Deportesnoviembre 25, 2023hace 3 meses

George Best y dos emblemáticos momentos de su vida

George Best falleció el 25 de noviembre de 2005, hace exactamente 18 años. La historia de este legendario futbolista británico.

George Best, uno de los mejores jugadores británicos de la historia. George Best, uno de los mejores jugadores británicos de la historia. / Foto: AFP

El 25 de noviembre es uno de los días más tristes para los fanáticos del fútbol: no solo se conmemora un aniversario más de la muerte de Diego Armando Maradona, también se recuerda que 15 años antes de que se fuera el astro argentino falleció George Best.

Lea también: Entender el mundo desde niños, gracias al fútbol

Apodado como ‘el quinto Beatle’, Best es considerado por muchos expertos como el mejor futbolista británico de todos los tiempos. Sus habilidades con el balón lo elevaron al nivel de leyenda en el Manchester United, equipo con el que jugó desde 1961 hasta 1974 y en el que integró un temible tridente ofensivo junto a Bobby Chartlon y Denis Law, que el mundo conoció como la ‘Santísima Trinidad’. 

Además, el futbolista originario de Irlanda del Norte ganó el Balón de Oro en 1968 después de ser la figura de ‘los Diablos Rojos’, que esa temporada se consagraron por primera vez en su historia como campeones de la Copa de Europa.

Pero su talento fue creciendo en paralelo con su gusto por la fiesta y el alcohol, factores que lo llevaron a la muerte en 2005 y a dejar la élite del fútbol con tan solo 28 años, edad en la que se apartó del Manchester United para deambular por clubes de Inglaterra, Sudáfrica, Escocia y Estados Unidos, antes de retirarse de la actividad profesional en 1984.

A lo largo de sus 23 años de carrera, George Best dejó un legado de épicos partidos y en el aniversario de su muerte vamos a recordar dos de esos juegos que tal vez no son tan conocidos.

Jugó un partido amenazado de muerte

George Best nació el 22 de mayo de 1946 en el seno de una familia protestaste en el barrio de Cregagh Estate en Belfast (Capital de Irlanda del Norte). Europa comenzaba a levantarse tras la Segunda Guerra Mundial y en la isla de Irlanda, dividida en dos países, comenzaba la tensión entre Irlanda del Norte, pro-Reino Unido -protestante y fiel a la corona británica-, y la República de Irlanda, católica e independiente de la monarquía.

Estas diferencias generaron gran fricción entre los dos pueblos que en 1968 se enlazaron en un conflicto armado conocido como “The Troubles”, un baño de sangre en la isla que dejó más de 3.500 civiles muertos a lo largo de casi 30 años.

Cada bando organizó grupos armados para hacer frente a su rival. El Ulster defendía los ideales norirlandeses y el IRA hacía lo propio en pro de la República de Irlanda.

Durante los primeros tres años de “The Troubles”, George Best no sufrió las consecuencias de este conflicto. Pero todo cambió a mediados de diciembre de 1971, Tal como el mismo futbolista contó en su autobiografía. A pesar de ser originario de una familia protestante, él no era un fanático religioso y no tomó ninguna postura sobre la situación que se vivía en su lugar de origen. Pero un falso rumor en el que se aseguró que el futbolista daba dinero al Ulster generó que su tranquilidad se acabara tras recibir una amenaza de muerte de presuntos integrantes del IRA, días previos a un partido ante Newcastle.

La noticia causó revuelo en todo el Reino Unido. La familia de George Best en Belfast tuvo custodia policial por varios meses. Y el entrenador del Manchester United, Frank O’Farrel, le sugirió a su estrella no disputar el partido ante ‘las Urracas’ del 21 de diciembre de1971. Pero el futbolista decidió jugar.

El viaje a Newcastle se hizo en un autobús escoltado por varios agentes de policía. George Best no pudo sentarse en su puesto habitual, en una de las ventanas, por seguridad. Y el día del partido, cuando los jugadores bajaron de su hotel al autobús, el pánico se apoderó de toda la delegación del equipo al comprobar que la puerta del vehículo había sido forzada, por lo que un escuadrón antibombas tuvo que inspeccionar minuciosamente el automotor antes de que se embarcaran con rumbo al estadio.

Lea también: Paolo Rossi: entre el escándalo, la tragedia de Heysel y la inmortalidad

Con toda esta tensión, el Manchester United saltó al terreno de juego del Saint James Park, que por ese entonces no era el espectacular estadio que hoy conocemos. En 1971 sus tribunas eran más bajas que los edificios aledaños, por lo que la policía tuvo que hacer un barrido en cada una de las edificaciones para descartar la presencia de francotiradores que pudieran atentar conta George Best.

El jugador aseguró en su autobiografía que el temor y la angustia que le causó este episodio terminó cuando el árbitro hizo sonar su silbato y comenzó a rodar el balón. Y como no podía ser de otra manera, George Best marcó el único gol de ese encuentro para darle la victoria al Manchester United.

“Si hubiera nacido feo, nunca habrías escuchado hablar de Pelé”

A lo largo de su vida el ‘quinto Beatle´ dejó varias frases para la posteridad, tal vez las más conocidas son: “En 1969 dejé las mujeres y el alcohol, fueron los peores 20 minutos de mi vida”, y: “Gasté gran parte de dinero en coches, mujeres y alcohol. El resto simplemente lo desperdicié”. Pero pocos futbolistas se han atrevido a compararse con Pelé, Y George Best fue uno de ellos.

En el mejor momento de su carrera, cuando Best ganó el Balón de Oro y era la gran figura del fútbol europeo, un periodista le preguntó sobre ‘O Rei’ y el siempre elocuente deportista norirlandés dijo que “si hubiera nacido feo, nunca habrías escuchado hablar de Pelé”. Una frase que puede sonar despectiva con el brasileño, pero que en realidad la pronunció para hacer una crítica a los medios de comunicación que, según él, escribían y hablaban más de su vida personal que de sus goles.

Y a pesar de que el fútbol no nos permitió ver un frente a frente entre Pelé y Best en sus mejores momentos, nos regaló un partido épico cuando ambas estrellas jugaban en Estados Unidos.

Fue el 26 de junio de 1977. El crack brasileño disputaba su último año como jugador profesional con el Cosmos de Nueva York, mientras que el ídolo norirlandés debutaba con Los Ángeles Aztecs en el fútbol estadounidense.

En el Giants Stadium de Nueva Jersey, la escuadra de la ‘Gran Manzana’ derrotó 5-2 al conjunto californiano. Pelé marcó tres de los goles de su equipo, mientras que Best hizo las dos anotaciones de su escuadra, en un partido que para muchos es el mejor de la historia del fútbol estadounidense.

Le puede interesar: El día que Pelé se retiró del fútbol profesional

por:Jairo Castillo

Jairo Castillo

google news
whatsapp channel

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.