melanina, un pigmento que podría usarse en la elaboración de circuitos electrónicos, paneles solares y elementos para la absorción de la radiación, mientras que el excremento de las larvas, llamado frass, posee importantes cantidades de nutrientes como nitrógeno, fósforo, potasio y calcio, que empleado en la agricultura recircula elementos a las cadenas productivas, evitando que se pierdan en los rellenos sanitarios.

En ese orden de ideas, la implementación de esta tecnología ayudaría a reducir la contaminación ambiental, aportando a diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible - ODS, como la reducción del hambre, la producción y el consumo responsables, el trabajo decente y el crecimiento económico, al reintroducir a la economía flujos de materiales que de otra manera se perderían en los botaderos, generando lixiviados y gases de efecto invernadero.

Integrar a la economía circular este tipo de ideas para mitigar el desperdicio de alimentos y emplearla para otros productos, presenta una oportunidad para tratar los residuos y regenerar la naturaleza, y más en un momento donde las autoridades y científicos del mundo han hecho sonar las alarmas del cambio climático.

La economía circular, es fundamental porque moderniza y transforma la economía de los países y del mundo, lo que permite avanzar hacia una dirección más sostenible y sustentable. No obstante, va más allá del reciclaje y se requiere de un cambio de mentalidad general pasando del modelo de “usar y tirar” al que estamos acostumbrados y empezar a concientizar sobre la importancia de la reutilización, la regeneración y la transformación de los residuos durante el mayor tiempo posible.

Docente del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad de América.

por:Felipe Correa Mahecha

Felipe Correa Mahecha

google news
whatsapp channel

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.