Economíafebrero 25, 2023hace un año

Análisis: 30 años de buenos resultados en el sector eléctrico

El 7 de febrero de 1993 terminó la llamada “Hora Gaviria” por medio de la cual los hogares colombianos no tenían acceso a electricidad durante 60 minutos.

Foto: archivo PixabayFoto: archivo Pixabay

El 7 de febrero de 1993 terminó la llamada “Hora Gaviria” por medio de la cual los hogares colombianos no tenían acceso a electricidad durante 60 minutos. La medida fue implementada por el Gobierno del entonces presidente, César Gaviria, con el fin de racionar el suministro de energía, mientras el país se enfrentaba a un intenso fenómeno de El Niño que tenía en niveles bajos a los embalses de agua (principal fuente de generación de energía de Colombia).

La falta de inversión en el sector, entonces controlado en gran parte por el Estado, hizo que el país no tuviera los proyectos, ni mecanismos necesarios para garantizar la oferta de energía nacional en situaciones extremas.

Lea también: ¿Hasta qué punto el dinero nos da la felicidad? Una fórmula matemática lo revela

Para no repetir esa situación, en 1994 el Congreso les dio vida a distintas entidades como la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) y la Superintendencia de Servicios Públicos y Domiciliarios (Superservicios), a las cuales se les delegaron funciones presidenciales para establecer las normas y ejercer el control de un sector energético que iba a facilitar la entrada de compañías privadas.

Desde entonces, los apagones en Colombia son solo un recuerdo de las generaciones más longevas. Sin embargo, hay incertidumbre hoy en día en el sector energético, luego de la emisión del decreto que le regresa las funciones de la CREG y al presidente de la República por un periodo de tres meses.

De acuerdo con el presidente Gustavo Petro, la toma de las funciones de la CREG se lleva a cabo con el fin de “estabilizar” las tarifas de energía que, según el Gobierno, están más altas de lo normal.

“No se puede explicar cómo con los embalses (de agua) llenos, las tarifas de energía siguen subiendo”, ha dicho el superintendente de servicio públicos, Dagoberto Quiroga, en repetidas ocasiones, refiriéndose estrictamente a la generación de energía, pero este es solo uno de los componentes que influyen en la tarifa final que le llega al usuario.

La fórmula definida por la CREG para calcular el 100 % de las tarifas de energía está integrada por la generación (35 %), transmisión (5 %), distribución (38 %), comercialización (13 %), pérdidas (7 %) y restricciones (2 %). El argumento del Gobierno para tomar las funciones de la CREG ha estado siempre relacionado con el componente de generación, pero no ha evaluado la incidencia de los otros factores de la cadena.

Le puede interesar: Los 5 negocios más rentables para emprender con poco dinero en 2023

La preocupación de distintos gremios del sector como ANDEG, ANDESCO y ACOLGEN es que fijar unas tarifas de energía de forma arbitraria por parte del Gobierno desconoce la fórmula interpuesta por la CREG y no tiene en cuenta los distintos factores y costos que influyen en la determinación de la tarifa final.

“Es muy importante recordar que no se deberían tomar decisiones que puedan poner en riesgo la prestación de los servicios y la sostenibilidad financiera de las empresas, porque en tal caso serían los usuarios los más afectados”, dijo ANDESCO en un comunicado.

Ahora bien, dentro del componente de generación, no toda la energía proviene de fuentes hídricas. De acuerdo con cifras de XM, durante enero de 2023 cerca del 84 % de la energía que consumimos se generó a través del agua, mientras que el otro 16 % usó fuentes diferentes como el gas, el carbón o las energías renovables no convencionales (solar, eólica, biomasa). En estas épocas de lluvias, las empresas que administran los embalses suelen prepararse para épocas más secas, por lo que guardan agua para así garantizar que se pueda seguir prestando el servicio de energía, en caso tal de que se presente un fenómeno de El Niño y que no suceda lo de 1993.

“Este sistema ha funcionado por 30 años; tenemos hidroeléctricas que son eficientes y limpias y generan entre 70 % y 80 % del tiempo, y plantas de respaldo térmicas que funcionan entre 20 % y 30 %. Este equilibrio asegura que tengamos energía 24 horas, así llueva o haga sol”, dijo Natalia Gutiérrez, presidenta de Acolgen.

Precisamente, la generación de energía a través de las térmicas, que se prenden en épocas secas, es más costosa pues usa materias primas como el gas y el carbón, cuyos precios oscilan en los mercados internacionales.

Si bien el presidente Petro ya asumió las funciones de la CREG, aún no ha tomado la primera decisión con estos poderes. Lo que el mercado espera es que no se afecte a un sector que lleva 30 años dando garantías y apartando a la población colombiana de un apagón.

Además: Venezolanos en Colombia: estos son los nuevos requisitos para abrir una cuenta bancaria

por:Autor Noticias RCN

Noticiasrcn.com - Juan David Galindo

google news
whatsapp channel

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.