Economíaoctubre 29, 2021hace 10 meses

El cambio climático pone nuevas reglas para la agricultura a nivel global

Jardines flotantes, huertos en diferentes espacios y nuevas formas de movilidad que se han adaptado a las condiciones del clima actual.

Cambio climático y su impacto en la agriculturaAFP /

El aumento del nivel del mar y las inundaciones ya amenazan decenas de millones de vidas en Bangladés. Pero otro problema amenaza a toda la nación: las tierras anegadas y la alta salinidad que provocan están matando las cosechas.

Lea: Precio del trigo llegó a su nivel más alto en casi ocho años en EE.UU.

Este país del sur de Asia de 164 millones de personas es el séptimo más afectado por la meteorología extrema en las últimas dos décadas, según el Índice de Riesgo Climático Global.

Sus granjeros tratan de sobrevivir desesperadamente ante las fuertes lluvias que anegan durante meses sus tierras de cultivo o ante el crecimiento del mar que saliniza el agua de riego y el suelo.

"Hace 25 años, podíamos tener cultivos todo el año (...) pero entonces el agua empezó a quedarse aquí siete meses. No tenemos ni idea de cómo sobrevivir", dijo a AFP Altaf Mahmud.

"La mayoría de los agricultores aquí son pobres y la tierra es escasa. Si no podemos plantar nada durante siete meses, moriremos de hambre", añadió su vecino Mohammad Mostofa.

Por este motivo, ellos y otros agricultores de Mugarjhor, a 200 kilómetros al sur de la capital Daca, recuperaron una técnica centenaria para crear semilleros que se mantienen a flote.

Juntando capas de jacinto de agua y bambú y atándolas muy fuerte, componen una especie de balsa de dos a cuatro pies de profundidad donde plantan sus semillas, a menudo usando trocitos de madera y fibra de coco como fertilizantes.

En ese ligero huerto flotante, que sube y baja al ritmo de la corriente, pueden plantar melones amargos, espinacas o quingombos.

En algunas aldeas, las mujeres pasan meses preparando estos semilleros antes de que los barqueros se las llevan hasta los campos inundados por el agua.

Vea, además: Pronóstico récord para la producción de granos en Brasil, con impulso de la soja 

- Una gota en el océano -

Los ciclones cada vez más frecuenteS, el incremento del nivel del mar, las inundaciones, la erosión, la sequía o las lluvias irregulares ya han desplazado a millones de habitantes de las zonas rurales de Bangladés, a las ciudades o al extranjero.

Pero los que se quedan, están obligados a adaptarse para sobrevivir.

En algunas zonas, los agricultores renunciaron a cosechar y ahora crían gambas o cangrejos en las aguas saladas, o también patos que se venden a buen precio en los restaurantes de Daca.

Otra de estas estrategias la impulsó el Instituto de Investigación del Arroz de Bangladés, que ha creado nuevas variedades de este cereal resistentes a la sal.

"El arroz normal no crece en aguas saladas. La salinidad chupa la energía de los tallos de arroz", explicó el científico Alamgir Hossain.

La cepa creada por ellos resiste hasta el triple de salinidad que el arroz normal. Esto ofrece "nuevas esperanzas" a los granjeros de las regiones costeras, donde el agua del mar se traga progresivamente la tierra, dijo.

Saiful Islam, experto del clima en la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Bangladés, opina que estas iniciativas son una gota en el océano.

"Tenemos que gastar millones para levantar y fortalecer diques en nuestra larga línea de costa. Necesitamos crear manglares en el cinturón del litoral para que actúen como barreras naturales ante los ciclones y el aumento del nivel del mar", aseveró.

"Necesitamos construir nuevas carreteras, preservar el agua de lluvia y crear estilos de vida alternativos para millones de personas. Solamente inventar cultivos no servirá. Bangladés solo no puede hacerlo", insistió a AFP.

El experto instó a las naciones occidentales, "responsables de emitir la mayoría de gases de efecto invernadero", a colaborar y denunció que Bangladés no recibió "apenas nada" de los 100.000 millones de dólares propuestos para ayudar a países en desarrollo a adaptarse y mitigar el cambio climático.

Lea también: Los precios del maíz y la soja cerraron con un ligero repunte este jueves en Chicago, EE.UU.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.