Colombiaenero 23, 2023hace 9 días

Así ofrecían los servicios de trata en los que está involucrada una patrullera en Cartagena

La policía operaba en sociedad con una mujer de nacionalidad venezolana que usaba como fachada un centro de masajes.

Noticias RCN conoció en exclusiva los detalles de un estremecedor caso de explotación sexual que estaría liderado por una patrullera de la Policía Nacional y una mujer de nacionalidad venezolana que usaban como fachada un centro de masajes a domicilio.

La exfuncionaria, identificada como Daniela Echeverry y la mujer venezolana, como Berta Ramírez, serían las líderes de una red de trata de personas que manejaban un catálogo de clientes de acuerdo con la preferencia de sus clientes. Estas mujeres serían las encargadas de reclutar y perfilar a las jóvenes que intercambiarían por dinero.

La fiscal a cargo de este caso reveló escabrosos detalles de cómo operaba esta organización criminal dedicada a la explotación sexual en la ciudad de Cartagena:

“Daniela comenzaba a identificar de acuerdo con los perfiles que buscaban los clientes con algunas mujeres tanto de su círculo social como otras personas de distintas ciudades; incluso compañeras a quienes les decía la rentabilidad que tenía la prestación de este servicio”.

De acuerdo con lo expuesto por la fiscal, el dinero que obtenían de los servicios que ofrecían a través de otras jóvenes a sus clientes “una parte iba para Berta, otra parte para ella y otra parte para la persona que ella ofrecía”.

La patrullera y su conexión con red de explotación sexual

En el relato del ente acusador, la investigación arrojó que Daniela Echeverry inició su participación en esta organización de trata de personas “prestando sus servicios sexuales a favor de la señora Berta”.

Mi amiga es oficial de Policía, está trabajando, ella es una de las que tiene ojos verdes, ella no puede. Escríbele a ver que te dice”, le indicó Berta a un hombre que habría mostrado particular atención por una de las jóvenes del catálogo, Daniela.

Poco después, Daniela habría mostrado sus habilidades para captar jóvenes que podrían hacer parte de la organización, convirtiéndose en una aliada de Berta.

Según el ente acusador existen pruebas técnicas, testimoniales, incluso la participación de agentes encubiertos de los Estados Unidos que se infiltraron en el supuesto negocio de Berta con las jóvenes y el uso de menores de edad para lograr sus fines.

¿Cómo ofrecían los servicios sexuales a sus clientes?

A través de la fachada del supuesto negocio de masajes, Berta captaba a gran parte de sus clientes. Un agente encubierto de Estados Unidos fue pieza clave para descubrir lo que estaba ocurriendo. La venezolana de 44 años al reconocer que se trataba de un turista y que seguramente estaba ávido de sexo pago, le envió a su teléfono un catálogo de mujeres disponibles para prestar este tipo de servicios.

Le enviaré fotos para que vea a la mujer que quiere. Las primeras son mayores y las otras son menores de 20 años. Otras tienen 20; ellas son muy buenas. Muéstrales a tus amigos a ver qué dicen.

Con esta información, gracias a los agentes encubiertos y a las líneas interceptadas las autoridades lograron llegar a un evento concreto en donde se recuperaron a tres mujeres, entre ellas estaba a la hija de Bertha con el dinero que les había sido entregado para la prestación del servicio".

Esa noche, la misma Berta llevó a tres jóvenes hasta un edificio en un lujoso sector; hay videos de su llegada al lugar y de su encuentro con los supuestos amigos del encubierto.

Berta las acompañó, las esperó, le ofreció menores de edad y mientras ellas estaban con los supuestos clientes, le recibió al agente encubierto 600 dólares por los servicios, que son registrados en cámaras espía que recolectan pruebas. 

Según el expediente, en el apartamento una de las mujeres descubrió que pagaron por ella 200 dólares y que Berta solo le había ofrecido 100, es decir, se quedó con la mitad del dinero cobrado, lo que generó molestias en las jóvenes, que terminaron por pedir propinas personales a los extranjeros.

El encuentro del cliente y ‘Daniela Policía’

Las pruebas también indican que en ese mismo apartamento donde fueron rescatadas las tres mujeres, Berta coordinó para un día posterior el encuentro de la mujer a la que llama ‘Daniela Policía’.

Casi una semana después, en un sector dentro del Centro Histórico se dio la cita. Supuestamente ese día Daniela llevó a una amiga con ella, también policía, a quien presuntamente convenció de tener relaciones sexuales a cambio de dinero.

En el informe en poder de las autoridades se lee: “así que Daniela le dice a su amiga que la acompañara al baño, ellas van y se demoran unos minutos y luego regresan a la mesa y Daniela me dice que sí, que ella estaba dispuesta a tener relaciones sexuales y que cobra $250 dólares también”, dice el texto.

Al día siguiente Daniela, la policía, y su amiga, llegaron hasta el apartamento y fueron recibidas por los extranjeros. Hay videos que comprueban su estancia en el lugar y un encuentro íntimo con el agente. Dos cosas llaman la atención de la Fiscalía: el pago de 500 dólares que al parecer Daniela cobró y recibió por los masajes de ella y su amiga, y otras fotos que confirmarían la exhibición de su arma de dotación.

Para la Fiscalía el delito de Daniela es la supuesta inducción a la prostitución de otras mujeres.

Pese a las pruebas, los dineros que confirmarían el pago, la versión de los agentes encubiertos y un testigo en su contra, Daniela le aseguró a su familia y a un allegado que todo es una trampa y que ella se encontraba en una misión. 

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.