Opiniónoctubre 10, 2021hace 8 días

Boca: sancionados por cafres

En mi opinión las sanciones se quedaron cortas. El fútbol es un deporte que siguen millones de niños y jóvenes en el mundo entero.

 

@jhpelaez en Twitter*

Boca Juniors jugó el pasado 20 de julio frente al Atlético Mineiro, encuentro de vuelta correspondiente a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.Una semana antes, el juego de ida había terminado igualado 0-0. En la cancha de Belo Horizonte, los equipos completaron de nuevo el duro partido sin goles, lo que obligó a la tanda de tiros desde el punto penal en donde Mineiro superó al equipo argentino por 3 a 1.

Los ánimos estaban subidos de tono: a Boca le anularon un gol revisado por el VAR en los 90 minutos. La jugada bien complicada dejó un manto de duda.

En el partido de ida en la Bombonera de Buenos Aires había ocurrido exactamente la misma situación, un gol de Boca anulado por VAR. Cuando terminaron los penales, luego de la clasificación del equipo brasilero, se desató una gresca en la zona de ingreso a los camerinos. La zona donde no hay cámaras de televisión, pero sí hay cámaras de seguridad que terminaron en manos de la policía brasileña y luego de la Conmebol.

Lo mismo había pasado en un juego de Copa Suramericana entre dos equipos de Brasil y Argentina en 2012. La final en el estadio Morumbí de Sao Paulo nunca se completó, pues en el intermedio, en la zona de camerinos, los jugadores del equipo Tigre de Argentina se vieron involucrados en un intercambio de golpes con la policía paulista, se negaron a salir al terreno y finalmente Sao Paulo se proclamó campeón del torneo sin jugar el segundo tiempo del partido final de vuelta.

Las escenas de las cámaras de seguridad de Belo Horizonte dejaron en evidencia a varios jugadores y miembros del cuerpo técnico de Boca. La Conmebol se tomó su tiempo para revisar escena por escena e identificar a cada uno de los que acaba de sancionar.

El tribunal de disciplina hizo oficial el viernes pasado la dura decisión contra Boca Juniors. Raúl Cascini y Marcelo Delgado, ambos del Consejo de Fútbol del club, fueron quienes se llevaron la peor parte: no podrán ingresar a ningún estadio en los que se jueguen partidos Conmebol por los próximos dos años.

Leandro Somoza, asistente de Miguel Ángel Russo recibió seis partidos de suspensión. Fernando Gayoso entrenador de arqueros, estará fuera tres partidos sin acceder a los estadios. El jugador colombiano Sebastián Villa y Cristian Pavón recibieron una suspensión de seis partidos cada uno. Marcos Rojo cinco partidos, Carlos Izquierdoz cuatro partidos, Diego González tres partidos y Javier García dos partidos. Cada uno de los sancionados deberá pagar una multa económica, que la Conmebol descontará de los pagos de derechos de televisión. En total el valor a descontar es de 235 mil dólares.

En mi opinión las sanciones se quedaron cortas. El fútbol es un deporte que siguen millones de niños y jóvenes en el mundo entero.

Debemos recordar que los futbolistas se convierten en ejemplo de lo bueno y lo malo para esos jóvenes. Una verdadera sanción ejemplar, que además envía el mensaje correcto, es haberlos sacado de competencias Conmebol de por vida. Una sanción vitalicia de verdad pone a pensar a más de uno. Y opino que la sanción económica debió ser del 100% del valor de los derechos de televisión del siguiente año, otra forma de obligar a que la gente se comporte, cuando les duele el bolsillo.

 

*Matemático. Periodista y columnista

 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí