Salario mínimo, la causa del desempleo | Por: Michael Sandoval

El salario mínimo es una de las principales causas de desempleo que afecta a los más vulnerables y solo beneficia al trabajador que ya está trabajando

21 Nov 2020 5:00Por: Noticias.canalrcn.com

Por: Michael Sandoval*

@Libertariosed en Twitter

Si a tu hijo le quisieras explicar cómo debería pagarle a un trabajador, el primer concepto que debería tener claro es que el trabajo es una mercancía como cualquier otra y su precio está determinado por tres variables.

  • La productividad del trabajador: un albañil experimentado terminará un muro en 4 horas, mientras que dos chicos que no tienen tanta experiencia lo terminarían en dos días. Es decir, que el aumento de la productividad de un trabajador se logra a partir de los aprendizajes que adquiera y de la experiencia que tenga, un trabajador más productivo tendría mejor salario y más capacidad de negociación con su jefe.
  • Las relaciones de oferta y de manda: si hay muchos profesionales estudiando derecho y las empresas no están necesitando tantos abogados, el precio de los salarios de los abogados va a disminuir
  • La productividad de un país: si en un país es más caro traer un container de mercancía de Buenaventura a Medellín que de Shanghái a Medellín, eso quiere decir que como país tenemos demasiados impuestos, pésima infraestructura, inseguridad jurídica para hacer negocios, falta de inversión extranjera y muchas regulaciones que asesinan la función empresarial. Por eso una persona en Colombia podría hacer una labor y ganar menos que alguien que realiza la misma labor en Estados Unidos.

El problema de los salarios en este país es que las condiciones que aumentan la productividad no están dadas y esas condiciones no se van a mejorar declarando un salario mínimo de un millón doscientos al mes.

Negar estas variables a partir una fijación arbitraria por parte del gobierno y los gremios nos afecta a todos, pero sobre todo a los más pobres. Eso es un salario mínimo.

El salario mínimo es una de las principales causas de desempleo que afecta a los más vulnerables y solo beneficia al trabajador que ya está trabajando y no a los jóvenes recién egresados que no tienen experiencia, y mucho menos a las personas sin estudios.

Esa supuesta protección de derechos lo único que hace es condenarlos al desempleo y a la informalidad, dado que el primer problema de los recién egresados es que se den a conocer ¿y cómo lo van a lograr, poniéndose salarios muy caros? No. Deben darse baratos para tener experiencia y una vez dentro de la empresa se dan a conocer, porque así es como adquieren contactos, relaciones, experiencia y se valoriza su precio. Es muy parecido a un nuevo producto que sale al mercado.

Si existen salarios, impuestos por el Estado o por los gremios, muy altos como los que proponen los sindicatos colombianos, los más sacrificados serán las personas que no se han podido capacitar porque un empresario preferirá contratar a un profesional que a una persona que no ha estudiado, condenando a la informalidad y al desempleo a los menos favorecidos. De acuerdo con lo anterior, si quisiéramos que nuestros trabajadores tengan mejores salarios, solo quedan tres opciones:

  • Mejorar sus capacidades para que sean más atractivos para las empresas y se conviertan en un recurso escaso. Por ejemplo, un maestro de matemáticas con nivel C1 en inglés en Bogotá puede ganar 7 millones de pesos, mientras que un maestro recién egresado de matemáticas podría ganarse el mínimo en un colegio de bajo costo.
  • Las personas deben identificar cuáles son las carreras que más dinero ganan para así tomar una ruta profesional que necesiten las empresas, y en esa medida poder acceder a mejores salarios. Por ejemplo, si tu hijo estudiara geología estarías eligiendo una de las carreras mejor pagadas en Colombia en el 2020 y con mayor proyección hacia el futuro. No solo por la alta demanda laboral con respecto a estos profesionales dedicados a investigar los materiales que se pueden extraer de la tierra para su posterior aprovechamiento, sino también por los altos sueldos que se pueden percibir una vez graduados de esta profesión.
  • El país necesita volverse más productivo y para esto es fundamental disminuir impuestos y dar seguridad jurídica. Por ejemplo, prohibiendo reformas tributarias en los próximos 30 años y convirtiendo a Colombia en un país atractivo para invertir.

Es fundamental que las conversaciones entre padres e hijos sobre cómo funciona el mundo de los negocios se den desde la ciencia económica y no desde las fantasías ideológicas. Las recetas mágicas de decretar salarios son una apuesta infantil pero muy popular en Colombia, así que desde edades tempranas deben ser erradicadas.

 

*Pedagogo en emprendimiento infantil y juvenil

 

NoticiasRCN.com

Te puede interesar