Opiniónoctubre 03, 2022hace 2 meses

Con solo granjas solares no se logrará la transición

De nada sirve inundar nuestro territorio de paneles solares sin hacer un cambio a nuestros hábito de consumo.

Daniela MercadoDaniela Mercado, abogada en regulación eléctrica e hidrocarburos. Foto: NoticiasRCN.com

Cuando de transición energética se trata, comúnmente la discusión se centra en la necesidad de cambiar las fuentes desde donde se genera la electricidad que abastece nuestras casas, comercios e industrias. Naturalmente, el debate se ha delimitado a exponer la importancia de transitar hacia una matriz con una mayor participación de recursos renovables. Esto se debe a que en 2015 Colombia y otros 192 países adquirieron una serie de compromisos enmarcados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, entre ellos el proveer a los ciudadanos de energía generada desde fuentes de bajas emisiones y promover la construcción de ciudades sostenibles.

En ese sentido, la Agenda 2030 (como usualmente se le conoce a los Objetivos de Desarrollo Sostenible) exige a los países miembros diseñar políticas públicas que enmarquen el crecimiento económico junto a la protección del medio ambiente, incluyendo obligaciones dirigidas a sustituir las fuentes de generación de energía, pues no hay que perder de vista que, a nivel mundial, los combustibles fósiles siguen siendo predominantes en este sector, contribuyendo en gran medida a la emisión de gases de efecto invernadero. Sin embargo, cabe anotar que Colombia posee una matriz energética distinta al a resto de naciones. 

Pocos tienen presente que en nuestro país las renovables son las predominantes en el sector eléctrico, pues con casi un 70% de participación, las hidroeléctricas son las responsables de atender nuestras necesidades de consumo. Por este motivo, aprovechar la fuentes no convencionales como la solar, eólica, geotérmica o el hidrógeno, no solo nos permitiría mitigar el impacto ambiental sino que, además, al diversificar la canasta minimizaríamos la dependencia que al día de hoy tenemos con los recursos hídricos, lo que ha hecho que en el pasado, en temporadas de sequía, hayamos estado al borde de racionamientos.

Pero es aquí donde el debate se torna interesante: ¿bastaría entonces que la transición se redujera a un cambio de fuentes de generación? La respuesta es no, pero al parecer los gobiernos en su afán de cumplir con su parte en la narrativa ambientalista, están concentrando todos los esfuerzos en la construcción de granjas solares y parques eólicos sin medir que, a largo plazo, la masificación de este tipo de infraestructuras también traerá efectos negativos al entorno.

Hay que tener en cuenta que tanto los paneles como los aerogeneradores requieren grandes cantidades de minerales como el cobre, aluminio, silicio, entre otros. Para el caso de las granjas solares se necesitan de amplias extensiones de tierra para su localización. Irónico sería acabar con los ecosistemas a través de la minería y el uso de tierras fértiles por cumplir con un discurso que supuestamente pretende su protección.

Por lo dicho es que reafirmo la premisa de que a punta de granjas solares Colombia no logrará las metas de transición energética. Bajo mi consideración, la verdadera clave para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible estará en la gestión eficiente de la energía, que en palabras simples, significa propender por un uso responsable de este bien. Reducir los consumos sin que ello signifique limitar las operaciones de las industrias, privar a los hogares del uso de electrodomésticos o restringir el horario del comercio. La aplicación de prácticas de eficiencia energética son posibles al día de hoy gracias a los distintos avances tecnológicos como la medición inteligente y aplicaciones de monitoreo. Lo que se traduce en una disminución de los cobros de la factura de grandes y pequeños consumidores, generando a su vez un menor impacto ambiental.

Así, y con ocasión al anuncio dado en días recientes por el Ministerio de Minas y Energía sobre la construcción de la hoja de ruta para la transición energética, es necesario que se empiecen a concebir las medidas de gestión eficiente como el nuevo foco de dicha política. De nada sirve inundar nuestro territorio de paneles solares sin hacer un cambio a nuestros hábitos de consumo. Sustituir la fuente de generación sin mayor reparo no ayudará a la protección del medio ambiente. Tanto la industria como los hogares colombianos podemos implementar estos métodos como parte de nuestra contribución.

@danielamercadom
Abogada en regulación eléctrica e hidrocarburos.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.